abril 16, 2024

Alexia Putellas cortó el círculo en la goleada de España ante Panamá | deportados

Alexia Putellas recibió en la zona de tres cuartos, giró y conectó con Irene Guerrero al tiempo que lanzaba el démarque vertical. La andaluza escuchó el movimiento y puso un pase picadito y con música —bien podría ser la de carmina burana de Carl Orff—por encima de la defensa. Alexia bajó el esférico con la izquierda y con el empeine de la derecha, su pierna mala, autografió una vaselina que acabó en gol. Hizo el avión la jugadora española para recibir el abrazo sentido de sus compañeras, también un coscorrón en la nariz después de que una compañera chocara con otra y esta con la cara de Alexia. Pero eso no dolía. Eso era agua santa porque al fin cerró el círculo el día de su regreso con España, la noche en la que barrieron a Panamá sin remisión con un sonoro 7-0.

Emanaba Alexia emoción mientras sonaba el himno, mirada al frente, mandíbula apretada y algún ligero resoplido, concentración máxima. No era para menos, pues salía de titular por primera vez en una temporada dura y asfixiante, ya que, profesional como pocas, no sabía cómo rellenar las horas Durante su lesión. Lo suyo siempre había sido el fútbol, ​​entrenamientos y competición. Pero en Avilés, con el 11 a la espalda, su querido número porque le recuerda a su ídolo Rivaldo, volvió a su hábitat.

ESPAÑA, 7 – PANAMÁ 0

España: misa; Batlle, Codina (Gálvez, m. 62), Jana, Carmona; Putellas (Fiamma, m. 62), Guerrero (Oroz, m. 46), María Pérez; Cardona (Del Castillo, m. 62), Esther González (Redondo, m. 46) y Eva Navarro.

Panamá: Muralla exterior; Castillo, Espinosa (Salazar, m. 46), Pinzón, Baltrip, Jaén; Montenegro (Quintero, m. 77), Schiandra González; Mills (Cedeño, m. 62), Riley (Hernández, m. 89) y Cox (Tanner, m. 62).

Goles: 1-0. M. 7. Esther González. 2-0. M. 22. Putelles. 3-0. M. 29. Espinosa (pp). 4-0. M. 36. Guerrero, penalti. 5-0. M. 42. Esther González. 6-0. M. 43. Eva Navarro. 7-0. M. 67. Del Castillo.

Árbitro: Eleni Antoniou (Grecia).

Román Sánchez Puerta (Avilés). 3.611 espectadores. Guarde un minuto de silencio por la caída del padre de Irene Paredes.

Su desdicha sucedió el 5 de julio del curso anterior, cuando al intendar regatear a una compañera escuchó un grieta desalentador, un crujido de la rodilla izquierda que la dejaba tiene el virus los ligamentos cruzados. Quedaban tres días para que comenzara la Eurocopa y muchos más para que ella viera la luz, quizás ese 3 de febrero cuando tocó la bola por primera vez y se puso a llorar. Horas de gimnasio, de sudor, de dignificar el oficio con esfuerzo y tesón, de una búsqueda para reencontrarse como la mjor del mundo, ya que suyos han sido los dos últimos Balones de Oro. “Miedo no, él sentido. Pero sí se ha pasado por la cabeza no volver a ser yo mismo en el campo”, resolvía Putellas, que nunca ha sido muy dicharachera, pero que cada palabra que suelta tiene sentido. Y en Avilés dijo que para ella el fútbol es como ir en bici, toda vez que tras un par de pases evidenció que no se le había olvidado, sino todo lo contrario.

