diciembre 7, 2023

cuales fueron los motivos que le dio Martino a Riquelme para rechazar la oferta de ser el nuevo DT

El Tata escucho la propuesta, pero no llegó en un momento adecuado. Por tercera vez en su carrera dejó pasar la posibilidad de dirigirse al Xeneize.

La mañana del jueves no fue la esperada en el Mundo Boca. es el llamado de gerardo martino al teléfono de un integrante del Consejo de fútbol fue para escuchar lo que no querían: que el entrenador agradecía la oportunidad pero que este no era el momento para hacerse cargo de Boca. Que lo analizó hasta el detalle, que lo tentó demasiado, pero que esta vez descubrió el panorama desde afuera ya diferencia de lo que decidió cuando al avión rumbo a Barcelona en 2013 -algo de lo que se arrepintió luego-, optó por el No.

Las charlas futboleras con Juan Román Riquelme lo habían llevado tiene un lugar que lo sedujo: manejar el fútbol, ​​la idea y la identidad de un gigante argentino. Un defio de esos que alguna vez lo llevaron hasta la Seleccion Argentina. The Copa Libertadores era también algo que miraba con buenos ojos después de un sorteo que no era complejo en el análisis anterior. Es que el día a día es algo que (a diferencia de otros entrenadores) fue una experiencia qu’a Martino le resultó gratificante en Atlanta United y también en Newell´s. Por eso no cerró la puerta rápido y hasta la entornó con mensajes en simultáneo para todos los integrantes de su cuerpo técnico. Algunos entusiasmaron con la posibilidad y otros bajaron el pulgar en algunos de los aristas que se tienen que pensar lo rápido posible ante la urgencia por una definición.




Riquelme, entre la búsqueda de un nuevo técnico y el próximo calendario ajustado para su equipo.

Es cierto que en las conversaciones hasta se elevó una primera propuesta económica, que existió una charla de una hora en la que Martino escuchó la idea del club en el corto y mediano plazo, y también para un mercado de pases de junio que tendrá ventas de algunos apellidos. También la mirada para el Boca Predio en cualquier promoción de juveniles.

Pero para Martino la experiencia de Boca le llegó antes de asumir el cargo: un sinfín de llamados, mensajes y hasta gente en Rosario esperándolo en la puerta de la casa. películas de pie en el boulevard Oroño y hasta en la calma de Funes, cerca del ruido de la ciudad, fueron imposibles con una duración de 72 horas.

Tuvo, mucho más rápido que cualquier otro entrenador, una demostración express de lo que le esperaba. Eso que es muchas veces complejo de explicar pero que solo viven quienes algunas vez recorrieron los pasillos de Brandsen 805. Y entonces el Tata frenó la pelota. No tuvieron que ver sus lazos con la politica nacional ni la extranjera (hasta se rumoro que había intervenido el vínculo con Paraguay) ni sus gerencias de su cuerpo técnico y ni siquiera una cuestión de dinero. Su entorno más cercano, que siguió con preocupación sus últimos meses en la Selección de México con operaciones de retina incluida, también dio su veredicto. Sus nietos Mateo y Bernardo hoy pesan mucho más que hace años. Y para el Tata, agradecido y honrado por el llamado, el desafío – por el contexto – era quizás el más complejo de aceptar.

El Tata Martino está en Rosario.  (JJ. García)


El Tata Martino está en Rosario. (JJ. García)

“El Tata de hace 10 años será probable que dijera que sí, porque la tentación estaba. Pero pesaron otras cuestiones esta vez”el contaron tiene Clarín desde su entorno cercano. El mismo que le habian dicho hace ya tiempo que aguardara por un equipo de Europa para irse a dirigir al exterior. Martino, de hecho, ya había tenido sondos desde Sevilla, Valencia y Leeds United que había desestimado por no tratarse de una propuesta para agarrar el club con una pretemporada para realizar (otro artículo con el que no iba a contar en Boca, con un fixture asfixiante y con compromisos urgentes en la semana con viajes incluidos a Venezuela) y construir desde cero. A eso apuntó e incluso fue algo que Riquelme escuchó en el primer llamado, el mismo en el que también Tata había sido contundente: no iba a poder avanzar en ninguna conversación siempre que hubiera otro técnico con trabajo. Hubo también una gran diferencia: a Independiente el celular se lo cortó antes del minuto, dejando en claro que no le interesaba en nada esa posibilidad. Con Boca fue bien distinto. Tanto que algunos, nunca en el Boca Predio, creyeron tener la certeza de que Martino tenía y un pie en la Bombonera de Brandsen 805. Nunca los movió de Rosario. El destin del Tata, con los meses, parece estar lejos de Argentina. Y su último no a Boca, el tercero en su historia como entrenador, fue lo que nadie quería escuchar.

Mira también