marzo 1, 2024

La historia de vida de Anto Pane, la influencer erótica que sueña con ser presidenta

En el imaginario popular el departamento de Anto Pane es un gran estudio de grabación de contenido hot, lleno de disfraces eróticos, juguetes sexuales, luces y cámaras de video. Pero nada más lejos de la realidad que eso. La influencer, que se dedica a vender fotos y videos en Only Fans, y suele estar involucrada en numerosos escándalos mediáticos, vive en un departamento de dos ambientes en el barrio de Palermo que es absolutamente simple, igual que ella.

Tal como ella misma lo dice, detrás de la mediática Anto Pane está Antonela Pane, una joven de 27 años que vive con sus tres gatos (Charlotte, por Charlotte Caniggia; Blair, por el personaje Blair Waldorf de la serie Gossip Girls; y Tino, por Martina Tini Stoessel), sumamente tranquila y hasta, por momentos, tímida.

-Si tuvieras que definirte, ¿quién es Anto Pane?

-¿Antonela Pane o Anto Pane? Porque son dos cosas diferentes: Anto Pane es un personaje de las redes, es el personaje que tiene Only Fans, que sube las historias bizarras y graciosas cuando salgo con mis amigos. Esa es la actriz porno, porque vendo contenido desde los 20 y tengo 27. Hace 7 años que vendo contenido, nunca trabajé de otra cosa.

-¿Y Antonela Pane cómo es?

-Mucho más tranquila. La gente cuando me conoce me dice “Sos re tranquila, nada que ver a las redes”. Soy súper tranquila. Pero cuando me ponen un flash, enloquezco… esa historia del auto en Punta, por ejemplo, yo estuve todo el viaje sentada y callada. Después dije «Vamos a hacer la historia», me saqué el cinturón y grabé la historia, jodiendo. Se escucha que digo «¡Dale, guacho, subime el volumen!». Y yo no habló así, lo hice jodiendo. Después me pongo el cinturón y soy normal.

-Es generar la historia para provocar…

-Es generar la historia y después vuelvo a ser yo, soy bastante tranquila, o sea tengo mi personalidad y mi carácter, pero soy una persona normal.

La historia a la que hace referencia es la que subió a su cuenta de Instagram, donde la siguen más de 540 mil personas, minutos antes de tener un accidente en el que casi pierde la vida a principio de año en Punta del Este, Uruguay.

Video

La mediática mostró el vehículo volcado y reveló que podría haberse matado.

-¿Cuándo sale Antonela y entra Anto Pane?

-Cuando se prende la cámara entra Anto Pane, cuando me piden un saludo para un amigo y yo le hago medio un show. Me encanta sacarme fotos con la gente y que me pidan saludos porque me da mucho amor y me encanta la gente. Después cuando entro más en confianza me sale más ser yo, Antonela.

-¿Qué hace Antonela Pane un domingo a la tarde, por ejemplo?

-Trabajo, trabajo todo el día. Estoy generando contenido todo el tiempo, viendo qué hacemos.

-¿Cómo fue esto de vender contenido mucho antes de que existiera Only Fans?

-Yo vivía en La Plata, porque hace 5 años que vivo en Buenos Aires. Una amiga vendía contenido, era la única en el mundo que yo conocía que vendía. Yo subía cosas a Snapchat tipo mostrando las tetas, pero no vendía. Ella me decía «Tenés que vender, tenés que vender» y yo le decía «¿Vos decís? No sé». A los 20, yo estaba estudiando para contadora y no había trabajado en mi vida, me mantenía mi mamá, fui a buscar trabajo.

-Tuve una entrevista de trabajo en Negroni de recepcionista, estuve una semana a prueba y después viene la dueña y me dice «No te podemos tomar porque tenés filtrados videos tuyos en internet y acá no queremos tanta exposición». Me volví a mi casa pensando: «¿Qué? Por mis videos nunca voy a poder tener una trabajo normal». Y de repente me vi estudiando una carrera que no me gustaba, sintiendo que nunca nadie me iba a dar trabajo y yo necesitaba plata, justo estábamos organizando un viaje a México con un amigo.

-Dije «De algún lado tengo que hacer plata». Y justo me acordé de esta chica que me había dicho que venda contenido. Le pedí de juntarnos a tomar un café y que me explique todo. Nos reunimos, me enseñó todo en una hora y desde ese día no paré de trabajar. Me acuerdo que con mi primera venta me compré un celular nuevo, mi amigo me empezó a ayudar a vender y nos pagamos el viaje a México. Desde ese día digo: «Gracias Negroni por no tomarme».