Puede que no tuviera el ritmo necesario todavía —apenas ha jugado unos minutos con el Barça en los últimos duelos del año, ninguno de titular—, pero sí el fútbol y el partido en la cabeza. Y pronto explicó que hay Alexia para todas, pues cualquier jugada de ataque pasó por sus botas, frontera obligada para elaborar un fútbol de salón. Ubicada entre líneas, capaz de perfilarse antes de recibir, hábilmente para encontrar los huecos con el pase o con los arrastres, evidencia que su influencia en el tapete es inigualable. Como ese pase a la carrera de Carmona que termino en un centro que por poco no se festeja en gol. O como esa asistencia al desmarque de Esther González, que remató un poco alto. Incluido tuvo su oportunidad después de una falta lateral de Irene Guerrero, sola en el segundo palo y desatinada al tratar de colocar el balón en el poste largo con un golpeo de interior que Bailey despejó un tiempo.

Pero luego se quitó con la vaselina, segundo gol de una España que hizo un monólogo ante Panamá, selección que también estará en el Mundial y que no le llegó ni a la suela del zapato, señal de que La Roja está entre las grandes, acaso con Inglaterra, Alemania, Francia, Brasil y Estados Unidos… La alegría, entonces, la descorchó Esther González tras rematar con la cabeza un saque de esquina lanzado por Guerrero. Omnipresente el centrocampista, que también definió desde el punto de penalti y que catapultó la jugada que enlazó con Alexia y Olga Carmona, centro que Espinosa metió en propia puerta. Pero será un no parar; Esther marcó otro gol y Eva Navarro embocó tras una contra. Seis tantos como seis soles en un acto, partido al que ya no le quedará historia, acaso la cámara de una España que pronto irá al Mundial en busca de eldorado.

Y había gazuza porque la lista definitiva de Vilda llega hoy, porque para muchas era la última ocasión de convencer al seleccionador. Pero España, siempre con el balón atado a las botas, perdió verticalidad, por más que Alba Redondo casi marca con un testarazo y Alexia con un chut con la derecha tras un recorte. Faltaba colmillo y llegó la rueda de cambios, por lo que revitalizadas las piernas, el festival del gol lo continuó Athenea con un zurdazo desde dentro del área.

Fue un duelo en el que España aclaró que no hay rencillas con las jugadoras que en su día optaron por no ser convocables, pero, sobre todo, fue el partido 101 de Alexia con la selección —también el 100 de Jorge Vilda en el banquillo— , su vuelta a la titularidad antes de la lesión. Cambiada en el minuto 62 para no forzar, Alexia volvió a debutar con España 10 años y 1 día después de su estreno. Y, feliz por el regreso y por la paliza a Panamá, cerró el círculo.

Vilda da hoy la lista definitiva de las 23 jugadoras para el Mundial

Han pasado dos semanas desde que el seleccionador Jorge Vilda ofrecerá la prelista para el Mundial, 30 jugadoras que se esputarían entre ellas las 23 plazas definitivas para llegar a Nueva Zelanda y Australia, donde España se batirá con Costa Rica (21 de julio), Zambia (26) y Japón (31). Hoy, desde las 13.00 horas, la federación comunicará la lista a través de las redes sociales. Una hora más tarde, el técnico ofrecerá una rueda de prensa para argumentar sus elecciones.

La selección se concentra primero en Benidorm un día para hacer sesiones sobrias y tapete para las mañanas y para el gimnasio para las esperas. Trabajó para aclarar la idea del juego, notar los aspectos tácticos, discutir la estrategia y, además, hacer piña en un grupo que se determinó a partir de que 15 jugadoras decidieran de la pasada Eurocopa ser convocadas porque estaban disconformes con la profesionalidad de la federación y el trato que recibió el equipo. Tras meses de fricción, el seleccionador y el presidente Rubiales mantuvieron diálogos con las jugadoras y se legó en muchos casos a la paz, al punto de que casi todas enviaron un mail para solicitar volver al seno de la selección. Entre ellas, Aitana Bonmatí, Mariona Caldentey y Ona Batlle fueron citadas para la prelista. Y todo parece apuntar a que también están en el Mundial.

Después de jugar ante Panamá, España se centrará en concentrarse en Las Rozas, como ha hecho esta semana, y el día 2 de julio partá hacia Dinamarca para jugar un último amistoso. El 7 ya viajará en Nueva Zelanda.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.