marzo 1, 2024

Ciencia o ficción: ¿“Apocalipsis ahora”?

Carl Sagan, Lynn Margulis o Ramón Margalef Realizó películas, novelas y cómics que, con el telón de fondo del cambio climático global, hoy han proliferado en películas, plataformas y bibliotecas. Es cierto que, en lo que respecta a desastres climáticos, existen precedentes; Este es el caso de la película “El Planeta de los Simios” (1968). Un mundo de primates devastado por la guerra nuclear que tanto preocupaba a Sagan y que tantos enemigos denunciaban. Efectivamente, en relación con la llegada de los misiles intercontinentales, con la pandemia de la covid o con el cambio climático, la ciencia siempre va arriba con lo negativo; Los fundamentalistas religiosos, las hordas de gente mal informada y las élites egoístas tienen una larga lista de líderes políticos. Por eso, como científico, creemos que siempre miramos al cine y a la literatura para visualizar un futuro apocalíptico más probable. Y si es probable, la bola de cristal no puede contaminarnos. Sin embargo, si seguimos los modelos de la arqueología y la paleontología (extinciones biológicas, colapso de civilizaciones antiguas, decisiones ilógicas humanas…) es fácil deducir que, al no mostrar las cartas en esta materia, la especie humana –no como la vida ni el planeta – ha vivido durante décadas. Y no es ciencia ficción chino-real.

Creo que los amigos historiadores deberían hacer un esfuerzo por leer o ver errores textuales en novelas y películas históricas. Tenga siempre en cuenta que el “creador” puede permitir ciertas libertades. Spielberg no ver las plumas de tus velociraptores, y Véase gustándome ‘Parque Jurásico’ (1993). También me encuentro con películas, novelas y cómics sobre el cambio climático. Para la ciencia resulta difícil desarrollar la proyección de la industria literaria y, sobre todo, del cine; por eso es fácil mejorar nuestras relaciones Distópicos para hacer pedagogía entre la población.

Noticias relacionadas

Por ejemplo, de Chaval, durante una triple proyección en el cine Victòria de L’Hospitalet, descubrió “Barcos Misteriosos” (1972). Durante una masacre climática en la Tierra, el transporte por el espacio con grandes inundaciones; las últimas plantas que la humanidad puede salvar. Además de los robots jardineros, influí en el mensaje claro del curador. nadie, salve Félix Rodríguez de la Fuente, Reconocimos, en los años 70, la necesidad de preservar la naturaleza. Hoy, a mitad de camino, en la calle de Tallers 79, compró la edición Bluray de ‘Vesper’ (2022). El entorno medio de nuestro planeta se ha derrumbado y Vesper, una pequeña «biohacker», sobrevive en medio del caos postapocalíptico. Es una de las películas que el año pasado me llevó a Sitges – Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña; muchos de ellos, como en el programa 2023, con cambio climático básico.

La fantasía, sin amor, es una preciosa herramienta capaz de simular ciertas cosas de desastres climáticos sobre quienes teorizan la ciencia. Hemos de rectificar para que, al despertar, la pesadilla se fume.