Anto Pane vive de vender contenido para adultos desde que tiene 20 años. Foto: Martín Bonetto.

-Me sacaba las fotos en mi casa, algún pack con disfraz, con alguna idea. Un pack eran 15 fotos y 15 videos. Lo promocionaba en Twitter y en Instagram, cuando alguien quería comprar, primero les mandaba el link de pago, ellos me mandaban la plata y yo ahí les mandaba el contenido por WhatsApp.

-Y desde ese momento no paraste…

-Sí, siempre vendía contenido por redes hasta que hace tres años se creó Only Fans. Hace dos años y medio que hago solo Only. La plataforma me da una estructura más segura y hace unos meses que estoy en el ranking más alto de Argentina.

-¿Cuánta plata hacés con eso?

-Es que… depende el mes, he tenido meses que… podés ganar desde mil dólares, dos mil, cinco mil, diez mil.

-O sea que vivís bien…

-Sí, hago mil dólares por mes (se ríe). Only deja plata, está muy bueno, yo a todas las chicas que conozco se lo recomiendo.

Una vida mediática sin pasar por los medios

Anto Pane tiene la habilidad de ser reconocida sin haber pasado por los medios de comunicación masivos. Ella se hizo famosa, en cierto ámbito, a través de las redes sociales cuando se viralizó su casting para entrar a Gran Hermano en la edición de 2015, cuando tenía 18 años.

Anto Pane se hizo famosa a través de las redes sociales. Foto: Martín BonettoAnto Pane se hizo famosa a través de las redes sociales. Foto: Martín Bonetto

«Ese fue mi primer impulso a la fama porque me lo replicó el youtuber más visto de ese momento», recuerda sobre aquel contenido en el que pedía entrar a la casa más famosa del país.

-Me quería morir cuando se difundió el video. Se lo había mandando a un amigo, él a una amiga y así se empezó a filtrar por grupos de La Plata. Cuando me empezó a llegar por WhatsApp me daba una vergüenza. Durante muchos años renegué de ese video, no lo podía ni ver. Después le tomé amor, ahora me lo tatuaría. Tenia 18 años y hoy 28 años. 10 años después y sigo sin entrar a Gran Hermano.

-Y para este Gran Hermano volviste a presentarte al casting…

-Ella seguía insistiendo… Esta vez quería entrar más que todas las veces porque hoy me siento más linda, siento que estoy en mi momento más televisivo desde que nací. Me sentía más preparada que nunca. Lo mandé en serio, lo mandé un montón de veces, le escribí a productores, todo…

-¿Y por qué sentís que no quedás?

-No sé, yo creo que cuando se te cierra una puerta es que el universo te está protegiendo de algo. Nunca se me abrieron tantas puertas como este mes, pero sí me gustaría sentarme con un productor y que me explique por qué no me metieron en la casa. Eso me gustaría, que me den una respuesta. Quiero una explicación.

Video

La influencer quiere participar en la próxima edición del reality y prometió «acostarse con todos los hombres de la casa».

-Además mucha gente quiere que entres…

-Sí, no son sólo mis ganas porque voy por la calle y la gente me pregunta por qué no entré, tener que contestarles sin saberlo me frustra más todavía.

-Encima este Gran Hermano hubiera sido mejor para vos que el anterior, más quilombero…

-Amo este Gran Hermano. Amo a Furia, sería una Furiosa de acá a la China, me cae demasiado bien, coincido en todo lo que hace.

La grave acusación por la que finalmente fue absuelta

En 2016, cuando ella tenía 18 años, Anto Pane fue investigada por retuitear el video de un adolescente de 16 años desnudo.

La causa la llevó adelante la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) Nº 4 de la ciudad de La Plata, especializada en trata de personas y pornografía infantil, a cargo del fiscal Fernando Cartasegna.

-Contame de esa denuncia tan grave que recibiste…

-Es un tema que fue horrible, no se lo deseo a nadie, fue muy injusto. Yo tenía 18, recién había terminado el colegio y tenía mi fandom (grupo de fanáticos). Tenía 300 mil seguidores en Twitter. En La Plata era la piba con más seguidores. Un seguidor había subido a su Twitter un video de este chico masturbándose, diciendo mi nombre y que amaba. Yo lo vi y me causó mucha gracia, entonces lo compartí en mi Twitter poniendo «Jajaja no puedo más, lo amo». Y todos lo empezaron a compartir, pero no sabíamos que el chico del video era menor. Nunca fue pornografía infantil, ni pedofilia. Fue todo un invento, un delirio. Ese video Twitter me lo baja porque era menor y ahí entra este fiscal que era un siniestro, busca fama, vio la oportunidad de meterme una causa y hacerse famoso.

