julio 13, 2024

Incendio de Ávila se estabilizó con cerca de 22.000 hectáreas quemadas | Clima y medio ambiente

Incendio de Ávila se estabilizó con cerca de 22.000 hectáreas quemadas |  Clima y medio ambiente
Pinares quemados en la cresta de la Sierra del Pico Zapatero.RAÚL SANCHIDRIÁN / EFE

El incendio declarado el pasado sábado en la provincia de Ávila se ha estabilizado. El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, confirmó hoy que ya no hay llama en los 130 kilómetros de su perímetro, solo algunas reproducciones internas. Esto no quiere decir que esté controlado, lo que ocurre cuando ese perímetro se enfría y los riesgos de rebrote son muy bajos. «No es una situación de control», enfatizó. El fuego continúa en peligroso nivel 2 en una escala de 0 a 3, pero sin riesgo para la población. El Ejecutivo Regional cuantifica el número de hectáreas quemadas en no menos de 12.000, mientras que el Servicio de Emergencias Copérnico de la Unión Europea, que proporciona información geoespacial precisa, calcula un área de 21.993 hectáreas quemadas hasta la fecha, equivalente a 22.723 para un total de 730 hectáreas de otro incendio declarado muy cercano, en El Tiemblo.

“Es muy pronto para hacer esta valoración, porque hay zonas internas que no han sido quemadas, una cosa es la superficie dentro del perímetro y otra es la calcinada”, recordó Suárez-Quiñones. Pero lo que no hay duda, ha precisado, es que «será uno de los mayores incendios que se hayan producido jamás en Castilla y León». El fuego solo se declarará extinguido cuando toda su superficie se haya enfriado, lo que puede tardar semanas en llegar.

Las columnas de humo siguen en erupción y son detectadas por un helicóptero equipado con un sistema de cámaras infrarrojas. Los vecinos también están ayudando. Se trata de preservar zonas que no han sido destruidas por las llamas, que han calcinado principalmente pastos, matorrales, matorrales y algunas zonas boscosas. El incendio estalló cuando un vehículo se incendió en Navalacruz, en los alrededores del valle de Ambles y estos días se ha extendido por la Sierra de la Paramera.

Suárez-Quiñones aseguró que ya se está trabajando en el plan de restauración para restaurar el abastecimiento de pastos para el ganado, la protección de acuíferos y cuencas hidrográficas de las poblaciones, la extracción de madera quemada, así como la forestación en las partes boscosas. La declaración de zona de desastre corresponde al gobierno de España.

Puedes seguir CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en FacebookGorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal