septiembre 29, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

América Latina dedicó el 4,6% de su PIB a la ayuda anticrisis en 2020

América Latina dedicó el 4,6% de su PIB a la ayuda anticrisis en 2020

Una anciana recibe la vacuna CanSino, en el Istmo de Tehuantepec en el Estado de Oaxaca (México).
EFE

El gasto público en la región ha alcanzado casi el 25% del PIB, un máximo histórico. La CEPAL sugiere aumentar los impuestos, especialmente los impuestos sobre el patrimonio, para superar la crisis.

América Latina ha sido y sigue siendo una de las regiones más afectadas por Covid-19 en el mundo, tanto desde el punto de vista de la salud (ya acumula casi 900.000 muertes) como desde un punto de vista puramente económico: el PIB de América Latina cayó 7.7% el año pasado, arrastrando a la región a su peor crisis de los últimos 120 años. Las tasas de pobreza y pobreza extrema, que tanto

Ha sido difícil de reducir en las últimas décadas, se han disparado debido al aumento del desempleo y el PIB per cápita ha vuelto a los niveles de hace diez años. Los pronósticos más optimistas apuntan a que el daño causado por la pandemia no se recuperará hasta al menos 2022. Los más pesimistas ya hablan de otra década perdida para América Latina. En este contexto, los gobiernos de la región debieron incrementar el gasto sustancialmente mediante la reducción de la recaudación tributaria, lo que derivó en un aumento generalizado del déficit. Según el nuevo Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe elaborado por la CEPAL, los gobiernos latinoamericanos han destinado el equivalente al 4,6% del PIB regional en 2020 para combatir los efectos económicos de la pandemia. El gasto público total ha alcanzado su nivel más alto (24,7% del PIB) desde que comenzaron a publicarse los datos fiscales en 1950 y la última vez que estuvo en un nivel similar fue en medio de la crisis de la deuda de Estados Unidos. 23,3% del PIB en 1983. Este incalculable esfuerzo fiscal tuvo como principal objetivo el fortalecimiento de los sistemas de salud pública, el apoyo a las familias y la protección de la estructura productiva. Cepal cree que estas ayudas públicas no deberían disminuir este año. «La persistencia de la pandemia y las asimetrías de vacunación, sumadas a tasas de recuperación asincrónicas y divergentes, han arrojado un manto de incertidumbre sobre la rapidez y sostenibilidad de la recuperación», dijo el secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). ), Alicia Brcena, durante la presentación del informe la semana pasada. La expansión del gasto público para enfrentar la crisis y la lógica de la caída de la recaudación tributaria (contraída en promedio medio punto porcentual en 2020 en la región) ha llevado a un aumento en los niveles de endeudamiento y deuda pública bruta del gobierno central América Latina , que se sitúa en el 56,3% del PIB, según el informe.

Recaudación de impuestos

La Cepal destaca que, en la actualidad, los sistemas tributarios de la región tienden a generar recursos tributarios insuficientes para cubrir las necesidades de gasto público. También se distingue por su excesiva dependencia de los impuestos indirectos, lo que reduce su capacidad redistributiva. Para solucionar este problema, la organización propone a los gobiernos de la región la implementación de estrategias tributarias sostenibles que permitan «avanzar en el fortalecimiento de la recaudación tributaria, de manera progresiva y efectiva, a fin de generar el espacio fiscal necesario para dar respuesta a las crecientes demandas». . del gasto asociado al impulso de una recuperación transformadora centrada en el desarrollo sostenible «. Según Brcena, esas estrategias citadas en el informe implican la implementación de «cambios en la estructura tributaria» con el objetivo de incrementar la carga tributaria y la progresividad. «El alcance de los impuestos a la propiedad y al patrimonio debe evaluarse en un contexto de bajos ingresos tributarios», dijo el secretario, quien también pidió cooperación internacional y financiamiento para el desarrollo. En este sentido, la agencia insistió en la necesidad de «ampliar y redistribuir» la liquidez de los países desarrollados a los países en desarrollo.

Para seguir leyendo gratis