marzo 1, 2024

el Barça es un poco único para la final ACB | deportados

ACB – semifinal – tiempo de día 4

Unicaja

Barça

Barça

El clásico de los clásicos de la final de la Liga ACB se reeditará una vez más. Será la decimoctava vez que blancos y azulgranas se vean las caras en la ronda que al campeón decide. Diez veces ganó el Real Madrid, siete el Barcelona. La estadística entre ambos se inclinó hacia el centro, aunque sea el equipo de la periferia el que más títulos exhibe además muestra (16 del Barça por 12 del Madrid) desde que se juegan finales. Claro que desde 1956 es el Real quien apabulla con sus números (36 títulos por 19).

Sea como sea, era la finale que entraba en más pronósticos, por el potencial que exhiben semana a semana, por la calidad de sus jugadores y un fondo de armario que desarma a los rivales. Por eso Unicaja, que se jugaba ser o no ser, intentó equilibrar la superioridad física del Barcelona rotando a sus jugadores para limitar la fatiga.

Después de una larga temporada, las fuerzas empiezan a estar muy justas. No se habían jugado más de cinco minutos y ya habían aparecido por el park los doce jugadores de su banquillo, pero después del fulgurante inicio de Kravish, con dos triples consecutivos, se les sució después la estadística a los malagueños cuando comenzaron a fallar los disparos Desde el perímetro, donde es justo que el Barcelona salga a la valla, para que los hombres de Jasikevicius no tembló la mano.

Acabó el primer cuarto con diez puntos de diferencia para los visitantes (13-23), pero Ibon Navarro expresó su equipo todo lo que pudo antes del descanso y se equilibró el partido, auque no el marcador. Tiró de paciencia el Unicaja para elegir mejor los tiros, se tomó un respiro el Barcelona y el parcial acabó con dos puntos arriba para el equipo de Málaga.

Pero tras el descanso, las fuerzas ya estaban muy justas en el bando local. De repente, al Unicaja se le vino encima toda la temporada, agotó la reserva mientras el Barça quedó con el depósito en límites aceptable, así que con Mirotic acertado y Vesely inspirado en el rebote, los favoritos de la serie aumentaron a despegar camino de la final . Con una defensa implacable pero impecable, el equipo azulgrana secó el pozo malagueño. Quedaba solo un minuto para el final del parcial cuando cometió la primera falta. Le funcionó todo al Barça, que llegó a los 23 puntos de diferencia, que se quedó en uno menos cuando el reloj se fue al cero.

Los minutos diez finales, pese a la descalificación de Jasikevicius por su segunda técnica, no se desestabilizó el Barcelona, ​​​​que jugó con la desesperación del Unicaja, que lo intentó pero no pudo. Solido en su juego, con un porcentaje de tiro muy superior (60% por 40%), dejo pasar los minutos para cumplir el pronostico y crashes en la final. Espera del Real Madrid. El Unicaja a pesar de una temporada esppléndida en la que fue campeón de Copa.

Unicaja: Perry (15), Ejirn (0), Brizuela (6), Barreiro (6), Kravish (14), –equipo inicial– Osetkowski (2), Kalinoski (15), Díaz (0), Carter (9), Sima (2), Thomas (4), Djedovic (2).

Barcelona: Laprovittola (6), Vesely (8), Satoransky (12), Abrines (11), Mirotic (14) –equipo inicial– Da Silva (7), Kalinic (), Kuric (10), Jokubaitis (0), Nnaji (7), Sanli (2), Pauli (2).

Parcial: 13-23, 24-22, 15-28, 23-14.

Árbitros: García González, Cortés y Manuel. Jasikevicius descalificado.

Pabellón Martín Carpena de Málaga. 10.602 espectadores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook allá Gorjeoo apuntarte aqui para recibir boletín semanal.