abril 24, 2024

Este fármaco para el cáncer podría curar el sida

Un fármaco que se utiliza para tratar el cáncer ha demostrado eliminar células de VIH «silenciosas» en modelos animales y células humanas de personas que viven con el VIH, un descubrimiento preclínico significativo que podría conducir a la ansiada cura para la enfermedad.

La infección latente del VIH, causada por los reservorios de VIH ocultos en el organismo, es la responsable de que el virus permanezca permanentemente en el cuerpo y no pueda ser erradicado con las opciones terapéuticas actuales. Ello hace que las personas que viven con el VIH requieran terapia antirretroviral (TAR) de por vida para suprimir el virus.

Se estima que 39 millones de personas en todo el mundo viven con el VIH.

La terapia antirretroviral ha demostrado un gran eficacia y logra que la mayoría de las personas con VIH tengan el virus indetectable. Sin embargo, este tratamiento no logra alcanzar a las células infectadas por el VIH en hibernación, lo que significa que no puede erradicar el virus del organismo y, por tanto, curar al paciente.

Ello obliga a las personas con un VIH a tomar el tratamiento durante toda su vida: si se deja de tomar, las células infectadas por el VIH en hibernación se reactivarán en un período de tiempo muy corto, lo que llevará a una reaparición del virus.

En este estudio, los investigadores del Instituto de Investigación Walter and Eliza Hall y del Instituto Doherty (Australia) utilizaron venetoclax, un fármaco para la leucemia, en modelos preclínicos de VIH y encontraron que retrasaba la reaparición del virus en dos semanas, incluso sin el TAR.

El hallazgo, asegura el investigador Philip Arandjelovic «supone un avance hacia el desarrollo de opciones de tratamiento para los millones de personas que viven actualmente con el VIH en todo el mundo».

El estudio muestra la primera vez que se ha utilizado venetoclax por sí solo para evaluar la persistencia del VIH en modelos preclínicos.

En combinación

Sin embargo, los investigadores también descubrieron que el tratamiento contra el cáncer puede combinarse con otro medicamento que actúa en la misma vía y que actualmente está en ensayos clínicos, para lograr un retraso mayor en la recuperación viral, con una duración más corta del tratamiento con venetoclax.

El VIH se dirige principalmente a las células T CD4+, un tipo de glóbulo blanco crucial para que el sistema inmunológico funcione adecuadamente.

Se ha diseñado un ensayo clínico de fase en el que probará el uso de venetoclax para tratar el VIH

Es dentro de estas células donde el VIH puede permanecer en estado latente, listo para reactivarse si el virus no es eliminado de manera efectiva.

Utilizando células T CD4+ humanas donadas por personas que viven con el VIH y que están en tratamiento supresor de la TAR, los científicos del Instituto Doherty encontraron que venetoclax también podía reducir la cantidad de ADN del VIH en estas células blancas sanguíneas.

Los resultados mostraron que venetoclax redujo de manera potente la cantidad de ADN viral intacto en las células de los pacientes cuando se estudió en el laboratorio.«Esto indica que venetoclax está matando selectivamente a las células infectadas, que dependen de proteínas clave para sobrevivir», explican los autores.

El equipo ha diseñado un ensayo clínico de fase en el que probará el uso de venetoclax para tratar el VIH y que comenzará a final de año en Dinamarca dirigido por Sharon Lewin y Marc Pellegrini, del Instituto Doherty, y Thomas Rasmussen, de la Universidad de Aarhus en Dinamarca.

«El ensayo evaluará la seguridad y tolerabilidad de venetoclax en personas que viven con el VIH que están bajo terapia antirretroviral supresora», explica Pellegrini.