diciembre 3, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

El ‘caso Villarejo’ apunta al liderazgo del Ibex 35 | Economía

El 'caso Villarejo' apunta al liderazgo del Ibex 35 |  Economía
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en una imagen de archivo.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en una imagen de archivo.Vincent West / Reuters

La Caso Villarejo Se ha convertido en un auténtico suplicio para parte del Ibex 35. Desde hace meses, la Audiencia Nacional analiza los acuerdos que importantes empresas del país han celebrado con Cenyt, el grupo empresarial que lidera el comisario José Manuel Villarejo desde el noveno piso de la Torre Picasso, en el corazón financiero de la capital. El comunicado expuso presuntos espionajes y órdenes de maniobra al más alto nivel, tal y como recoge en su expediente el juez de instrucción Manuel García-Castellón, que este miércoles volvió a apuntar a otro alto ejecutivo: Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, citado como acusado de haber contratado un conspiración de la empresa energética, que pagó más de un millón de euros.

El nombre de Galán se suma así a una larga lista de ejecutivos investigados en esta macrosíntesis, que revelaron intrigas y guerras sucias urdidas para tratar de ganar ventajas en la lucha por el poder dentro de las empresas o contra cualquier rival. Entre las empresas mencionadas, además de Iberdrola, se encuentran otras importantes como Repsol, Caixabank, BBVA, Constructora San José, Mutua Madrileña y Grupo Planeta.

BBVA. Esta línea de investigación fue la primera en apuntar claramente al Ibex 35. Los investigadores -que encontraron las facturas pagadas por esta y otras empresas durante los allanamientos realizados en los domicilios y oficinas de Villarejo y su socio principal, el abogado Rafael Redondo- afirman que la entidad financiera ha pagado la parcela más de 10 millones de euros por los servicios prestados durante casi tres décadas. El trabajo por contrato supuestamente incluía el espionaje a políticos, empresarios y periodistas desde 2004, cuando la constructora Sacyr comenzó a moverse para intentar tomar el control de BBVA. Una maniobra que no tuvo éxito.

En esta parte del resumen, García-Castellón ha acusado a más de una decena de directores y exdirectores de la entidad. Como el propio expresidente, Francisco González, quien se desvinculó ante el juez de contratar a Villarejo y dijo que si bien «pudo haber habido alguna conducta irregular de carácter individual», él no tenía conocimiento. También pasaron por la Audiencia Nacional para declarar a Juan Asúa, asesor del actual presidente Carlos Torres; Eduardo Arbizu, ex representante legal; Manuel Castro, exjefe de Riesgos; y Julio Corrochano, comisario de la Policía Nacional y exjefe de seguridad del banco, liberado bajo fianza de 300.000 euros. El propio BBVA está acusado como persona jurídica de los presuntos delitos de corrupción, descubrimiento y divulgación de secretos y corrupción en las empresas.

Repsol y Caixabank. Hace apenas dos meses, dos de los hombres más poderosos del Ibex 35 también marcharon frente al magistrado para responder por la Caso Villarejo. Antonio Brufau, presidente de Repsol, e Isidro Fainé, expresidente de CaixaBank y exvicepresidente de la petrolera española, fueron interrogados durante casi dos horas sobre el Proyecto del Vino, la presunta comisión que ambas empresas hicieron que Cenyt espiara a Luis del Rivero. en el 2011, entonces presidente de Sacyr, que entonces intentaba hacerse con el control de Repsol con la ayuda de la petrolera mexicana Pemex. Tanto Fainé como Brufau han negado haber actuado mal. El fiscal cree que ambas empresas han pagado más de 400.000 euros a Villarejo.

Además de Brufau y Fainé, el juez acusó a otras personas que han ocupado cargos importantes dentro de sus dos empresas: entre ellos, Joaquín Uris, Luis Suárez de Lezo y Juan de Amunategui, ejecutivos de Repsol; Antonio Masanell, exdirector de Medios de Caixabank; ya los comisarios Rafael Araujo y Miguel Ángel Fernández Rancaño, directores de seguridad de Repsol y Caixabank respectivamente. La investigación reveló que las empresas, que encomendaron a ex policías la responsabilidad de sus áreas de seguridad, presuntamente utilizaron a estos agentes como interlocutores en la trama.

Planet Group. El resumen señaló a esta empresa en varias líneas de investigación. El juez mantiene abierta una pieza en la que investiga si Villarejo entregó a Planeta información sobre el árbitro que resolvió la disputa contra Blas Herrero, dueño de Radio Blanca-Kiss FM, que finalmente ganó Herrero. Como parte de estas investigaciones, el empresario Javier Pérez-Dolset, propietario de la empresa de videojuegos ZED, también se quejó de que los ejecutivos del grupo editorial estaban maniobrando para arrebatar el control de su empresa.

En esta línea, el magistrado abrió una pieza aparte sobre el Proyecto Brod, una comisión para espiar a los hermanos Javier e Ignacio Pérez Dolset, que tenían una participación significativa en Planeta. Los denunciantes apuntaron a los accionistas que controlaban el grupo editorial, pero el juez dijo en mayo pasado que no había encontrado «ningún indicio» al respecto. Tampoco, que Mauricio Casals, presidente del diario La razón y miembro del consejo de administración de Atresmedia, estuvo detrás de la maniobra.

Constructor San José. En diciembre pasado, el juez desestimó la investigación sobre Constructora San José. El juez, al considerar acreditados los contactos de la empresa con Villarejo, adoptó esta medida, declarando que la medida cautelar no había sido pagada y ejecutada. Según las instrucciones, hay indicios de que representantes de la empresa se han reunido con la trama, que ha venido a desarrollar un proyecto para espiar y boicotear a Santiago Rey, presidente del grupo de comunicación Voz -que incluye a medios como el diario. La voz de Galicia. En estas investigaciones se imputa a José Antonio Carpintero Dacal, director de la empresa y jefe de seguridad

Otras compañías. Los investigadores también están siguiendo el arrendamiento del terreno por parte de la compañía de seguros Mutua Madrileña y la compañía de detergentes Persan. El juez también ha enviado ya a dos de los promotores de la urbanización de lujo La Finca (Pozuelo de Alarcón, Madrid), Susana García-Cereceda y Francisco Peñalver, a juicio por cesiones a Villarejo para recabar información irregular del resto de herederos de Luis García. Cereceda, expresidente de la promotora Procisa, fallecida en 2010.