junio 17, 2024

Exequiel Zeballos, el primer producto de Boca Predio de la gestión Riquelme y al que un vía crucis de lesiones frenó sus gambetas

Por tercera vez en 14 meses, Exequiel Zeballos sufrió una lesión que pondrá nuevamente en pausa una carrera profesional que comenzó hace menos de tres años y que ha estado marcada por situaciones desafortunadas. La que se confirmó este miércoles se trata de una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de la rodilla derecha que sufrió el martes en el partido ante Belgrano en el estadio Julio César Villagra.

Zeballos fue el primer juvenil formado en la cantera xeneize que debutó durante el ciclo de Miguel Ángel Russo como entrenador y de Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo del club y titular del Consejo de Fútbol: lo hizo el 29 de noviembre de 2020, apenas cuatro días después de la muerte de Diego Armando Maradona, en una victoria 2 a 0 contra Newell’s en la Bombonera por la quinta fecha del grupo 4 de la Copa a la que se le había dado el nombre del mejor futbolista de todos los tiempos.

Ese día, el santiagueño, con apenas 18 años y con la camiseta número 30 (al igual que las de sus compañeros, en el dorso no tenía su apellido, sino el de Maradona), ingresó a los 27 minutos del segundo tiempo en lugar del colombiano Sebastián Villa. Fue el primero de los 46 encuentros que disputó en la Primera de Boca (la mayoría, ingresando desde el banco de suplentes) antes del primer gran golpe.

El 10 de agosto de 2022, el equipo que entonces dirigía Hugo Ibarra avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina al derrotar 1 a 0 a Agropecuario Argentino en el estadio Padre Ernesto Martearena de Salta con un gol de Guillermo Fernández. Sin embargo, la imagen más potente y dolorosa que entregó aquel encuentro fue la lesión de Zeballos.

Cuando solo se habían disputado cinco minutos, el Changuito intentó desbordar por la banda izquierda y recibió un muy fuerte golpe de Milton Leyendeker. Si bien inicialmente el árbitro Nicolás Ramírez solo le mostró la tarjeta amarilla, luego modificó su decisión y expulsó al zaguero. El futbolista de Boca no pudo recuperar la vertical y fue retirado inmediatamente del campo. No había dudas de que la lesión era grave.

El parte médico llegó unas horas después: hablaba de “una lesión de la sindesmosis tibioperonea distal con lesión del ligamento deltoideo y avulsión del maléolo posterior del tobillo derecho”. Simplificado, una fractura en la tibia y una rotura ligamentaria que demandó una intervención quirúrgica.

La recuperación le exigió poco más de cuatro meses. Luego de reincorporarse a los entrenamientos y realizar la pretemporada con sus compañeros el último verano, el futbolista que representó al seleccionado sub-17 en el Mundial de Brasil 2019 volvió a jugar el 29 de enero de este año en un triunfo 1 a 0 ante Atlético Tucumán en la Bombonera por la primera fecha de la Liga Profesional: entró por Villa a los 39 minutos del segundo tiempo.

En enero de este año, Exequiel Zeballos volvió a jugar tras recuperarse de una fractura en la tibia derecha. Foto: Marcelo Carroll.En enero de este año, Exequiel Zeballos volvió a jugar tras recuperarse de una fractura en la tibia derecha. Foto: Marcelo Carroll.

De todos modos, el retorno fue efímero: apenas 13 días después de aquel encuentro con Atlético Tucumán, el santiagueño sufrió un golpe en la rodilla derecha durante el partido que Boca perdió 2 a 1 con Talleres en el Mario Kempes por la tercera jornada de la Liga. Si bien eso no le impidió completar el duelo, el impacto le causó una lesión en el menisco externo que lo obligó a someterse a una nueva operación.

Después de 63 días de parate, volvió a jugar el 15 de abril, ya con Jorge Almirón al mando del equipo, en la derrota 1 a 0 frente a Estudiantes en la Bombonera por la 12ª fecha de la Liga. Ese día reemplazó al paraguayo Óscar Romero y estuvo en el césped 14 minutos. Pero terminó el duelo con mucho dolor y un edema óseo en la rodilla derecha. Por ello, dejó de entrenarse junto a sus compañeros y durante varias semanas hizo un trabajo especial hasta alcanzar una recuperación plena.

Su tercera vuelta a las canchas fue el 20 de julio, cuando Boca superó 2 a 1 a Barracas Central en el Madre de Ciudades de Santiago del Estero por los 16avos de final de la Copa Argentina: entró a ocho minutos del desenlace en lugar de Valentín Barco.

“Son aprendizajes de la vida. Hay que seguir para adelante, como dicen mis viejos. (Quiero) Agradecer a todos los médicos, a los que están en el club, al Consejo (de Fútbol), a Román (Riquelme), que siempre me ha dado apoyo, a mi gente. Soy un chico con suerte porque volví en mi provincia y con la gente de Boca”, celebró esa noche tras la victoria.

Ese fue el primero de los 17 partidos que Zeballos logró encadenar en 82 días antes de que una nueva lesión lo sacara del duelo de este martes ante Belgrano tras haber permanecido en el terreno apenas nueve minutos. Ahora le espera una nueva operación y otra larga pausa.