diciembre 8, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Hacienda destinará 3.521 millones para el nuevo acuerdo de Muface, que provoca el rechazo de United We Can | Economía

Hacienda destinará 3.521 millones para el nuevo acuerdo de Muface, que provoca el rechazo de United We Can |  Economía
Un trabajador sanitario vacuna a una mujer durante la vacunación de los mutualistas Muface, Isfas y Mugeju, en marzo en Madrid.
Un trabajador sanitario vacuna a una mujer durante la vacunación de los mutualistas Muface, Isfas y Mugeju, en marzo en Madrid.Rodrigo Jiménez / EFE

Las mutuales continuarán a pesar de la renuencia de United We Can. El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha autorizado 3.521,7 millones de euros al fondo de inversión de funcionarios del Estado (Muface) para renovar los acuerdos con las compañías privadas de seguros de salud en el período 2022-2024. Está previsto que llegue al Consejo de Ministros este martes la propuesta del departamento que encabeza María Jesús Montero, que propone un aumento paulatino de las primas.

Esta propuesta contrasta radicalmente con la posición de Podemos, que pide el fin de las mutuas para pasar a un sistema totalmente público. El Ministerio de Derechos Sociales liderado por Ione Belarra (United We Can) ha cuestionado a Hacienda tanto la extensión de acuerdos con aseguradoras como el aumento de las primas recibidas, que serán del 8% en 2022, 8, 75% en 2023 y 10% en 2024. La formación morada recordó que el acuerdo de coalición propone la evolución hacia un sistema de asistencia totalmente pública, poniendo lápiz sobre papel que avanzará hacia «blindar» un «sistema de salud» público, con foco en la salud basado en la gestión pública directa «.

Más información

Social Rights también lamenta que la actuación amparada por los conciertos incorpore servicios que no están incluidos en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud. Estos incluyen 20 sesiones anuales de psicoterapia, seis consultas anuales de podología, beneficios de salud bucal o que «habrá una habitación individual con baño o ducha y cama de acompañante» en las admisiones hospitalarias. El grupo parlamentario Unidos Podemos en el Congreso ya había presentado a la Cámara hace unas semanas una propuesta no legislativa para que los nuevos funcionarios se incluyan en el sistema público de salud y así terminen paulatinamente con fondos mutuos. La propuesta sostiene que «la defensa de un modelo universal y de salud pública es incompatible con la prestación de una atención diferenciada a dos millones de personas» e insta al Gobierno -de hecho, su socio- «a tomar las acciones necesarias para avanzar en la cohesión, la equidad, la organización unitaria y la gestión pública directa del sistema de salud, al servicio del interés general ”, solicitando que se incorporen nuevos registros laborales al Sistema Nacional de Salud.

Muface brinda cobertura médica a casi 1.5 millones de personas; el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (Isfas) atiende a más de 592.000 y el Fondo Conjunto para la Justicia Judicial (Mugeju) aproximadamente a 91.700. La Central Sindical Independiente de Servidores Civiles (CSIF), que desde hace algunos años pide a Hacienda que cierre el convenio con las aseguradoras, asegura que desconoce la propuesta y advierte que las tensiones políticas generadas por el asunto podrían derivar en una pérdida de servicio en detrimento de los trabajadores. Luego de asegurar la semana pasada que no permitiría que Muface se muera de «hambre», el sindicato pide más transparencia, asegura que estará muy atento y agrega que mira el proceso con preocupación, debido a las quejas de las aseguradoras que el falta el sistema. «Estamos en guardia», dicen fuentes del CSIF.

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Salud (Fundación IDIS), que incluye a importantes empresas sanitarias y asociaciones privadas en España, expresó la semana pasada su rechazo al proyecto de ley de Podemos, argumentando que el mutualismo administrativo ahorra al sistema sanitario público entre 720 y 800 millones de euros anuales. La Alianza Española para la Sanidad Privada (ASPE), por su parte, ha destacado recientemente que el modelo sanitario para la atención del Régimen Especial de Seguridad Social de los Funcionarios del Estado es insostenible porque la retribución de los servicios sanitarios a la sanidad privada es deficitaria. años. También reveló que el sector estaba pidiendo una actualización en línea con los crecientes costes sanitarios, petición que se viene dando en los últimos años desde el sector a las entidades gestoras.