noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Aragonès advierte a sus socios contra los «atajos mágicos» hacia la independencia | Cataluña

Aragonès advierte a sus socios contra los "atajos mágicos" hacia la independencia |  Cataluña
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante el debate político general en el Parlamento.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, durante el debate político general en el Parlamento.Andreu Dalmau / EFE

El presidente catalán, Pere Aragonès, aprovechó su intervención de este martes en el debate político general del Parlamento para dejar claro que su objetivo es «la independencia total» y, mientras no lo logre, trabajar para mejorar las condiciones de vida. de todos los catalanes. Pero para este objetivo común, advirtieron sus socios de Junts y CUP, no existe un «atajo o una solución mágica»; por eso les pidió que se subieran al «tren del diálogo» con el gobierno central. El mandatario catalán también llamó al ejecutivo de Pedro Sánchez a «detener la represión» -en referencia a acciones que dependen de los jueces y no del Poder Ejecutivo- y así evitar que se descarrile el acercamiento entre los dos gobiernos.

Tras una montaña rusa en septiembre entre los miembros del ejecutivo catalán, Aragonès había llegado a su primer debate de orientación política con la intención de vender su gestión. Le animó, por ejemplo, la inyección de 917 millones de ayudas directas para promover la formación y el empleo tras la pandemia. También anunció el segundo curso gratuito en docencia de 0 a 3 años (P2) a partir de 2022.

en cualquier caso, el Crisis de Cerdeña —La detención y posterior puesta en libertad del ex presidente Carles Puigdemont en Italia la semana pasada – cambió el guión y la voluntad inicial que impera en el debate sobre el plan legislativo aprobado hace una semana.

Los republicanos tuvieron que subir los decibelios en el tramo independentista, defendiendo con uñas y dientes su compromiso con el diálogo y su propuesta de referéndum y amnistía. Aragonès quiso estar más cerca de Junts, después de días de desacuerdo sobre la estrategia de relaciones con el gobierno central. Coincidió con su compañero de Palau su escepticismo sobre las negociaciones emprendidas con Pedro Sánchez, pero recordó que «la situación es muy compleja y la estrategia a seguir [para lograr la secesión] puro «.» No somos ingenuos, conocemos perfectamente al Estado español. Si confiáramos, seguro que no seríamos separatistas «, argumentó.

El ánimo del debate ya estaba encendido dentro del independentismo después de que este martes la CUP anunciara su interés en votar una propuesta de resolución que pide otro referéndum en esta legislatura. «No hay atajos ni soluciones mágicas», dijo Aragonès, en un mensaje claro tanto a los Junt como a los anticapitalistas, cuyo voto positivo depende de la aprobación de los presupuestos. Laura Borràs, presidenta del Parlamento de Junts, había asegurado, en una entrevista radial, que un referéndum unilateral en esta legislatura no es «factible» y reclamó el «mandato» del referéndum del 1-O. El partido de Puigdemont sostiene que, en el corto plazo, ese mandato solo puede ser reemplazado por un referéndum acordado.

«Tenemos mucho trabajo por hacer, estamos ante uno de los procesos más decisivos para nuestro país y para nuestra historia y no queda nadie», defendió Aragonès en su intervención. El líder catalán pidió a sus socios que no debiliten la vía de negociación con Sánchez con sus constantes críticas. «No podemos dejar pasar esta oportunidad», dijo, e instó a aparcar la táctica política y subir «al tren del diálogo». Junts no dio por sentada la invitación. «Nunca nos bajamos del tren del diálogo», dijo su portavoz en el Parlamento, Mònica Sales.

Las relaciones entre los miembros del gobierno ya se habían visto afectadas por el desencuentro por la ampliación del aeropuerto de El Prat. Tras esa crisis, Aragonès dio un tiro de autoridad al dejar fuera de la mesa de diálogo a Junts, tras la designación del partido de Puigdemont como miembros del antiguo foro. tu elaboras, a pesar de que Aragonès había solicitado ser miembros del Ejecutivo. Para más INRILos republicanos han tenido que lidiar con la avalancha de críticas por la supuesta desprotección del catalán reflejada en el borrador de la nueva ley audiovisual que elabora el Ejecutivo Central.

Confianza

los presidente También reprendió al gobierno de Pedro Sánchez, a quien recordó que la desconfianza es el peor enemigo que ahora tiene la mesa de diálogo. «Está claro que acciones como la de la semana pasada, con la detención del presidente Puigdemont, no ayudan en nada a resolver el conflicto ”, criticó, en una lista que incluía también la investigación del Tribunal de Cuentas de los altos funcionarios de la Generalitat o la“ persecución ”de la Fiscalía de la activista Tamara. Carrasco. «El primer paso [para la confianza] fue y es que terminó la represión y eso es lo que debe suceder ”, subrayó Aragonès, ignorando la división de poderes.

El titular del Gobierno anunció que las cuentas en las que trabaja el consejero de Economía, Jaume Giró, contarán con 3.500 millones de euros adicionales. La puerta con el PSC para llegar a algún tipo de acuerdo a largo plazo permanece cerrada.

Torra ahora pide un plan para lograr la independencia

El debate en el Parlamento estuvo precedido por el homenaje que su presidenta, Laura Borràs, de Junts, rindió a ex presidente Quim Torra en el primer aniversario de su interdicción judicial por el delito de desobediencia. Una hora antes de que comenzara la sesión, Torra y su esposa, Carola Miró, se dirigieron al Salón, donde los esperaba Borràs. En el salón fue recibido con una ovación por parte de los diputados independentistas. Durante la recepción saludó al vicepresidente del Gobierno, Jordi Puigneró, así como a otros miembros soberanos de la Mesa. Posteriormente, acudió al Parlamento Aragonés. Después de haber tenido una breve conversación, ambos aparecieron junto a Borràs.

El expresidente pidió a Junts, ERC y CUP poder «proponer a la ciudadanía un programa, un plan, un horizonte concreto y decidido de cómo lograr la independencia». Además, ha mostrado su «solidaridad» con la cdr acusado de terrorismo, argumentó que todas las causas contra el secesionismo «se basan en la actitud demofóbica y represiva del Estado» y atribuyó la detención de su antecesor en Cerdeña «al uso de las alcantarillas» del Estado. Torra confesó que no se arrepiente de haber desobedecido: “Volvería a hacer exactamente lo mismo. No me arrepiento de nada, al contrario. Mantuve la muñeca firme contra los que querían que nos derrotaran y nos rindiéramos ”.