-¿Cómo siguió la causa?

-Me allanaron, se llevaron mi celular, el pendrive de la computadora y después tuve que ir un año al Patronato de Liberados de la provincia de Buenos Aires. Si salia del país, tenía que avisar también. Me vi involucrada en una causa, sin comerla ni beberla, sólo por retuitear un video, nunca investigaron al que lo subió originalmente ni al resto que lo compartió al igual que yo.

-¿Tuviste miedo de ir presa?

-El único momento que tuve miedo fue durante el allanamiento, porque primero pensé que los policías eran chorros que querían entrarme a robar. Yo no sabía que había cometido ningún delito, no había recibido ni una denuncia, hasta que llegó el fiscal con el expediente, lo abre, veo el tuit de este pibe y dije «No puede ser, ¿una causa penal por esto?». Agradezco que era un delito excarcelable y yo al no tener antecedentes no fui detenida, pero era grave la causa porque era por distribución de material pornográfico infantil.

Anto Pane fue denunciada por distribución de pornografía infantil y luego sobreseída. Foto: Martín BonettoAnto Pane fue denunciada por distribución de pornografía infantil y luego sobreseída. Foto: Martín Bonetto

-¿No te quedaron antecedentes?

-No, porque salí sobreseída, se me encontró inocente. Porque yo no sabía la edad del pibe, tuve mil pericias psicológicas donde las psicólogas constataban que yo no presentaba rasgos de pedofilia, yo era chica también, tenía 18 y él 16. Se me revisó todo el celular de pies a cabeza, no se me encontró ni una conversación con un menor edad. Se me podía decir todo en esa época, menos pedófila. Me atacaron mucho con eso, hubo mucha cizaña. Viví malos momentos: el allanamiento, tener que ir a declarar, no saber si iba a terminar presa, cuándo se iba a cerrar la causa… No fue una boludez, fue heavy.

-¿Tuvo mucha repercusión mediática?

-Mucha, mucha, demasiada. Salía en la tele, en los diarios, en los portales, me iban a buscar con cámaras a mi casa, cuando salí de declarar tenia a los noteros en la puerta. Fue un caso muy mediático en su momento. Pero cuando salí sobreseída hace un año y medio, eso no lo levantó nadie, ni siquiera los que habían cubierto la causa en un primer momento.

Cómo la afectó la muerte de su madre y de su abuela

La falsa acusación por distribución de pornografía infantil no fue lo más difícil que le tocó vivir a Anto Pane. Hace un año y medio falleció su mamá de cáncer de mama y se nota que es algo que todavía le duele e incluso le cuesta hablar de eso.

«Me pasaron cosas buenas y feas. De todo me pasó en la vida, pero desde que murió mi mamá fue un antes y un después en mi vida», explica.

Y detalla: «Hace tres años falleció mi abuela y hace un año y medio mi mamá. Yo no había terminado de duelar a mi abuela que murió mi mamá. Y ahí yo cambié mucho mi personalidad. Antes me importaban otras cosas que hoy no, soy más buena, más bondadosa. No te digo que me convertí en un ser de luz, porque tampoco, pero vibro en otra. Me volví más espiritual, medito, le doy valor a otras cosas».

La biblioteca y santuario de Anto Pane con libros sobre política, astrología y Harry Potter. Foto: Martín Bonetto.La biblioteca y santuario de Anto Pane con libros sobre política, astrología y Harry Potter. Foto: Martín Bonetto.

-¿Qué le pasó a tu mamá?

-Ella tenía 50 años, era vegetariana, iba al gimnasio, no fumaba, no tomaba alcohol, era muy sana, se hacia masajes, reiki, yoga. Y de un día para el otro me dijo que se sentía mal, pensó que tenía apendicitis, fue la médico y le encuentran que tenía cáncer de mama, que ya le había hecho metástasis en el hígado. Desde ese día que nos enteramos hasta que falleció pasaron 20 días. Fue rapidísimo, no tenía síntomas, no tenía nada. En 20 días se murió, llamamos a los mejores médicos, pero ya no se podía hacer nada porque el cáncer había tomado todo el cuerpo. Después entendí que ella no había podido superar la muerte de mi abuela, en ese año y medio no la había podido duelar, y se murió para irse con ella. Por eso quiero que con mis hermanas hagamos bien el duelo de mi mamá para que no nos pase lo mismo.

