noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Alain Dehaze (Adecco): «Sólo uno de cada diez directivos dirigió su equipo durante la pandemia» | Economía

Alain Dehaze (Adecco): "Sólo uno de cada diez directivos dirigió su equipo durante la pandemia" |  Economía
Alain Dehaze, consejero delegado del Grupo Adecco.
Alain Dehaze, consejero delegado del Grupo Adecco.

Alain Dehaze (Tournai, Bélgica, 1963), director general del Grupo Adecco, visitó recientemente España para reunirse con el gobierno. Llevó bajo el brazo una lista de propuestas de cara a la reforma laboral que afronta el equipo de Pedro Sánchez, «porque este es un momento muy importante para España, que tiene una tasa de paro altísima». El responsable de la firma de RRHH con sede en Suiza ha pedido al Ejecutivo que allane el camino para que las empresas de trabajo temporal realicen contratos indefinidos de forma directa, una antigua petición que ya ha sido atendida en países como Francia, Italia, Holanda, Suecia o Alemania. En ese caso, Adecco se compromete a firmar 15.000 contratos indefinidos, lo que sus competidores también podrían hacer, dice.

Porque, según Dehaze, «no tiene sentido» que 20 millones de personas no tengan contratos indefinidos y que una cuarta parte de los contratos a plazo fijo duren menos de una semana y un 15% menos de un mes. “Mi primer mensaje al gobierno no es ofrecer flexibilidad a la seguridad, sino combinar ambas. Necesitamos ambos porque las empresas necesitan flexibilidad para ser competitivas y resilientes, algo que también quieren las nuevas generaciones. Pero, al mismo tiempo, debemos garantizar la seguridad, que los empleados estén cubiertos en caso de enfermedad, desempleo… porque si no, lo que estamos haciendo es crear una bomba social a largo plazo ”, asegura.

El técnico belga explica que hace ocho años era responsable de la ejecución del contrato indefinido a tiempo completo en Adecco Francia, y en los primeros ocho meses de este año se firmaron más de 9.000 contratos de este tipo. “En definitiva, los contratos indefinidos ofrecen flexibilidad y seguridad. Damos la posibilidad de formar y reciclar a todos los trabajadores si no están empleados. Esta es la clave de España. Creemos que debe ser parte de la reforma laboral ”.

Otro punto que ha discutido con el gobierno, argumenta, es la necesidad de reestructurar el sistema de aprendizaje para que los trabajadores no pierdan el 40% de sus habilidades cada tres años y se vuelvan obsoletos después de los diez. La formación y la educación deben centrarse en las empresas «porque en muchos casos son silos que no comunican y esto no favorece el empleo». Para ello debe haber armonía entre los ministerios de Trabajo, Economía y Educación.

“Es importante que la formación se considere una inversión, no un coste. Ya hay muchos países que ofrecen cuentas de formación a sus empleados, como Francia, Singapur y Brasil. Necesitamos incentivos fiscales, bonificaciones, porque las empresas invierten en profesionales que forman parte de la plantilla en lugar de contratar nuevos profesionales ”, asegura.

Según Dehaze, el Gobierno mostró gran interés por las propuestas, especialmente en la experiencia formativa en Francia, donde Adecco analizó 5.000 ofertas de trabajo y verificó que 17 perfiles suelen quedar vacantes y, para solucionarlo, elaboró ​​un mapa formativo a seguir ”. lo que sería muy interesante si se pudiera hacer en España ”.

En cuanto al aumento del salario mínimo, el consejero delegado de Adecco cree que «ha sido moderado», aunque, en su opinión, lo fundamental para que un país sea competitivo es que los salarios de entrada en las empresas sean lo más tentadores posible de estimular. contratación. Dehaze sostiene que incentivan a las empresas a contratar a jóvenes. “Hay países como Francia y Bélgica que ya aplican políticas en este sentido. Allí, todos los contratos firmados a parados menores de 25 años tienen una bonificación de 3.000 euros. Y en Dinamarca, en lugar de subsidios, trabajan con exenciones fiscales. España debería hacer algo así porque la tasa de paro juvenil es muy alta ”.

Covid ha puesto patas arriba el mercado laboral mundial, donde el trabajo híbrido «es la nueva realidad» y hay una creciente escasez de mano de obra. En su opinión, es hora de que los Estados empiecen a «reducir las ayudas, pero de forma equilibrada e inteligente». Porque hay una gran escasez de talento en la mayoría de países: en Estados Unidos, Reino Unido y el resto de Europa. «Hay escasez de mano de obra y la principal razón que vemos en Estados Unidos es que la gente prefiere quedarse en casa para ir a trabajar porque la ayuda del gobierno es más alta que el salario que recibirían por trabajar». Además, muchos empleados han abandonado algunas industrias en busca de una mejor calidad de vida o mejores salarios; En Reino Unido y Francia, el 20% de las personas que trabajan en el sector de la hostelería han cambiado de sector, «por lo que no hay profesionales y están cerrando negocios». Y en los Estados Unidos, muchos de los que dejaron las grandes ciudades en busca de una mejor calidad de vida durante el encierro ahora no quieren regresar. “Actualmente, el 45% de los puestos vacantes disponibles a tiempo completo ofrecen la opción de trabajar de forma remota. Este es un gran cambio ”, dice Dehaze.

«El teletrabajo ha aumentado la productividad durante la pandemia, aunque esto es muy positivo, también es cierto que el quemado [síndrome del trabajador quemado] y tenemos estudios que muestran que el 30% de los trabajadores han sufrido problemas mentales relacionados con el covid. No solo para trabajar solo, sin compañeros, sino para hacerlo en lugares pequeños, con ruido, con niños … Solo uno de cada diez gerente [mandos medios y directivos] supo gestionarlo y motivar a sus equipos cuando no estaban delante ”.

“En los últimos meses ha existido el peligro de renuncias entre los empleados. Para que el teletrabajo y el equilibrio entre la vida personal y laboral no choquen, es necesario hacer varias cosas: cambiar el sistema para hacerlo financieramente atractivo, también ajustar los salarios y renovar las condiciones de trabajo para que se revisen las horas de trabajo para garantizar que se mantenga la calidad de vida «, dice el ejecutivo.

El Grupo Adecco se recupera del golpe que sufrió durante la pandemia. Cuando la economía se detuvo, su negocio cayó un 35% en solo seis semanas [en la crisis de 2008-2009 bajó un 38% en siete meses, compara Dehaze]. La restauración llega con la misma rapidez, según el ejecutivo, «porque todos los países, Reino Unido, España o Italia, pero también Estados Unidos, han aplicado las medidas introducidas en la crisis de 2008 por naciones como Alemania o Suiza». En el segundo trimestre, la facturación de la multinacional es un 5% menor que en el mismo periodo de 2019. «Esperamos que los valores se igualen a finales de año o principios del próximo», pronostica el consejero delegado, que apunta que en Italia, Europa del Este y, «obviamente, España», las cifras son similares a las anteriores a la pandemia. «Eso es una buena noticia», zanja.