mayo 13, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Elecciones: Pedro Castillo modera su discurso en la fase final de las elecciones presidenciales en Perú | Internacional

Elecciones: Pedro Castillo modera su discurso en la fase final de las elecciones presidenciales en Perú |  Internacional
El candidato presidencial Pedro Castillo y la líder de izquierda Verónika Mendoza firman un acuerdo este miércoles.
El candidato presidencial Pedro Castillo y la líder de izquierda Verónika Mendoza firman un acuerdo este miércoles.TWITTER MOVIMIENTO NUEVO PERU / Europe Press

El maestro rural Pedro Castillo modera su discurso en la recta final de las elecciones presidenciales en Perú, que se celebrarán el 6 de junio. El candidato radical, que lidera todas las encuestas en contra de Keiko Fujimori, ha abandonado algunas de sus propuestas planteadas antes de la primera vuelta y que amenazaban el sistema judicial. Entre ellos, había pedido la pena de muerte para los delincuentes y personas corruptas, había declarado su oposición al matrimonio igualitario y había amenazado con desactivar la oficina del defensor del pueblo por no resolver los conflictos que involucraban a las comunidades campesinas. Ante las críticas que lo acusan de querer imponer un régimen autoritario como el de Venezuela, el candidato presidencial firmó este miércoles un compromiso de diez puntos en el que garantiza el cumplimiento de los tratados internacionales y los derechos de las minorías, y especifica que promoverá una asamblea componente pero siguiendo las reglas del juego vigentes.

El documento de dos páginas titulado Compromiso con el pueblo peruano recuerda el que fichó a Ollanta Humala en abril de 2011, durante la segunda vuelta de la campaña, cuando moderó su discurso. Ese gesto de Humala, que plasmó en un convenio denominado «Compromiso con la Defensa de la Democracia», le valió el apoyo de la sociedad civil y organizaciones anti-fujimoristas, entre ellas el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa. El soldado retirado ganó las elecciones a Keiko Fujimori, quien luego se postuló por primera vez a la presidencia.

Castillo también prometió no repetir los errores cometidos en el manejo de la pandemia y garantizar «vacunas para todos y sin privilegios», en alusión al escándalo de Vacunarse esto saltó en febrero cuando la prensa reveló que el expresidente Martín Vizcarra y decenas de funcionarios de los Ministerios de Salud y Relaciones Exteriores habían sido vacunados en secreto con viales de Sinopharm enviados por el gobierno chino para «personal vinculado» a un ensayo clínico. El turismo vacunal también está sobre la mesa, ya que unos 1.500 peruanos han viajado a Estados Unidos cada día para vacunarse desde abril debido al lento proceso en el país andino.

Más información

Desde la primera vuelta, el 11 de abril, la mayoría de la prensa y los líderes de opinión de Lima han cuestionado a Castillo y a la izquierda moderada Verónika Mendoza por promover un referéndum para una asamblea constituyente que ponga fin a la Constitución de 1993. Carta, aprobada por un congreso constituyente mayoritario de Fujimori instaló el modelo económico neoliberal en Perú luego del golpe de Estado autocrático autocrático de Alberto Fujimori en abril de 1992. “Hemos ofrecido cambios fundamentales en el país, como la convocatoria de una Asamblea Constituyente. Prometo que todo esto se hará dentro del marco legal actual. No más golpes de Estado ”, reza el documento firmado por Castillo, al final de un acto en el que anunció un acuerdo político con Mendoza, con el que firmó por separado una declaración conjunta.

Para evitar el temor de que un régimen comunista o chavista tome el poder, como señalan sus opositores, el candidato Perú Libre ha prometido dejar el cargo el 28 de julio de 2026 si gana las elecciones. Regresaré a mi escuela para continuar. trabajar para mi gente «, dice.

La candidatura de Mendoza, líder del movimiento Nuevo Perú y ex candidato de Juntos por Perú, había impulsado las demandas de la población LGTBI durante la campaña de abril, de la que Castillo siempre se ha distanciado. El acuerdo político ahora alcanzado entre los dos incluye la promesa de Castillo, aunque sin mayores concesiones, de respetar los derechos de las minorías y «defender los derechos humanos de todos los peruanos». «Además, respetaré los tratados internacionales que el Perú ha suscrito en esta materia», agrega.

El dirigente sindical docente también ha dado marcha atrás en sus amenazas a instituciones que, según él, no funcionan para los más necesitados, sino para grandes corporaciones o intereses privados. “Para que ese país soñado se convierta en realidad, será necesario fortalecer la democracia, garantizar las libertades y consolidar las instituciones. El Tribunal Constitucional, la Defensoría del Pueblo y los órganos reguladores estatales se fortalecerán para lograr su verdadero objetivo: servir al pueblo ”, ofreció.

Según la encuesta más reciente, de Ipsos Perú, el 43% de los votantes votarán por él y el 34% por la hija mayor del autócrata Fujimori. El líder del partido Fuerza Popular, sin embargo, sigue a la cabeza en Lima, donde reside un tercio del electorado.

Suscríbete aquí a la newsletter de EL PAÍS América y recibe todas las claves informativas de la situación actual de la región.