Anto Pane y su madre, que falleció en 2021. Foto: Instagram. Archivo.Anto Pane y su madre, que falleció en 2021. Foto: Instagram. Archivo.

-¿Cuántas hermanas tenés? ¿Les molesta tu exposición?

-Tengo dos hermanas: Dulci y Ana. Me llevo re bien, las amo, estamos las tres re juntas. A Dulci no le gusta tanto la exposición como a mí, pero hace Only Fans y le gusta cantar, quiere sacar música. Y la otra terminó el colegio recién este año.

-¿Cómo te llevás con tu rol de hermana mayor?

-Bien, ahora tratando de entender que yo no soy la mamá de ellas, porque a veces las reto y la psicóloga me dice que no me ponga en ese lugar, que no me tengo que hacer cargo de nada, porque a veces me sobre exijo con cosas que no. Pero ser la hermana mayor está bueno, me gusta.

Su incursión en política cuando llamó a no votar a Javier Milei

En octubre de 2023, antes de las elecciones generales, se hicieron virales varios videos de Anto Pane en fiestas pidiéndoles a los allí presentes que no voten el candidato de La Libertad Avanza. Este pronunciamiento le hizo ganar adeptos pero también muchas críticas.

«Sí, ahí nos politizamos», bromea respecto a ese nuevo contenido que le dio a su vida. Después se pone seria y explica: «En realidad lo de Milei empezó porque yo me catalogo ‘La reina de los trolos’ porque todos mis amigos son gays. Y tengo un amigo que tiene HIV y vino una vez llorando porque Milei le iba a sacar las pastillas. Y dije ‘No, no voy a permitir esto’, y me puse la campaña al hombro».

«Entonces empecé a gritar donde podía que no voten a Javier Milei, yo no estaba a favor de Sergio Massa, ni de Patricia Bullrich. Mi pedido era en contra de Milei», agrega.

Sobre si esta pronunciación política afectó su ventas de contenido erótico, sostiene: «Mucho libertario compraba y siguen comprando, a escondidas pero compran. Con culpa pero compran».

-Ahí surgió la «Anto Pane Evita»…

-Fuimos tendencia con esa foto, es que Evita Perón me encanta, tengo los libros de ella, todo. Fue una gran mujer, me siento representada por ella en algunas cosas. Y en esto de la espiritualidad, sentí que ella me hablaba y me decía «Tenés que hacer algo por el pueblo». No se si lo deliré o fue verdad, pero que ella me habló, me habló.

La foto de Anto Pane editada como si fuera Evita Perón. Foto: InstagramLa foto de Anto Pane editada como si fuera Evita Perón. Foto: Instagram

-¿Te gustaría meterte en política?

-Sí, pero yo no soy de ningún partido. Voy a crear mi propio partido y ganar las elecciones, con Joaquín (Badoza, su amigo, quien logró popularidad por recibirse de abogado a los 20 años) de candidato a presidente y yo de vice. Tomo conciencia de lo que es realmente, si me meto es con todo, teniendo todo bien armado, con ideas. Hoy no, pero no descarto para nada la posibilidad. Igual sigo politizando desde afuera.

Sus sueños más grandes: ser mamá y ser presidenta

Al ser consultada sobre sus proyectos, Anto Pane asegura que para los 30 años se ve con una casa propia y siendo madre por inseminación artificial.

«Mis sueños son: ser cantante, quiero ser la Britney Spears argentina, quiero ser actriz y protagonizar una película que quede para la historia, escribir un libro, comprarme una casa, un par de departamentos, tener más gatos, tener hijos, ser millonaria…», enumera.

Anto Pane y su gato llamado Tino, en honor a Tini Stoessel, al que rescató ella misma de una fiesta clandestina. Foto: Martín Bonetto.Anto Pane y su gato llamado Tino, en honor a Tini Stoessel, al que rescató ella misma de una fiesta clandestina. Foto: Martín Bonetto.

«Miles de cosas, bueno, ser presidenta es una idea que se me metió en la cabeza, ese también es un gran sueño ese es el más arriba», asegura.

-¿Cómo sería Antonela Pane como madre?

-Yo me veo como madre soltera, tipo Luli Salazar. Aunque me gustaría tenerlo yo en mi panza con donación de esperma a lo Juana Repetto. Pero eso a los 30 cuando me compre la casa y esté más estable, ahí tendré mi primer hijo. Estos años quiero facturar y hacer plata.