diciembre 3, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

El Gobierno quiere vincular la ampliación de ERTE a la formación de trabajadores | Economía

El Gobierno quiere vincular la ampliación de ERTE a la formación de trabajadores |  Economía
El consejero de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, este domingo en Barcelona.
El consejero de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, este domingo en Barcelona.EFE

El gobierno presentó este domingo a los agentes sociales un nuevo esquema para ampliar los expedientes del Reglamento de Trabajo Temporal (ERTE) por el coronavirus. El plan ofrece mayores exenciones de seguridad social para las empresas que capaciten a los trabajadores suspendidos, dijeron a Europa Press fuentes de UGT. En concreto, durante una reunión de «emergencia» celebrada por la tarde, el Ejecutivo ofreció, como parte de la limitación de actividad de ERTE, exenciones del 20% para las empresas con más de 10 trabajadores que no ofrezcan formación a sus empleados y del 50% si dan acciones formativas. Para las empresas más pequeñas, con menos de 10 empleados, estas exenciones llegarían al 50% sin capacitación y al 70% con capacitación. En el ERTE de impedimento a la actividad, las exenciones para todas las empresas serían siempre del 100%.

Más información

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones defiende que, de prorrogarse en las condiciones actuales, muchos sectores quedarían fuera del fondo de despidos porque se ha reanudado la actividad. «Dado que algunos trabajadores han estado fuera del mercado laboral desde el inicio de la pandemia, creemos que es más necesario que nunca apostar por la formación», afirman fuentes del departamento que encabeza José Luis Escrivá, comprometidas en investigar fórmulas que pavimenten la forma de conectar «de forma permanente» a ERTE con la formación de los trabajadores.

La propuesta del gobierno es que, para beneficiarse de las exenciones tributarias, las empresas con entre 10 y 49 empleados dediquen un mínimo de 30 horas a actividades de capacitación. Para aquellos con 50 o más empleados, este requisito se habría incrementado a 40 horas. Por ello, conviene incrementar el crédito previsto por la ley del sistema de formación profesional para el empleo, que se nutre de las aportaciones de las empresas y los trabajadores a la Seguridad Social.

El sistema no convence a los empresarios de la CEOE y Cepyme. Fuentes de la empresa, de hecho, señalan en las exenciones el gran obstáculo que impide llegar a un acuerdo. Los sindicatos están de acuerdo, que de momento no ven con buenos ojos el vínculo entre ERTE y formación. La medida fue diseñada para el mecanismo estructural que sustituirá al ERTE temporal por covid una vez finalizada la pandemia y se esté negociando en el marco de la reforma laboral. «La urgencia de esta prórroga impedirá su implementación [este sistema] con suficientes garantías ”, indican en UGT. Tanto empleadores como sindicatos se quejaron esta semana de que Inclusion no había detallado su propuesta.

«Por parte del Ministerio de Inclusión, creemos que es fundamental vincular ERTE con ayudas públicas para la formación de trabajadores», insisten las fuentes de ese departamento. “Dadas las dificultades técnicas que han surgido tanto de las empresas como de los servicios de empleo”, añaden, “proponemos conceder un mes desde la renovación de ERTE para que se puedan realizar los trabajos técnicos necesarios para presentar los planes formativos”.

El esquema ERTE actual para covid expira este mes. Lo que centró la atención en el Consejo de Ministros del próximo martes, el último programado antes del vencimiento de la prórroga actual. El hecho de que el Ejecutivo quiera proponer cambios en las condiciones para el aprovechamiento de la disposición ha despertado preocupación en muchas empresas, que han desvelado planes alternativos como la preparación de prácticas para despidos temporales no basados ​​en la situación pandémica sino en la economía tradicional, supuestos técnicos, organizativos o productivos (conocidos por las siglas ETOP).

Para evitar esta circunstancia, la idea que está evaluando el ejecutivo es extender el covid ERTE en solo un mes en las condiciones actuales (aunque las empresas reaparezcan para usarlas como en las prórrogas anteriores) y luego entre el 1 de noviembre y el 31 de enero. , se aplica una nueva extensión con archivos ya vinculados a planes de formación de la empresa. Los sindicatos proponen que, en este caso, la segunda prórroga sea al menos hasta el 31 de marzo de 2022, para dar tiempo a que se desplieguen los efectos positivos de los planes formativos. Este lunes está prevista una nueva reunión del Ejecutivo con agentes sociales para intentar cerrar un acuerdo.