marzo 1, 2024

Cómo fue el fuerte cruce de Andrea Rincón y Belén Francese en PH: Podemos Hablar

Todo comenzó como una especie de broma. Como un recuerdo lejano que, pensaron, ya había prescrito. En PH: Podemos Hablar, Belén Francese rememoró una situación que vivió con Andrea Rincón. Sin embargo, la anécdota terminó en una confesión inesperada y, posteriormente, en un fuerte cruce que trascendió durante la última semana, pero cuyos detalles se conocieron este sábado por la noche.

Andy Kusnetzoff, conductor del programa que se emite por Telefe, propuso a las invitadas, entre las que se encontraban también Graciela Alfano, Sol Pérez y Sofía “Jujuy” Jiménez, que avanzaran al denominado “punto de encuentro” quienes “vivieron una fiesta inolvidable”.

Francese dio un paso al frente y antes de iniciar su relato, lanzó: “Yo quería que pase Andrea, porque tengo una que está ella”. “No me quemés”, le respondió su compañera de aquella noche.

Pese a ese pedido, Belén contó que todo sucedió durante “una temporada de teatro” en Mar del Plata, en la casa de Moria Casán, donde hubo una fiesta”. Dijo, además, que se trató de una celebración que se extendió “hasta muy tarde”.

La ex participante de Gran Hermano pidió que no avanzara en la historia y Francese intentó pedirle permiso para continuar. Pero Andy le propuso que siga. “Era ya de día, prácticamente y Andrea subió a hablar conmigo y charlamos y la pasamos muy bien”, insinuó. La mediática que recientemente tuvo su bautismo evangélico respondió: “Sí, porque vos estabas triste”.

“Yo me estaba separando de un novio y charlamos mucho. Y ahí terminó. Fue muy divertido”, afirmó Francese, buscando dar por cerrado el tema. El resto de las invitadas sugirió que había algo más detrás de esa historia y el conductor intentó profundizar.

Andrea Rincón y Belén Francese se cruzaron fuerte en PH: Podemos Hablar

Fue allí cuando Francese dejó entrever que Rincón había intentado seducirla: “Para mí fue otra la situación. Entonces yo flasheé una situación”.

“¿Entre vos y yo?”, le preguntó Rincón, incrédula. “Yo sentí que me tiró onda, pero por ahí era que me querías contener. Yo me ilusioné”, devolvió la exvedette, quien ante la consulta de Kusnetzoff sobre si hubiera accedido a estar con su colega lo negó rotundamente y preguntó: “¿Por qué pensaste eso?”. “Y… después te cuento”, recibió como devolución.

Francese redobló la apuesta: “Vos te acordás que subiste y me dijiste ‘tranquila, todo va a a pasar, sos hermosa’. Yo interpreté que querías otra cosa“.

“No, lejos de eso. De ninguna manera”, contestó Rincón. Un apretón de manos selló una aparente tregua.

Rincón versus Francese, segunda parte

Pasaron algunos minutos de presunta calma hasta que Rincón volvió sobre el tema. “Perdón, pero te lo quiero decir. Lo que hiciste recién, no me parece. Primero porque sabés que lo que dijiste no fue así. Querer decir que yo te insinué…”, cuestionó

“Para mí sí fue así, perdón”, dijo Francese, manteniendo la postura. “No fue así, primero porque había más gente. Lo estás inventando, ¿para qué? ¿para generar? ¿para salir en los medios?”, apuntó Rincón.

Y ante la negativa de su interlocutora, añadió: “No se hace. No me lo merezco porque no te hice nada. Si te equivocaste, pedime disculpas porque te dije que no lo hice”.

No me gustás, no me gustaste nunca y no tengo por qué ir mañana y que digan que intenté seducirte, porque es mentira. Entonces yo estoy acá me estoy comiendo todo un programa pasándola mal, porque tenés ganas de hacerte no sé. Yo lo único que hice fue ir a consolarte”, sostuvo, al borde del llanto.

Belén se excusó: “Lo conté genuinamente porque me pareció divertido. Vos los sentiste así y te ofendió. Y me decís que no es correcto que yo lo diga, pero a mí me pareció divertido. Pero nunca fue mi intención lastimarte o decirlo de alguna forma, para nada. Si te molesta…”

“Yo te disculpo, pero sabé que no me gustaste nunca. Que no lo haga más, eso no se hace”, expresó Rincón. “Qué tengo que hacer no me vas a decir”, le espetó Francese, sin rodeos para volver a subirse al ring.

Sol Pérez medió: “Ya está, vamos a pasar un bueno momento”. “Si vas por la vida creyendo que sos hermosa y que la gente gusta de vos y después la mandás al frente en televisión y estás equivocada…”, criticó Rincón.

Andy Kusnetzoff decidió que era el momento de cerrar ese segmento apelando a un recurso de su vida cotidiana. “Voy a hacer como les hago a mis hijos: estatua”, sentenció.