mayo 18, 2024

consejos útiles para un lavado óptimo

La tarea aparentemente sencilla de lavar la ropa requiere una consideración cuidadosa para garantizar no solo la limpieza de las prendas, sino también la integridad y el cuidado del costoso electrodoméstico.

Más allá de evitar la mezcla de colores, la atención al tipo de tela es crucial para un lavado óptimo. Aquí, exploramos qué telas y objetos es preferible lavar a mano para salvaguardar tanto la indumentaria como el funcionamiento del lavarropas.

Las prendas que no se deben meter en el lavarropas

Antes de embarcarse en el proceso de lavado, es imperativo examinar las prendas que se introducirán en el lavarropas. No solo se trata de preservar los colores y evitar tinturas accidentales, sino también de reconocer el tipo de tela y prevenir la inclusión de objetos metálicos olvidados en los bolsillos.

Algunas telas, como la goma, dañan el lavarropas. Foto: iStock.Algunas telas, como la goma, dañan el lavarropas. Foto: iStock.

Si la persona no es cautelosa, podría causar daños en la prenda o incluso en el lavarropas, teniendo que abonar costosas reparaciones. Estos son los textiles y objetos que no se deben lavar:

Prendas impermeables. Evite introducir prendas impermeables en el lavarropas, ya que pueden absorber una cantidad significativa de agua, transformándose en un riesgo potencial durante el centrifugado.

Se recomienda lavar este tipo de ropa a mano con un paño húmedo o, en caso de manchas persistentes, recurrir a servicios de tintorería.

Artículos de goma. Alfombras de automóviles u otros objetos de goma deben ser lavados a mano para asegurar su integridad y evitar posibles daños al electrodoméstico.

Objetos olvidados. La presencia de monedas y llaves en los bolsillos es un descuido que puede resultar costoso. Monedas pueden obstruir tubos de drenaje, dañar el tambor o romper el cristal en lavadoras frontales. Las llaves, al ser de metal, presentan riesgos durante el centrifugado.

Es crucial revisar los bolsillos antes de cada lavado para prevenir inconvenientes innecesarios y gastos imprevistos en reparaciones.