noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Hacienda descubre sobrecostos en presunto contrato T-4 de Barajas de PP | recuadro b España

Hacienda descubre sobrecostos en presunto contrato T-4 de Barajas de PP | recuadro b  España
Avión de Iberia ubicado en la pista de la Terminal T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en junio de 2021.
Avión de Iberia ubicado en la pista de la Terminal T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en junio de 2021.Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

El Ministerio de Hacienda encontró numerosas irregularidades en la ejecución de uno de los contratos del segundo mandato de José María Aznar como primer ministro (2000-2004) por sospecha de haber servido para alimentar fondos de la caja del PP, según un informe citado en Nacional. Juzgado al que tuvo acceso EL PAÍS. Se trata de la adjudicación, en 2002 y por 32,9 millones de euros, de las obras de uno de los aparcamientos de aviones de la entonces en construcción terminal T-4 del aeropuerto de Barajas (Madrid). El contrato fue adjudicado a Constructora Hispánica, entonces presidida por Alfonso García Pozuelo, uno de los donantes que figuran en el Documentos de Bárcenas, contabilidad b lucido por el popular ex tesorero Luis Bárcenas. Las obras tuvieron un sobrecoste total de siete millones.

El contrato es uno de los 23 premios, por valor de 600 millones de euros, que recibió esta empresa durante los gobiernos del PP y que son investigados por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, investigador del caso sobre los presuntos sobornos a empresarios reflejados en la contabilidad opaca de Bárcenas. Pedraz cerró el caso el 22 de julio y está a la espera de recibir los últimos informes para decidir si procesa a los imputados o, por el contrario, archiva el sumario. Informes anteriores de Hacienda y Policía ya han encontrado irregularidades en otras licitaciones.

El informe ahora incorporado, elaborado por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), entidad dependiente de Hacienda, examina la cesión por parte de Aena, sociedad gestora de los aeropuertos españoles, de las obras en el muelle del muelle del Zona Ponente de la nueva terminal del aeropuerto de Madrid, inaugurada en febrero de 2006. En el documento, los expertos comparan el desarrollo de la obra con otro concurso similar en las instalaciones y destacan la existencia de «precios contradictorios», actuaciones «ilegales», indemnizaciones «injustificadas», sobrecostes «inadmisibles» y montos «irreales» en la ejecución del contrato, entonces Aena dependía del Ministerio de Fomento, presidido por Francisco Álvarez Cascos.

El IGAE señala que, durante los seis meses de paralización de la construcción, la constructora facturó gastos desproporcionados en personal, combustible o rubros de telefonía móvil. «Es sorprendente que todas las cifras [que figuran como sueldos] son múltiplos de 1.000 euros, salvo dos múltiplos de 500 euros. Es evidente que esta justificación es insuficiente, ya que sería necesario aportar el sueldo efectivamente pagado (…) para verificar, entre otras cosas, que, al menos formalmente, dicho personal ha sido asignado a la obra ”.

En cuanto a los gastos de combustible, asegura que la empresa cobró en ese período en torno a los 9.000 euros, «lo que supondría que los vehículos asignados a los trabajos hubieran completado más de 100.000 kilómetros en un trabajo que no ha comenzado». En cuanto a la factura del teléfono, señala que se cobraban 3.640 euros mensuales «cuando había siete personas contratadas, lo que significa 502 euros mensuales por persona, sin empezar a trabajar».

Junto a estos gastos, el informe revela la existencia de una indemnización de 470.000 euros a la constructora por los supuestos incrementos en el coste de mano de obra y materiales, que, en realidad, deberían haber sido de 75.000 euros. La constructora reclamó a Aena un presunto incremento del 12,55% en el rubro cemento, cuando de hecho en esos meses el incremento en el precio de este material fue del 0,1%.

El documento también advierte del pago de un recargo de 107.000 euros por avales y seguros que «no es subvencionable», expresión que también se utiliza para analizar la indemnización de 1,4 millones que se abonó a la empresa como «gastos generales» por el retraso. al inicio de las obras. Los peritos lamentan que la documentación que reclamaban sobre una modificación de la obra que ascendía a 12,2 millones de euros, el 30,47% de los 40,1 millones finalmente abonados, nunca fue enviada por Aena a pesar de haber sido reclamada. El informe indica que esta parte del trabajo también tiene «irregularidades».

Informes de IGAE y UDEF

No es la primera vez que la IGAE envía un informe sobre supuestas irregularidades en los contratos, aunque hasta ahora no había sido tan sensacionalista en calificarlos. En uno de ellos, incorporado al expediente el pasado mes de mayo, Hacienda señaló que en otros siete contratos adjudicados a Construcciones Hispánica analizados presentaron costes adicionales y obras complementarias durante su ejecución que incrementaron el importe final en 70 millones de euros. Ese documento hablaba en un caso de «práctica irregular» y en otros calificaba algunos detalles de «extraños» o «dudosos», al tiempo que destacaba que en muchos el costo de los cambios se apresuró para que no supere el 20% del costo. monto inicial, que habría requerido un dictamen del Consejo de Estado.

En noviembre del año anterior ya se había ingresado en el caso otro informe del IGAE, en ese caso sobre contratos de otra de las empresas sospechosas, Degremont, con SEPES y Canal de Isabel II, la empresa encargada del abastecimiento de agua en Madrid. . Ya ese documento de Hacienda indicaba la existencia de «algunas irregularidades administrativas», prácticas «cuestionables» e incluso elementos «prohibidos», aunque los peritos no fueron concluyentes por la falta de gran parte de la documentación de ambas licitaciones.

Además, el pasado mes de julio la Unidad de Delitos Económicos y Tributarios (UDEF) de la Policía Estatal entregó al juez un informe completo que documenta decenas de irregularidades en 18 de los 23 contratos adjudicados a Constructora Hispánica. El documento policial destacó que estos tuvieron un “costo superior al precio original, resultado de cambios en las circunstancias de la ejecución del contrato. […]. O para revisiones de precios, modificadas, adicionales por aumento de unidades de obra en la certificación final u obras complementarias ”. Según una de las tablas contenidas en el informe, y suscrita por el Inspector Jefe Manuel Morocho, responsable de la investigación de la Caso Gürtel, estos sobrecostos en 14 proyectos superaron el 20%, en algunos casos se dispararon al 64%, 74% e incluso 94%.