noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

La economía española se contrajo un 0,4% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado | Economía

La economía española se contrajo un 0,4% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado |  Economía
Dos personas en la terraza de un bar de Carabanchel (Madrid).
Dos personas en la terraza de un bar de Carabanchel (Madrid).Eduardo Parra / Europa Press

La economía española retrocedió un -0,4% trimestral entre enero y marzo, según confirmó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto es ligeramente mejor que el -0,5% adelantado inicialmente en abril. Tras el fuerte repunte registrado con la reapertura de la actividad en el tercer trimestre del año pasado y el estancamiento registrado en el último trimestre de 2020, el PIB volvió a registrar un retroceso a principios de año. La recuperación se vio interrumpida por varios factores: la vuelta a las restricciones tras el pico de contagios por las vacaciones navideñas; una tercera ola de la pandemia que también ha golpeado duramente a socios comerciales como Francia y Alemania; el impacto de la tormenta Filomena a principios de enero y la escasez de industria debido a la falta de semiconductores, lo que obligó a las fábricas de componentes electrónicos, incluidos los automóviles, a ralentizar su producción.

Más información

Todas estas circunstancias llevaron a un deterioro de la actividad en enero y febrero en todos los indicadores. Sin embargo, desde marzo los datos más actualizados se han recuperado con fuerza: la relajación de las restricciones con el avance de la vacunación ha supuesto una fuerte mejora en la afiliación a la seguridad social, el número de trabajadores en ERTE, los indicadores de movilidad, el consumo de electricidad y combustible. , exportaciones o encuestas de confianza. En este último hay una importante expansión del sector y una recuperación de los servicios, aunque estos últimos aún no se encuentran en territorio positivo. Por ejemplo, las últimas cifras de consumo de combustible siguen siendo un 10% más bajas que antes de la pandemia. Todo ello llevó al Banco de España a revisar al alza su previsión de PIB hasta un repunte del 6,2% este año y del 5,8% el próximo. Que la recuperación de este año sea más o menos vigorosa dependerá en gran medida de la evolución del turismo basado en los avances en vacunación; cuánto se desperdiciará este año con los ahorros acumulados durante la pandemia para impulsar el consumo, y la rapidez en la ejecución de los fondos europeos.

Según las estimaciones del organismo supervisor, los niveles de actividad perdidos con el covid no se recuperarán hasta el último trimestre de 2022. Con los datos conocidos hoy, aún falta un 9,32% para recuperar los niveles de producción perdidos desde finales de 2019, una cifra similar a todo lo que se destruyó durante la anterior crisis financiera entre 2008 y 2014.

La crisis desencadenada por la pandemia fue una de las más rápidas y profundas de la historia reciente de España. Los límites a la movilidad hicieron que el PIB se desplomara un 10,8% el año pasado, la mayor caída desde principios del siglo pasado. Sería necesario volver al comienzo de la guerra civil para encontrar un mayor éxito. Ahora la variación interanual del PIB se sitúa en el -4,2%, frente al -8,9% del trimestre anterior.

Entre enero y marzo, en una situación marcada por restricciones, el consumo de los hogares cayó un 0,6% trimestral. Las inversiones cayeron un 0,2% debido a la construcción. De hecho, las inversiones en bienes de capital y otros aumentaron un robusto 1,5%. Y el consumo del gobierno cayó un 0,1% después de registrar fuertes aumentos en respuesta a la pandemia, especialmente con el gasto en salud y educación. Desde que estalló el COVID, el consumo público ha aumentado un 4,3%. Las exportaciones cayeron un 1,4% en el primer trimestre y las importaciones un 1,3%.

Por sectores, la agricultura perdió un 2,9% trimestral; la industria, un 2,3%, y la construcción, un 4,3%, cifra que parece sorprendente dado que la afiliación al sector de la construcción ha evolucionado bastante bien, explica María Jesús Fernández, analista de Funcas. Los servicios por sí solos se mantuvieron, con un repunte del 0,3% impulsado por un crecimiento del 1,2% en los sectores de comercio, transporte y hotelería. Este aumento se debe al comercio y al transporte, ya que la hostelería aún estaba limitada por las restricciones de movilidad y la caída del turismo en el primer trimestre, dice María Jesús Fernández.