noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

El Barça no exprime los recursos | Deportes

El Barça no exprime los recursos |  Deportes

El tiempo dirá si la etapa de Koeman en el Barça afronta sus últimos días. Tras ser expulsado en el partido ante el Cádiz, no veremos al holandés en el banquillo durante los dos próximos partidos ligueros. Los nervios están a flor de piel en el deporte y situaciones como ésta lo hacen cada vez más claro.

El club lo está pasando mal. La pandemia ha acelerado una situación que ha afectado a la entidad a todos los niveles. Hay pérdidas económicas que no se esperaban, ha habido un cambio de presidente en la cima y, como todos los años, los cambios de jugadores ponen un reto en el vestuario.

Más información

Adaptarse a la filosofía de juego del club siempre será un desafío para los recién llegados. Los aficionados somos conscientes de ello. Tenemos que dejar un margen para que estos jugadores se aclimaten y acaben actuando en uno de los mejores clubes del mundo. Sin embargo, este año hay una dificultad más. Un factor que siempre hemos creído posible aunque quisiéramos ver lejos. ¿Es posible acostumbrar a la plantilla a la ausencia de Messi?

La marcha del argentino tomó a todos por sorpresa. Me atrevo a decir que incluso el propio Leo. El volumen de goles, asistencias y ánimo que aportó al club no es fácil de reponer con los jugadores de la actual plantilla. Quizás hay que tener en cuenta que estamos ante un equipo simplemente diferente. Su volumen de goles, asistencias y, simplemente, el ritmo de juego eran una realidad en la que ya no vivimos.

Con todo, parece razonable considerar que el Barça sigue teniendo uno de los mejores equipos de Europa. Ha perdido fuerza desde hace años, pero tiene un grupo de atletas capaces de hacerlo mejor de lo que lo han estado haciendo hasta ahora. Y con posibilidad de optar por títulos al final de temporada.

No puedes ignorar las cosas que se hacen mal. La autocrítica puede partir de la gestión del personal técnico. El club tiene jugadores lesionados, pero en esos momentos hay que demostrar la fuerza humana de un grupo. Dar oportunidades a los jóvenes es una forma de invertir en el club. Sin embargo, ese pesimismo hacia los resultados, esa conformidad en el desempeño que se ha transmitido, creo, hace un flaco favor a la entidad.

Es posible que Koeman no se sienta aprobado por la junta. Quizás se sienta solo al timón de un barco que no va por el rumbo deseado, pero creo que los recursos que todavía tiene en el vestuario hoy en día no están exprimiendo. En situaciones como esta, es posible que encontrar un reemplazo no resuelva la raíz del problema, pero puede cambiar el estado de ánimo de un grupo en el que no se puede confiar.

La afición empieza a nombrar a Xavi como posible sustituto, un nombre que siempre emocionará a la grada. Nunca se sabe cuándo es el momento perfecto. Por supuesto, ahora mismo la situación no parece ideal para abordar un proyecto. Pero sabemos que pocas personas como Xavi encajarían en ese perfil de entrenador del primer equipo. Conoce la casa, conoce a los jugadores y, sobre todo, conoce y ha desarrollado el estilo. Algo vital en Can Barça.

Conseguir un líder natural es un pilar fundamental en cualquier deporte de equipo. Los jugadores son conscientes de la necesidad de poner un equipo extra. Sabemos que es deporte y no siempre se gana, pero se puede trabajar en actitud. La afición estará en el mismo lado partido tras partido, porque este es un club que se hace fuerte cuando la grada y el equipo rema en la misma dirección.

¿Cuándo veremos este cambio? Koeman y su cuerpo técnico podrían afrontar un momento crítico este fin de semana.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.