diciembre 8, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Descubrimiento, conquista y colonización con luces y sombras: así se enseña en España la llegada de los europeos a América | Educación

Descubrimiento, conquista y colonización con luces y sombras: así se enseña en España la llegada de los europeos a América |  Educación

Hubo un tiempo en que el «descubrimiento» de América se enseñaba en las escuelas españolas de una manera completamente acrítica, como una empresa heroica, la cumbre del sentimiento nacional y católico. Desde hace muchas décadas este ya no es el caso, que las sombras que han manchado ese hecho se han abierto paso en la historia de la escuela, sin embargo, el tema sigue siendo una frecuente víctima del «cliché» cuando se transmite en las aulas, como señala el especialista. Ana Irigoyen en el libro Historia moderna en la educación secundaria (Universidad de Castilla-La Mancha, 2020).

Más información

La palabra «descubrimiento» todavía se usa mucho en los planes de estudio y los libros de texto escolares, de lo que recientemente se quejó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien también rechaza otra palabra muy repetida, «conquista», ya que defiende que fue, llana y llanamente, una «invasión». Este sustantivo generalmente no aparece en ninguna parte, es cierto, pero «colonización» sí. Asimismo, cada vez hay más espacio para las culturas precolombinas en los libros de texto escolares, coinciden maestros y estudiosos de la materia, especialmente para los mayas, los incas y los aztecas, la gran civilización que dominó lo que hoy es México hasta la llegada de Los españoles.

En cualquier caso, e independientemente de lo que digan las leyes y los textos, lo cierto es que, al final, cada docente tiene la última palabra, con sus propias creencias personales y pedagógicas y su propia perspectiva al respecto. “En los libros de texto que usamos aparece como un descubrimiento, pero en clase les explico que los españoles llegaron con sus armas y sus privilegios y colonizaron ese territorio”, dice David Masiá (41), maestro de primaria en un colegio público de Catarroja, Valencia. Su objetivo, explica, es abrir un debate y que los estudiantes presenten sus puntos de vista. “Muchos ven una injusticia que les ha quitado por la fuerza todo lo que era suyo, y otros argumentan que fue bueno para la expansión de España … Yo siempre les digo que ha habido abusos de poder y se han cometido asesinatos”. él añade.

En la educación primaria, la asignatura se suele impartir en quinto grado (10 años) y el currículo básico de todo el país no menciona específicamente el encuentro (o choque) entre Europa y América en 1492. Pero algunas comunidades en su desarrollo de contenidos (las autonomías pueden completar los mínimos establecidos por el Estado). Así, las agendas oficiales de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Navarra, La Rioja y Cantabria hablan de «descubrimiento de América». El País Vasco también utiliza los términos «conquista», «colonización» y «exploración». El de la Comunidad Valenciana, donde enseña Masiá, no habla de descubrimiento, sino de “colonización”.

En el primer ciclo de la educación secundaria obligatoria (de 12 a 14 años) el plan de estudios estatal dice que es necesario enseñar “Descubrimientos geográficos: Castilla y Portugal. Conquista y colonización de América «. Y los criterios para evaluar a los estudiantes en estos temas incluyen este: «Sopesar interpretaciones contradictorias de la conquista y colonización de América». Es decir, se establece un enfoque crítico del asunto.

Cada editorial refleja todo esto con diferentes matices en sus manuales, pero en general también ha habido una evolución en este sentido en las últimas décadas, según los profesores Gema Muñoz, de la Universidad Complutense, Montserrat Pastor y José Manuel Gómez, de la Universidad Autónoma. de Madrid, en Historia moderna en la educación secundaria: «La cuestión americana se aborda desde el principio, los viajes de descubrimiento, conquista y colonización adquieren importancia, incidiendo en la polémica sobre la legitimidad del territorio americano». Junto con la expedición de Colón y el Tratado de Tordesillas, también se comenta brevemente la caída del imperio azteca tras la captura de Tenochtitlán en 1521.

Los profesores de la Universidad de Alicante Francisco José Martínez Llorca y Juan Ramón Moreno Vera encontraron numerosas deficiencias generalizadas en los libros de texto en su análisis publicado en 2017. “Las civilizaciones precolombinas en muchos de los libros no son más que tratadas como pueblos indígenas que ya no tenían remedio que someterse al poder del imperio español […], pocos son los que los consideran importantes y dignos de mención, como si no existieran hasta que los españoles decidieron conquistarlos ”, escriben en su obra titulada El descubrimiento de América y las culturas precolombinas en los libros de texto de ciencias sociales. Además, extrañan el término mestizo y, sobre todo, se quejan de que no se explica con todas las «connotaciones negativas» con las que se han producido otros «abusos de poder y sumisión a pueblos y grupos» a lo largo de la historia. Y a veces se aborda «desde un punto de vista heroico, un despliegue de poder, e incluso ‘necesario’ para el progreso».

Pero, de nuevo, es importante recordar que, en última instancia, cada profesor aporta diferentes matices. En sus lecciones de historia y geografía en un instituto público de La Palma, José Pérez (57) divide esta historia en dos fases: descubrimiento y posterior colonización. “Lo tratamos como un descubrimiento porque la expedición no contempló conocer esas tierras, sino encontrar nuevas rutas marítimas para comerciar con Oriente, en realidad fue un descubrimiento”, dice. Explíqueles que los británicos fueron más respetuosos con la identidad de las culturas indígenas, mientras que los españoles y portugueses optaron por la evangelización e impusieron su propia ideología. «Aquí es donde entra en juego la colonización y en eso hemos lidiado con las consecuencias negativas, como las enfermedades que han traído y el contacto desigual que se ha producido entre diferentes culturas».

Helena Rueda, profesora de historia en un instituto público de Madrid, cree que la historiografía académica ya ha superado este debate y habla de un encuentro de culturas. «Siempre que se trata la historia desde un punto de vista menos eurocéntrico, sin embargo, como en cualquier proceso histórico, hay luces y sombras», subraya. No dice que los españoles llegaron y barrieron, porque «también trajeron cultura». «Fue la primera globalización del mundo y se falsea la leyenda negra contra los españoles en América, no eran bárbaros». Rueda cuenta a sus alumnos otros episodios históricos como el del monarca belga Leopoldo II, que en el siglo XIX torturó a los habitantes del Congo con el pretexto de la explotación del caucho. «Les cortó las manos … En el pasado, la ferocidad estaba muy extendida, no era un rasgo de la identidad de los españoles».

Puedes seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.