julio 13, 2024

Foro de Tendencias: García Andrés: «Todos los indicadores apuntan a que la recuperación está en marcha» | Economía

Foro de Tendencias: García Andrés: "Todos los indicadores apuntan a que la recuperación está en marcha" |  Economía
Gonzalo García Andrés, secretario de Estado de Economía, en el FORO TENDENCIAS 2021.Samuel Sánchez / EL PAÍS

Tras un comienzo de año vacilante en el que la pandemia siguió retrasando la esperada salida de la crisis, el optimismo se apoderó del gobierno. El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, espera un segundo trimestre fuerte, en el que la empresa ya ha iniciado la carrera hacia los umbrales pre-virus. “Todos los indicadores apuntan a la recuperación en marcha. Hemos seguido los de alta frecuencia y el primer objetivo es la normalización de la movilidad y la confianza. Y esta recuperación de las expectativas de empresas y trabajadores nos llevará a un nivel de actividad similar al que hubiéramos tenido en 2019 ″, aseguró durante la cuarta edición del Foro Tendencias 2022 que organiza EL PAÍS en el Espacio Fundación Telefónica y patrocinado por Abertis, Iberdrola, Iberia, Telefónica y Tendam.

Más información

En conversación con Miguel Jiménez, El subdirector de EL PAÍS, el político madrileño, anticipó un «verano mucho mejor que el del año pasado», aunque todavía más bajo que el de 2019. «Seguimos en una pandemia, y por tanto el flujo internacional de pasajeros no será el mismo . «, reconoció. La temporada turística, en cambio, está cobrando impulso según los datos que gestiona el Gobierno para reservas y tráfico aéreo.

El foro fue inaugurado por el director de EL PAÍS, Javier Moreno. En su intervención destacó que tras meses sin claridad sobre el futuro, con todos los esfuerzos concentrados para evitar la catástrofe sanitaria y económica, la situación ha cambiado. “Hoy el paisaje es diferente. Con más del 50% de la población en España con al menos una dosis de la vacuna, el final de la pandemia parece más cercano y claro ”.

García Andrés, que le siguió al podio como primer ponente, se mostró confiado en que España recuperará el nivel de empleo prepandémico este año, aunque admitió que el PIB tardará un poco más, hasta 2022, misma fecha en la que gestionar. organizaciones como el Banco de España. El secretario de Estado, que hace tan solo mes y medio sustituyó a Ana de la Cueva al frente del área de Economía, recordó que todavía hay 465.000 trabajadores en ERTE, el 44% de ellos en el sector de la hostelería, pero recordó lo que da el peor momento se han activado 1,3 millones de puestos de trabajo desde la tercera ola. Y citó los buenos datos de junio que proyectó la semana pasada el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Los fondos europeos se presentan desde hace meses como el gran incentivo para los negocios, pero los posteriores retrasos en los desembolsos han suscitado algunas dudas. El secretario de Estado pide paciencia. “Los efectos se tendrán que ver en el trienio en el que se concentrarán las inversiones y reformas, pero el horizonte es mucho más largo, la idea es que la realización de inversiones y reformas conducirá a un mayor crecimiento y cohesión territorial para el próximos 15 o 20 años «.

Entre las reformas, una de las más complejas de implementar es la del sistema de pensiones. Y García Andrés anticipó que el acuerdo está muy cerca. «Cuando tenemos un horizonte de 20 o 30 años, si toma unos días más o menos, no es lo importante», dijo. “Hay reformas que se aprueban muy rápido y luego no se implementan. Las buenas reformas y las que perduran son las que cuestan ”, agregó.

Por el lado sindical, dijo que el diálogo social está en marcha para lograr la reforma, pero insistió en que no es una tarea fácil. “Si fuera fácil acabar con el exceso de trabajo temporal, el paro estructural y la situación de los jóvenes en el mercado laboral, hablaría muy mal de nuestro marco institucional y político”. El secretario de Estado no quiso disentir dentro del gobierno sobre el salario mínimo y prometió que se alcanzará la meta de llegar al 60% del salario promedio al final del período.

