septiembre 29, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Alberto Fernández advierte a los acreedores: los argentinos son la prioridad

Alberto Fernández advierte a los acreedores: los argentinos son la prioridad

El presidente de Argentina Alberto Fernández.
EFE

El presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este viernes una serie de medidas para mejorar el poder adquisitivo de los más pobres del país austral, en un acto en el que pidió el aporte de los empresarios ante la inflación alimentaria y advirtió a los acreedores qué privilegio de los argentinos.

Fernández destacó que tiene «que ver con cómo financiar este esfuerzo que está haciendo el Estado».

Indicó que en parte obtuvo recursos a través del impuesto a las grandes fortunas, que fue pagado por el 80% de los afectados: «Agradezco a cada uno de los que pagaron» porque «fueron solidarios», pero dijo que los argentinos deben «arrepentirse». el egoísmo «de los demás.

Mientras tanto, Fernández envió el mensaje a los acreedores de que «los argentinos son lo primero», en medio de las negociaciones entre el país sureño y el Fondo Monetario Internacional por la deuda de aproximadamente 45.000 millones de dólares (36.996 millones de euros) y la solicitud de los senadores oficiales para aplicar la especial. derechos de giro otorgados por el organismo multilateral para pagar los gastos por la pandemia y no las fechas de vencimiento.

«Ningún acreedor tendrá prioridad sobre los intereses de los argentinos», dijo Fernández.

Reconoció el «enorme trabajo» en ordenar la deuda del ministro de Economía, Martín Guzmán, presente, quien logró reestructurar la deuda con los acreedores privados del país, pero con quien la coalición gobernante mantiene una disputa interna sobre cómo renegociar la deuda. con el FMI.

«Esperamos terminar el trabajo pendiente para solucionar la deuda que heredamos», dijo Fernández.

«Los acreedores tendrán que esperar a que los argentinos recuperen la dignidad de vivir en una sociedad que los contiene», agregó.

Guzmán también mantiene una disputa interna por la falta de alzas de tarifas de los servicios públicos que conducen a un mayor pago de los subsidios públicos: «Hoy tenemos un sistema de subsidios energéticos que favorece a los ricos», defendió, y preguntó a un autócrata sobre la importación.

Contenido del Artículo

Más dinero para comida

El anuncio de Fernández fue que la Carta Alimentar se entregaría a las madres con hijos hasta los 14 años, ya que hasta ahora era un aporte en efectivo para la compra de alimentos para familias con hijos hasta los seis años.

La Tarjeta Alimentar -cuyos montos van desde los 6.000 pesos (63 dólares / 51 euros) a los 12.000 pesos (127 dólares / 104 euros) – llega así a 3,7 millones de niños y casi 2,5 millones de familias, muchas de las cuales también reciben otros programas sociales.

Según él, este programa le costará al estado unos 250 millones de pesos, el 0,7% del PIB.

El anuncio se realizó al término de la quinta reunión del Consejo Federal Argentino contra el Hambre, donde el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, recordó que el 57% de los niños menores de 14 años son pobres en el país austral, mientras que 10 millones de personas reciben alimentos. persisten problemas asistenciales y de calidad nutricional.

Arroyo también destacó «el precio de los alimentos como uno de los puntos más dolorosos hoy en día particularmente en los barrios», ya que la inflación en este rubro alcanzó el 44,8% anual en marzo.

Inflación

Fernández pidió la solidaridad y el aporte de los empresarios ante la subida de los precios de los alimentos en un contexto de pobreza del 42%.

«Tratamos de paliar las dificultades de quienes reciben estos ingresos para alimentar a sus hijos pero se enfrentan a un aumento del precio de los alimentos imposible de explicar», exclamó.

Destacó que «cada vez que crece la economía comienza la disputa por ver quién se lleva la mayor parte» de este crecimiento y criticó el hecho de que el alza de los precios internacionales de los alimentos se esté traspasando al mercado interno.

«La oferta del sector tiene que encontrar un límite en algún momento», dijo.

«Nuestra vocación al progresismo es absoluta», dijo Fernández, y «salir de la Argentina con gran concentración» hacia la que «mejor distribuye sus recursos e ingresos».