julio 21, 2024

La España vacía se rebela contra las oficinas bancarias | Economía

La España vacía se rebela contra las oficinas bancarias |  Economía
Un hombre sentado frente a una oficina móvil de Abanca en Albarellos de Monterrei (Ourense), en 2019.oscar corral

Primero las escuelas, luego el médico y la farmacia. Ahora, las oficinas del banco. El drenaje de servicios en la España rural es imparable. Ya sea en Castilla y León, Galicia, Aragón o Andalucía, cada vez son más los alcaldes, instituciones y colectivos de ciudadanos que muestran su cansancio ante una situación que deja a algunos sectores de la población, especialmente a las personas mayores del medio rural, con pocos recursos. , en el que el Banco de España denomina “vulnerabilidad en el acceso al efectivo”.

Más información

El anuncio de nuevos recortes de oficinas en Galicia llevó a la movilización de los alcaldes de las zonas afectadas. Desde hace meses Abanca advierte de forma intermitente de cierres que afectarán a unos 10.000 vecinos. A estos se sumarán los 50.000 gallegos de 45 municipios que, según el Instituto Gallego de Estadística, no disponían de oficinas ni cajeros automáticos en sus municipios a principios de año, la mayoría de ellos en Ourense y A Coruña. Pero esta lista ahora corre el riesgo de crecer tras el anuncio de la entidad creada por la fusión de las cajas de ahorros gallegas impulsada por el gobierno de Alberto Núñez Feijóo y que se salvó con 9.000 millones en ayudas públicas.

Los alcaldes de las zonas afectadas no ocultan su indignación. Califican la decisión de Abanca como «una agresión sin precedentes contra el medio rural», que afectará también a las personas mayores, protesta Carlos Costa, alcalde de la ciudad de Campo Lameiro en Pontevedra. Pertenece al PP, pero cuenta con el apoyo de otros alcaldes de su partido, el PSOE y el BNG. Todos insisten en la necesidad de movilizarse. Abanca justifica la prestación enmarcándola en la «reorganización» de su red comercial para contar con «oficinas más grandes, con más personal, con un mayor grado de especialización y mejor equipadas desde el punto de vista tecnológico».

Además de las protestas lanzadas en junio por el sindicato Cig, la preparada por la sede de Abanca en Santiago de Compostela por los alcaldes de los municipios coruñeses de A Baña, Vimianzo y Zas. Además, lanzaron una recogida de firmas similares a las realizadas en otros municipios afectados. Otros alcaldes amenazan con retirar los fondos depositados en Abanca de sus entidades y están considerando pedir a sus vecinos que hagan lo mismo. En 2008, antes de la fusión de las cajas de ahorros, Galicia contaba con 2.534 oficinas. Ahora solo queda la mitad.

Ante el clamor de los concejales, el presidente Feijóo culpa al gobierno central de no haber aprobado una ley que impida estos cierres. Y trató de zanjar el asunto con ayuda directa de 2,88 millones de euros a la financiera para instalar cajeros automáticos donde las oficinas están cerradas.

«Cada día cierran más»

En Castilla y León, la comunidad más afectada por la escasez de bancos y cajeros, las protestas de los ayuntamientos y las plataformas contra la despoblación son cada vez más frecuentes. Juan Carlos Palomar, portavoz del Colectivo Soria Ya !, confiesa el «aburrimiento» de sus vecinos. “Cada día cierran más”, protesta.

Algunas instituciones provinciales han impulsado iniciativas que buscan reducir el impacto en la vida de quienes quieren implementar prácticas comunes como la jubilación. La Diputación de Salamanca creó hace unos meses un sistema que integraba los cajeros automáticos con los autobuses de la biblioteca. Y el de Valladolid ha invertido este verano en cinco cajeros automáticos públicos que se instalarán en los centros donde fueron retirados hace años.

En esta comunidad, las fusiones también han provocado el cierre de sucursales que ahora están siendo sustituidas por la banca móvil de Caja Rural. Pero Palomar insiste en que esta solución no es suficiente. ¡Soria ahora! La crítica de que ni siquiera existe la denuncia de Teruel hace unos meses en el Senado, donde se pidió una mayor presencia de sucursales en zonas deshabitadas, fue suficiente para frenar este abandono. Estas plataformas insisten en que la falta de beneficios, basada en la falta de un volumen de población suficiente, impide que cualquiera se instale allí y alimenta el éxodo demográfico. Es la pescadilla que se muerde la cola.

La reducción afectó especialmente a las provincias de Zamora y Ávila. Chema Mezquita, miembro de una asociación en defensa de la comarca de Aliste de Zamora, se queja de que «los ancianos tienen que transitar por carreteras en mal estado e ir a las grandes ciudades para tener acceso a su dinero». El transporte público no es suficiente. Y, sobre todo, no todas las personas mayores saben utilizar las tarjetas.

Retirar dinero en la farmacia

En Málaga, la Diputación impulsa varias iniciativas contra la exclusión económica, como permitir a los vecinos de Cútar y Júzcar sacar dinero de las farmacias, informa Nacho Sánchez. El procedimiento es sencillo: se pide al farmacéutico que cobre más que la compra y se le devuelve la diferencia en efectivo. Si la persona no necesita comprar nada, un pago mínimo de un centavo es suficiente. La Diputación también desarrolla cursos de formación en competencias digitales, para que las personas mayores puedan utilizar herramientas como Bizum u obtener una tarjeta de crédito. Y propone ofrecer transporte a quienes necesiten ir a las capitales regionales para ir a la sucursal.

La Diputación de Almería garantizó el acceso a cajeros automáticos de una treintena de municipios a finales de 2020, informa Eva tu sabes. El plan permite a los residentes no solo retirar dinero, sino también procedimientos como pagar facturas e impuestos, actualizar libretas de ahorros o libretas de ahorros, realizar transferencias bancarias y electrónicas o recargar el saldo de su teléfono móvil.

Teruel Existe, el grupo de votantes que consiguió representación tanto en el Congreso como en el Senado, ha centrado en la exclusión económica una de sus grandes batallas. El equipo anunció la semana pasada el registro de una pregunta parlamentaria al gobierno para conocer las acciones en curso para la instalación de cajeros automáticos en pequeñas localidades.

En septiembre de 2020, el Senado aprobó una moción del PSOE para estudiar la situación financiera de la España rural. Teruel Existe luego introdujo dos enmiendas para acompañar este estudio de un plan de desarrollo de cajeros automáticos rurales multi-entidad sin costo adicional para sus usuarios. La capacitación informa que no se ha avanzado un año después. El pasado mes de diciembre intentó sin éxito introducir modificaciones en los presupuestos para asignar partidas específicas para este fin.