junio 17, 2024

“Es imprescindible un plan de regulación de conflictos previsionales”

Según la Corte Suprema de Justicia, a fines de abril de este año, la ANSeS tenía un poco más de 250.000 juicios en curso, de los cuales el 33% tenían sentencias firmes pendientes de pago.

Estos años de trámites procesales ineficientes implican un alto costo para toda la ciudadanía, que disminuiría sensiblemente evitando la congestión de la justicia previsional.

Solucionar esta anomalía, de los sucesivos Gobiernos, no tendría un costo económico ya que no sería más que un adelanto financiero de un fin ineludible. ¿Será que tienen la casi certeza de que serán otros los que cargarán con el esfuerzo de pagar mañana?.

Se vuelve imprescindible un “plan de regularización de conflictos previsionales, que incluya acciones concretas para acelerar el cierre y cancelación de los cientos de miles de juicios y liquidación acorde a lo resuelto judicialmente, que incluya el rediseño del proceso administrativo previsional, eficaz en la ejecución -y eficiente, si fuera posible- con monitoreo medible de forma periódica, accesible y transparente.

Así, en lugar de estirar pagos que crean costos judiciales donde influyen intereses espurios, los partidos que actualmente compiten electoralmente debieran hacer propuestas concretas para solucionar el caos e injusticia en la mayoría de los reclamos judiciales previsionales eternos, y proveer alivio adicional real.

El Congreso debería propiciar al Ejecutivo un plan concreto de liquidaciones hasta llegar a tener casos que se resuelvan en un plazo mucho más razonable que el actual, liberando espacios y estableciendo un necesario monitoreo de la propia justicia acerca de la eficiencia en impartirla.

Néstor F. Bouvier / nfb@sapincons.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Mi mamá de 92 años, cuando tenía 62, se jubiló en CABA como supervisora de Primaria de Área Especial, fue maestra, secretaria, vicedirectora, e iba ganado todos los concursos de ascenso, aprobando con los mejores puntajes asignaturas como Administrativo y Procesal Administrativo.

Hace 30 años hizo una presentación judicial ante la ANSeS con una compañera de ella maestra de doble jornada, solicitaban que le reconocieran el 82%.

Actualmente le pagan a mi mamá veintinueve mil pesos ($ 29.000), en 2016 le pagaron el retroactivo del 82%, nunca le actualizaron su jubilación, a su compañera sí. La ANSES no quiere a mi mamá.

Graciela María Padilla / grapadilla19@hotmail.com

En el debate de los postulantes a la presidencia, Sergio Massa señaló que los juicios en la Argentina demoran mucho. En eso creo que todos estamos de acuerdo: Justicia lenta no es justicia.

Lo que Massa no dijo es que la demora en los juicios que entablan los jubilados para el ajuste de jubilaciones o pensiones que han sido mal calculadas se debe a que la ANSeS apela en todas las instancias (aunque la directora Raverta sepa perfectamente que se les asignó una jubilación menor a la que les corresponde y que el reclamo es justo).

Aún cuando los juicios tienen finalmente sentencia firme, la ANSeS no paga y los jubilados deben iniciar un juicio de ejecución con la esperanza de cobrar algún día lo que justamente reclaman. Así los juicios demoran alrededor de diez años y la mayoría de los jubilados litigantes se van muriendo sin cobrar lo que les corresponde.

La única excepción que oportunamente comentaron los diarios es el juicio que inició hace unos años la madre de Cristina Kirchner para reclamar el ajuste de su pensión. En ese caso particular, que seguramente era un reclamo razonable, el juicio tuvo una sentencia rapidísima y en menos de tres años la señora Ofelia logró cobrar el ajuste y el retroactivo.

Raúl H. Álvarez / DNI 7.619.244

En el debate del pasado domingo el doctor Sergio Massa, buen alumno de lo peor de la política y ducho mintiendo en su propio beneficio, criticó a Patricia Bullrich por un recorte a los jubilados cuando era ministra de Trabajo. Y luego se atribuyó la grandeza de haberlo devuelto, una mentira colosal, desgraciadamente no desmentida por el resto de los candidatos.

Durante los 4 años de kirchnerismo hasta noviembre de 2023 la inflación será del 860% y a los 4 millones de jubilados que cobran las mínimas y sus bonos se le ajustó un 605%. A los 3 millones de jubilados que cobramos más, solo nos aumentaron según el deshonesto índice de movilidad: un 521%.

Nunca nos han robado tanto, siendo el ministro Massa, además, partícipe necesario. Somos más de 7 millones de jubilados con trabajo y aportes de toda una vida recibiendo haberes miserables. Jubilaciones mal calculadas desde el inicio por una fórmula que no toma la inflación de los últimos 10 años. Miles de sentencias por juicios de justos reclamos que no se pagan.

La ANSeS es un reservorio camporista que debe reconvertirse en un organismo serio y tal como lo creó la ley, dejar de ser una caja multiuso en la que el poder mete su mano, como lo ha hecho Massa, inclusive aprovechándose del Fondo de Garantía que representaba las reservas del sistema.

El próximo gobierno, a diferencia de este, debe cumplir las leyes argentinas que amparan los Derechos Humanos de los adultos mayores, votadas con bombos y platillos, pero olvidadas en la práctica. Los jubilados y familias no sólo sufrimos un grave problema económico, sino que también una inmensa deuda moral.

Matías Rossi / matiasrossi2014@gmail.com

El ex gobernador de Córdoba y candidato presidencial Juan Schiaretti en su spot de campaña señala que el país perdió “la noción del trabajo y el esfuerzo”.

Curiosa mención la suya, ya que al tratarse en el Congreso la última moratoria previsional, que permitirá que miles de personas que nunca aportaron se jubilen, los tres diputados cordobeses que le responden, primero no dieron quórum, pero luego votaron a favor de tal iniciativa.

Los jubilados aportantes seguramente lo tendrán en cuenta el 22 de octubre.

Hugo Perini / hperini@consejo.org.ar

Los abuelos que enferman y que no se pueden curar solos, fallecen ya que el PAMI no atiende en la práctica de forma eficiente a los abuelos, dándoles turnos de meses con patologías que necesitan horas o días para tratar, internando en clínicas que son hoteles muchas de ellas -como la 2 de Abril del Parque de Lomas- sin brindarles atención efectiva y esperando que se curen solos.

Es por ello que nuestra clase dirigente , el kirchnerismo, el PDI, se atienden en sanatorios privados mientras “con verso” hablan que el PAMI te da más, cuando muchas veces se derrocha el dinero de los abuelos con corrupción. Hay que acordarse y meditar el voto.

Eduardo Bayer / Bayersistemas@gmail.com