junio 17, 2024

EXTRATERRESTRES | El ufólogo Jaime Maussan muestra dos cuerpos «no humanos» de supuestos extraterrestres

El ufólogo Jaime Maussan ha mostrado este miércoles en la Cámara de Diputados de México dos cuerpos momificados «no humanos». Con esta medida, Maussan y expertos en la materia han pedido el reconocimiento nacional e internacional de que existe vida extraterrestre

El ufólogo y periodista ha explicado que los dos cuerpos mostrados tenían más de 1.000 años, de acuerdo con una investigación realizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Además, ha indicado que la universidad realizó unos análisis de carbono 14 con los que ha determinado que se mantuvieron sepultados por un milenio dentro de una diatomea, un tipo de alga que no permite el crecimiento de bacterias ni de hongos, lo que permitió su preservación.

Cuerpos sepultados

Maussan ha señalado que los seres presuntamente extraterrestres no son cuerpos recuperados en naves que cayeron sobre la Tierra, sino que estaban sepultados.

«No se trata de momias, se trata de cuerpos que están íntegros, completos, que no han sido manipulados en su interior y que tienen una serie de elementos que los hacen verdaderamente extraordinarios», ha expresado.

Para Maussan existe la evidencia suficiente para demostrar que existe la vida extraterrestre y ha asegurado que, de tenerse el valor de aceptar «que estamos siendo visitados por inteligencias no humanas que vienen a la Tierra desde las profundidades del universo, incluso podríamos viajar a otros universos«.

Vídeo de11 objetos no identificados

Noticias relacionadas

El ufólogo ha recordado que México ya ha dado un paso adelante cuando ha filtrado el vídeo de una nave de la Fuerza Aérea mexicana, donde se observaron, a través de una cámara infrarroja, 11 objetos anómalos no identificados.

Aparte, el piloto de combate estadounidense y exdirector de la Marina estadounidense, Ryan Graves, quien revelara que el Gobierno de EEUU investigaba el fenómeno ovni desde hace años, insistió en que ya se tienen naves y restos de origen no humano en posesión de autoridades en Estados Unidos.