marzo 1, 2024

interna por seguridad en el nuevo gobierno

El poder que tienen las urnas Javier Milei y la necesidad de acordar con nuevos socios parecen haber escaneado sus promesas con los líderes leales al principio, incluido su vicepresidente Victoria Villarruelquien supone que seré el encargado de ordenar el equipo de seguridad y defensa, pero ni siquiera aurabló con Patricia Bullrich por su ingreso al Gabinete.

Ajustado a las reglas de las fuerzas de seguridad, el discurso de Villarruel no pretende y se adapta al verticalismo presidencial. “Nos comunicaremos con el presidente Milei con mi responsabilidad y quien estuvo en Seguridad y Defensa también”, dijo el vicepresidente electo.

Sin embargo, en términos concretos, salió a marcar la cancha: su primera actividad pública como vicepresidente electo fue registrar el departamento central de la policía federal y el edificio de gendarmería.

El ejército de Gabinete no es el primer signo que marca distancia entre Milei y Villarruel, a quien también le anima la diferencia en determinadas ocasiones. Mientras tanto, reconoció que el romance con el sindicalista gastronómico Luis Barrionuevo -alianza que no duraría más semanas- le incomoda.

Antes del balotaje, hubo una presentación legal de Karina Milei y el administrador del espacio, Santiago Viola, quienes denunciaron un “fraude colosal”. En concreto, animó a la gendarmería a participar en las operaciones para cambiar las urnas y favorecerlas.

Entonces, Villarruel plantó otra visión y relató que intentó afirmarla. «Podemos tener situaciones puntuales en las que la Justicia debe investigar y garantizar la investigación, pero sabemos que los hombres de Gendarmería están con La Libertad Avanza, han cumplido su función con esmero y nuestra confianza también está en ellos», dijo.

En el sprint final de la campaña, las agendas son paralelas. “Para abarcar mayor territorio”, habían señalado en cestonces desde LLA. En tanto, Milei se mostró en todas las caravanas nacionales con Carolina Píparo, con quien ahora también se explotó la relación tras la salida de Anses, Villarruel hizo campaña solo o con otros dirigentes por separación. Te encontrarás en Córdoba para realizar una caminata por el campo.

Una vez confirmada como fórmula ganadora, la promesa anunciada por Milei en todos los sentidos de que Villarruel designará los equipos de la zona de seguridad, defensa, AFI y más se involucrarán en la pelea. La última vez el vicepresidente acudió al búnker del Hotel Libertador durante las lunas y no participó en reuniones de gobierno.

Este viernes reconoció que No logré hacerlo con Patricia Bullrichconfirmado por jóvenes para el Ministerio de Seguridad.

“Estamos en contradicción con todos los ámbitos, seguramente hoy también con eso”, dijo el jefe de la casa central de la policía federal.

Ahora digo que no voy a entender un tema que la ocupación ha tenido durante años. “Más que todos los ministros designados por el presidente Milei que son mi apoyo a cada persona que en número del Estado protege los bienes y la vida de la ciudad”, declaró.

También hay una definición: «No es posible fusionar los Ministerios de Defensa y Seguridad», ha confirmado. Otra versión que ya se había utilizado antes y suponía falta de peso en estas zonas.

Algunos de Bullrich también reconocen que el hecho está directamente vinculado con Milei. «Ten una relación cordial, todo está bien con ella de nuestra parte. Pero Patricia no necesita vicio para llevarla», plantaron.

Desde el fondo de Milei, no había manera de que Patricia Bullrich tuviera una opción súper adoradora para la carga. «¿Quién es mejor?«, jardinera.

Pero también había trascendido al hombre que encaminaba al presidente de la AFI en la época de Miguel Ángel Toma y que estaba en conversación con Villarruel. Sin embargo, Milei la subió en una de las primeras entrevistas para ganar las elecciones.

Su función corresponde, por tanto, a la tradicional vicepresidenta.: Trabajar con el Senado para garantizar la gobernanza y garantizar que los proyectos enviados por el ejecutivo se ejecuten. Una tarea que no será fácil.

La Libertad Avanza llega a la Cámara Alta con 7 senadores de 72. Si bien el PRO ha llegado a la intendencia, toca ganarle el peso al peronismo.