enero 24, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Concha Dancausa, escudera de Ayuso en la batalla cultural | Madrid

Concha Dancausa, escudera de Ayuso en la batalla cultural |  Madrid

A veces, cambiar una palabra de plural a singular en la oficina de un político puede ser un gesto muy revelador. Por ejemplo, el Consejo de Familia del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso pasó a ser Familia. El retiro de la carta que, que apelaba a la diversidad de modelos de convivencia, coincidió con la reciente entrada en el edificio de la calle O’Donnell, 50 de Madrid de Concepción Dancausa (Burgos, 69), un veterano político conservador del PP ubicado en la órbita del ‘Opus Dei.

Más información

El título de Familias fue otorgado en 2019 por Alberto Reyero, el concejal considerado el hombre de la izquierda del primer gobierno de Ayuso. También agregó la palabra Igualdad a su cargo, que ahora ha desaparecido. Son adjetivos que acompañaban el nombre con el que solemos hablar de esta área de gobierno, las Políticas Sociales, el área de ayuda a las minorías y los vulnerables. Con el nuevo jefe, el nombre completo del consejo es Familia, Juventud y Política Social.

Concha Dancausa (suele usar el diminutivo) mostrará su rostro para hablar sobre feminismo, derechos de la comunidad LGTBI o menores inmigrantes. Sus ideas son cercanas a Vox, como se puede ver en Twitter. A menudo retuitea mensajes que vinculan a los inmigrantes con el crimen o ataques al lenguaje inclusivo. Algunos son tweets de Vox o de líderes como Rocío Monasterio; otros son conocidos propagadores de búfalos, como Alvise Pérez.

Este jueves, en su primer discurso ante la Asamblea como concejal, Dancausa indignó a la oposición porque repitió tres veces «personas con LGTBI», como si se tratara de una enfermedad.

La concejala Concha Dancausa interviene en el pleno de la Asamblea.

El nombramiento de Dancausa podría verse como una concesión a Vox por parte de Ayuso. El mandatario, de hecho, aceptó la solicitud del partido de extrema derecha de reformar dos leyes, contra la discriminación por razón de género y orientación sexual. Pero el nombramiento de Dancausa, lejos de ser un gesto de debilidad, suena a estratagema para sofocar a Vox, según analistas políticos. Al seleccionar a una persona de perfil duro para los temas que el partido utiliza habitualmente para su batalla cultural, Ayuso saca del Monasterio un espacio donde diferenciarse del PP.

Desde los inicios del gobierno de Ayuso, Vox ha utilizado los temas sociales como uno de sus frentes favoritos. El ex concejal Reyero fue blanco de Monasterio por cuestiones de género o derechos LGTBI. Recientemente, debilitado por la huida de sus electores a Ayuso en la campaña del 4-M, el partido del Monasterio ha encontrado la forma de sobresalir despertando el miedo a los inmigrantes.

Este es el vacío que ahora está llenando Ayuso. Tras eliminar a Ciudadanos en las elecciones de mayo, el PP madrileño aspira a crecer por la derecha, evalúa el encuestador de GAD3 Narciso Michavila. Es la ambición de volver a los tiempos en que el PP era la casa común de un amplio espectro de sensibilidades. El desafío es mantener felices a las diversas burbujas de votantes.

El PP podría expandir enormemente su base si protege su flanco derecho cuando Vox lo ataca, o incluso si toma la delantera en estos temas, mientras logra mantener a los votantes en su flanco izquierdo.

Narciso Michavila, analista de GAD3

«El PP podría ampliar mucho su base si protege su flanco derecho cuando Vox lo ataca por ahí, o incluso si toma la delantera en estos temas al mismo tiempo que logra mantener a los votantes en su flanco izquierdo», estima Michavila. “El eje de campaña de Ayuso, basado en la libertad, le permite satisfacer a quienes defienden la libertad de acostarse con quien quieras y a quienes defienden la libertad de abrir tu negocio cuando quieras”.

La izquierda también cree que Dancausa jugará un papel estratégico. “Ayuso ha elegido a una persona que frena el avance de Vox, en lugar de a alguien moderno, cercano a la sociedad que tiene que gobernar”, censura Jesús Celada, portavoz de políticas sociales del grupo Psoe.

Tres décadas en la oficina pública

Dancausa administrará el ayuntamiento con el cuarto mayor presupuesto (1.822 millones), después de Salud, Educación y Transporte. Asumió el cargo hace tres semanas después de que Ayuso revelara su lista de nueve directores, seis hombres y tres mujeres. Fue lamentable en su estreno, porque el fin de semana anterior se fracturó la espinilla de la pierna izquierda durante la comunión de un nieto, por lo que en la inauguración se encontraba enyesado y en silla de ruedas. “Nuestra querida Concha es una de las personas que mejor conoce Madrid y todas sus administraciones”, dijo Ayuso, antes de referirse a su dilatada experiencia en política. El presidente destacó que Dancausa implementará el nuevo té comprobar bebé una medida estelar que ha sido cuestionada por su alcance limitado.

Un tema que Ayuso ha omitido pero que Dancausa tendrá que abordar es el papel de su gobierno en la discriminación contra los ancianos que vivían en residencias durante el colapso del hospital el año pasado. El asunto está siendo investigado en decenas de juzgados a los que asisten los hijos del fallecido. Ante las críticas de la oposición en el pleno del jueves, la nueva concejala recurrió al manual del PP sobre este tema, apuntando al gobierno de Pedro Sánchez, a pesar de que la Comunidad de Madrid es la administración que redacta los protocolos de triaje.

El currículum de Dancausa sorprende porque durante 30 años ha ocupado cargos públicos con pocas interrupciones, casi siempre cargos de confianza. Su primer contacto con la política comenzó cuando era niña. Es uno de los siete hijos de un conocido político falangista, Fernando Dancausa de Miguel, alcalde de Franco de Burgos entre 1965 y 1973, abogado en las Cortes de la dictadura y fundador de la Fundación Francisco Franco. Estudió Derecho en la Universidad Complutense, donde entabló amistad con Ana Botella, quien se uniría a ellos en el poder décadas después.

Su primer cargo lo ocupó en 1991 como Subdirector General de ONG y Subsidios en el Ministerio de Asuntos Sociales, también bajo la presidencia de Felipe González. Cuando José María Aznar llegó a Moncloa en 1996, Dancausa fue nombrada directora general del Instituto de la Mujer. En 2000 fue elegida diputada nacional, cargo que abandonó temprano porque fue nombrada secretaria general de Asuntos Sociales.

En 2003, Esperanza Aguirre la puso en sus listas para las elecciones de la Asamblea de Madrid y se convirtió en una inesperada primera beneficiaria de la tamayazo. Aguirre había perdido las elecciones pero cuando los dos diputados socialistas Eduardo Tamayo y Ana María Sáenz se ausentaron de la sesión constitutiva de la Cámara, PSOE e IU se quedaron sin los dos votos necesarios para formar la mayoría y Dancausa asumió la presidencia de la asamblea.

«Concha, prepara un discurso de que serás la nueva presidenta», advirtió un colega. Cogió una hoja de papel y empezó a improvisar un breve discurso.

Concepción Dancausa conversa con Esperanza Aguirre en el escenario de la Asamblea de Madrid durante el Pleno de la Constitución de la X Legislatura, el 9 de junio de 2015.
Concepción Dancausa conversa con Esperanza Aguirre en el escenario de la Asamblea de Madrid durante el Pleno de la Constitución de la X Legislatura, el 9 de junio de 2015.Alvaro garcia

Fue presidenta de la Asamblea hasta 2007, cuando dio el salto al Ayuntamiento de Madrid como concejala de Asuntos Sociales del alcalde popular Alberto Ruiz-Gallardón. En 2011, con la llegada de Botella como alcalde, Dancausa se convierte en su mano derecha, como teniente de alcalde y delegado de Hacienda. En abril de 2015, poco antes de las elecciones que llevaron a la izquierda de Manuela Carmena como alcaldesa, Mariano Rajoy la nombró delegada de gobierno en la Comunidad de Madrid.

En ese período fue investigada por un supuesto trato favorable en su momento en el Ayuntamiento a una empresa que alquilaba espacios en el suelo público de Mercamadrid. El fiscal terminó retirando los cargos.

Tras la moción de censura que derrocó a Rajoy, Dancausa quedó fuera del poder por primera vez en muchos años y parecía que su carrera estaba llegando a su fin. Fue condenada en diciembre de 2018 por el Tribunal de Cuentas, junto con el resto del gobierno de Botella, por la venta de pisos sociales de bajo precio al fondo de inversión Blackstone. Pero en julio de 2019 el mismo tribunal anuló la sentencia. Un mes después, alguien le volvió a ofrecer un puesto: el nuevo presidente del Real Madrid, Ayuso. Dancausa fue nombrada viceconsejera de Vivienda, cargo que ocupó hasta este año con el concejal David Pérez.

Siempre el mismo secuaz

Otro dato llamativo de la historia de Dancausa es que desde la década de los noventa la acompaña un hombre de confianza, Luis Martínez-Sicluna Sepúlveda. Siempre ha sido su sombra, en los peldaños más bajos de todas las administraciones. Ahora Dancausa lo ha nombrado concejal adjunto. Las personas que trabajaron con el dúo describen a Martínez-Sicluna como un «hombre gris que no destaca y se dedica a interpretar los papeles para él».

El esposo de Dancausa, el economista Juan Ramón Oñate García, también ha ocupado cargos en la Comunidad. Aguirre lo nombró en 2004 para cargos en sociedades financieras públicas, entre ellas Nuevo Arpegio, que terminó siendo salpicada por la Operación Púnica y se disolvió en 2015.

Concepción Dancausa acudía al juzgado de Plaza de Castilla de Madrid en noviembre de 2017, donde estaba siendo investigada en el caso Mercamadrid.
Concepción Dancausa acudía al juzgado de Plaza de Castilla de Madrid en noviembre de 2017, donde estaba siendo investigada en el caso Mercamadrid.CARLOS ROSILLO

A lo largo de su carrera, Dancausa ha sido una destacada representante del ala más conservadora del PP, expresando su oposición a logros civiles como la adopción homosexual, el matrimonio homosexual o el aborto. Como delegada del gobierno, a menudo se enfrentaba con el alcalde Carmena. Protestó contra la retirada de la hoja de ruta franquista o el despliegue de la bandera del arco iris en el ayuntamiento. También prohibió la exhibición de banderas independentistas en la final de la Copa del Rey.

En el gobierno de Ayuso te enfrentarás a una oposición que teme un giro reaccionario. Un portavoz de la concejala declinó su participación en este informe: «Ella acaba de asumir el cargo y no vamos a conceder entrevistas».

En el sector de los servicios sociales, confían en su reputación de persona trabajadora y metódica. Los de Madrid son los peores servicios sociales de España, según el índice elaborado por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. El presidente de esta asociación, José Manuel Ramírez, apela a la fe del concejal: «Espero que su caridad cristiana y su conocimiento del campo permitan que Madrid salga del último lugar».

Suscríbete a nuestro nuevo boletín de Madrid aquí.