El PP abre las puertas para negociar las reformas del Fondo de Recuperación

El acalorado ambiente político ha impedido hasta el momento que un país se posicione sobre un tema tan trascendente como las reformas e inversiones vinculadas a futuros fondos europeos. En medio de este ruido, la vicesecretaria general de Acción Sectorial del Partido Popular, Elvira Rodríguez, se puso en contacto con el gobierno este jueves en el Foro de Tendencias para que su partido se involucre más en las negociaciones. “A priori, y aquí os lo aseguro, no tenemos problemas para trabajar en las cosas importantes, que son estas, las cuestiones del futuro”.

Durante la mesa redonda, moderada por el corresponsal político-económico de EL PAÍS, Claudi Pérez, el representante popular destacó que el gobierno debe actuar para que haya una cierta unidad de acción, que siempre es objeto de críticas. “El consenso se compone de dos partes, no solo una. Y el consentimiento no es un contrato de membresía ”, matizó.

Mercedes Caballero, secretaria general de Fondos Europeos del Ministerio de Hacienda, defendió que el Gobierno ya ha avanzado en esa dirección creando la Jornada Sectorial del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para debatir con comunidades autónomas y municipios sobre cómo gestionar la desembolsos. “Ha habido afán de consenso, ha habido diálogo, se puede considerar más o menos, pero ha habido y habrá mucho más, por las razones que he dicho, porque sin cogobernanza es imposible llevar a cabo el lento «, insistió.

Para Rodríguez, desde el PP, el gobierno no buscó suficiente diálogo, centralizó demasiado las decisiones y no fue transparente. “Cuando el objetivo es cambiar el país y llevar a cabo las reformas estructurales necesarias para generar un crecimiento sostenido y un empleo estable, parece normal que hablemos de ello con los principales partidos de oposición de una manera completamente natural. Durante los siete meses de llevar a cabo el plan no entramos para nada, pero no porque no quisiéramos entrar, sino porque no se nos dio la oportunidad. Nos enteramos del decreto ley por el BOE ”, se quejó.

Luis Garicano, jefe de la delegación ciudadana al Parlamento Europeo y vicepresidente económico del grupo Renovar Europa, uno de los hombres que más participó activamente en la fase inicial de redacción del plan en Bruselas, se sumó a esta crítica al gobierno. . «El plan español ni siquiera se ha presentado en el Parlamento», criticó. Garicano fue el más crítico con el plan de inversiones elaborado por el Ejecutivo. “Resumiría el plan de recuperación con una preocupación: las cosas y no las personas. Y preferiría personas y no cosas. Los problemas en España son básicamente tres: precariedad laboral, paro juvenil y el mayor abandono escolar de Europa. Son problemas de inversión en personas, en capital humano ”.

El eurodiputado liberal cree que el plan español no sirve para abordar estos problemas estructurales, diagnosticados hace mucho tiempo, pero aún vigentes, y que Bruselas no ha puesto suficiente énfasis en las reformas para evitar el enfrentamiento con los estados. “Mi preocupación es que el plan dejará una sociedad donde la gente conduce Tesla y tenemos hogares aislados, pero muchos trabajadores que han aprendido a aislar hogares seguirán desempleados. Una sociedad que básicamente sigue con problemas de precariedad, paro juvenil y ese exceso de ciclotimia en el mercado laboral que hace que todo el mundo salga a la calle cuando algo sale mal. Ojalá hubiera una mayor ambición transformadora «, concluyó.

Garicano insistió en que no solo le preocupa que el dinero esté bien gastado, sino que simplemente se gasta por las dudas sobre la capacidad de España para llevar a cabo la avalancha de fondos. Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos-ATA y vicepresidente de la CEOE, reconoció que multinacionales como Iberdrola o Telefónica tienen un impacto muy positivo en el ecosistema de pymes que giran en torno a ellas, pero llamó a no ser extrañado dada la estructura empresarial española, muy dependiente de las pequeñas empresas. «Un plan de esta cantidad de millones que no tiene en cuenta la realidad del tejido empresarial de España, y también de la UE, formado principalmente por pymes y autónomos, es un plan que puede resultar ineficaz», advirtió. .

Para Amor, en la primera fase de la reforma previsional «la música suena muy bien». No así la reforma laboral: “Como dijo claramente el consejero delegado, nos oponemos totalmente a esta reforma tal y como se propone en este momento, pero la vamos a negociar con la lealtad institucional que siempre nos ha caracterizado”, garantizó.