mayo 30, 2024

5 derechos del cliente que no siempre se respeta y cómo hacerlos valer

Frutas y hortalizas de todo tipo y color. En las verdulerías suele haber de todo para elegir. Lo que muchas veces falta es algo tan basico como tarjetas de precioque aparecen solos en parte de los productos o directamente no existe.

El comprador, entonces, será ve obligado a preguntar cuanto cuesta cada cosa. Y tendrá buenos motivos para sospechar que en realidad no manejan precios únicos, sino que el vendedor va a cambiar los valores según quién los consulte. O como suele picar, «segun la cara» de cada cliente.

En realidad, hay normas que prohiben hacer eso. Tambien totalmente ilegal son los poco pesos transparentes si cansado ofertas engañosasentre otras trampas que hacen gastar de más.

Y sin embargo, en un sector con alta informalidad como este, siguen ocurriendo. fr 2022en la ciudad de Buenos Aires, la 20% de las actas de infracción que labraron los Inspectores de Defensa al Consumidor por prácticas comerciales de ventas fueron tiene verdulerias. Y en lo que va del 2023 su proporción crecimiento al 31%según datos de las organizaciones a los que accedieron Clarín.

¿Cuales son los objetos esenciales de los vecinos cuándo van a la verdulería y cómo deben cumplirse? A continuación, una guía con las cinco reglas llave para recordar y reclamar.

Inspectores de Defensa al Consumidor en verdulerías.  Foto: GCBA.


Inspectores de Defensa al Consumidor en verdulerías. Foto: GCBA.

1. Todos los precios, siempre a la vista

En la ciudad, el ley local 4.827 obliga a todos los comercios a exponer arriba precios «en forma clara, visible, horizontal y legible», ya sea sobre cada producto o mediante listados.

«En ningún caso se impedirá el acceso de los consumidores a los precios exhibidoprevio a la decisión de compra», ordena la norma, sin dejar lugar a dudas.

2. Todos los precios, por kilo o unidad

Además, para el caso puntual de negocios como verdulerías y carnicerías, la misma ley exige que haya cartelería”destruido y visible«en la que conste»los precios por unidad de venta«de cada tipo de producto.

Eso implica en general que figura el valor por kiloy no sólo una fórmula vistasa como «muy kilos por 600$» que omita aclarar cuánto le cobran al que lleva sólo un kilo. Por otra parte, si hoy un kilo de cerezas está a $ 2,000, debe informarse eso en vez de indicar sólo que 500 gramos valen $ 1,000 o que el cuarto kilo está a $500, como suelen hacer para que el premio minero parece.

«Más allá de que los comerciantes de verdulerías exhiban precios de ofertastambién tiene que figurar el precio por unidad de medida, puesto que el consumidor tiene el derecho de conocerlo«, confirma Jorge Surínresponsable de las Inspecciones de Defensa al Consumidor de la Ciudad.

«La medida debe ser el kilo, por ejemplo, cuando ofrecen mandarinas. Oh, bueno, el unidaden el caso de un paquete acelga”, gráfica.

Además de destacar ofertas, los comerciales deben siempre aclarar los precios por kilo.  Foto: Luciano Thieberger.


Además de destacar ofertas, los comerciales deben siempre aclarar los precios por kilo. Foto: Luciano Thieberger.

3. Equilibrio, electrónica y precisión

Otra situación que da lugar a abusos es el uso de herramientas de pesaje precarias, a veces llamas, sin la precisión adecuada ni certificación alguna. Lo que se corona cuando solo el verdulero tiene a la vista lo que marca el equilibrio.

Muy lejos de esto, lo que indican la ley 4.827 y el Código de Habilitaciones de la Ciudad es que para quienes venden productos al peso es «obligatorio el uso de escalas electronicas» con «sello de verificación». Aparatos que deben estar, además, «en perfecto estado de conservacion«.

4. Por cada producto, un ticket detallado

A su vez, las mismas normas ordenan que las balanzas siempre»billetes de papel emitidos Vaya adhesivos«, en los que deben figurar al menos el nombre del producto, el precio por kiloEL peso registrado y el precio final a pagar, más la fecha y el horario de emisión.

“Es muy importante que las verdulerías cumplir con la emisión de este ticket, más allá del ticket fiscal”, resaltan desde la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal porteña, que tiene bajo su órbita el ente de Defensa al Consumidor.

Ante una infracción, los vecinos pueden hacer la denuncia y Defensa al Consumidor acude a inspeccionar.  Foto: GCBA.


Ante una infracción, los vecinos pueden hacer la denuncia y Defensa al Consumidor acude a inspeccionar. Foto: GCBA.

5. Aceptar tarjeta, obligatorio y sin recargar

Por último, aunque muchas verdulerías aviso que sólo aceptan Páginas actualeslo cierto es que el consumidor tiene derecho a usar medios de pago electrónicos.

De la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) recuerdan qué vas a OBLIGATORIO para comerciantes aceptar tarjetas de debitotarjetas prepagas no bancarias u otros medios equivalentes.

Asimismo, en Defensa al Consumidor aclaran que el local debe cobrar un mismo precio sin importar que el cliente abone en efectivo, con debito o con credito en una cuota. El uso de plásticos no implicar puede recargar.

¿Cómo reclamar si los derechos no se cumplen?

Los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires pueden denunciar los incumplimientos desde la aplicación para celulares AB 147 oh desde la Web de Defensa al Consumidor.

Tras el informe del vecino, según prometen, los Inspectores del área de Lealtad Comercial irán al local en menos de 72 horas A verificar la violaciónlabrar an acta e intimar a las personas encargadas de ponerse en liquidación, lo que se confirmará en una visita posterior.

Por otra parte, si un local ya hizo cobros indebidos y se niega a devolver la plata, o reclama una indemnización, se puede hacer una denuncia ante las organizaciones para ir a una mediación.

Finalmente, si el problema es que no aceptan pagos con tarjeta o que les imponen recargos, eso se puede denunciar también ante AFIP del sitio web afip.gob.ar/denuncias.

ODM

Mira también