mayo 20, 2024

La nave rusa se estrella contra la Luna en su misión para extraer agua del satélite

El último sueño espacial de Rusia, ser el primer país en aterrizar en el polo sur de la Luna y extraer agua helada, deberá esperar. Este sábado cuando la sonda robótica Luna-25 realizaba una maniobra de aproximación previa al aterrizaje, el aparato perdió el control y se estrelló contra la superfície lunar, ha comunicado este domingo Roscosmos, la agencia espacial rusa. Estaba previsto que la sonda aterrizara el lunes 21 de agosto.

«La sonda se movió a una órbita no prevista y cesó su existencia como resultado de un choque con la superficie de la Luna», ha precisado la agencia. De esta manera, no solo ha fracasado la primera misión de Rusia a la Luna en 47 años: Moscú ha perdido una oportunidad de volver a ser un referente de la carrera espacial y de marcar un tanto geoestratégico al alunizar en una región de la Luna con importantes reservas de agua cuyo control se disputan otras potenacias espaciales como la India, que tiene en órbita su propia sonda que próximamente puede convertirse en el primer objeto humano en aterrizar en el polo sur del satélite terrestre.

Moscú pretendía marcar territorio en el espacio, donde la URSS peleó en el marco de la guerra Fría con los Estados Unidos en la carrera espacial, durante la que consiguió hazañas históricas como enviar el primer hombre al espacio, además de ser uno de los pocos países que ha aterrizado en la Luna junto con EEUU y China. Aunque está previsto que Roscosmos siga teniendo presencia en la Estación Espacial Internacional, la Agencia Espacial Europea ha descartado colaborar con Rusia en misiones a la Luna y a Marte por el momento.

Situación de emergencia

«Aproximadamente a las 14.57 horas de Moscú (13.57 hora peninsular española) se interrumpió la comunicación con Luna-25. Las gestiones realizadas el 19 y 20 de agosto para buscar el aparato y entrar en contacto con él no dieron ningún resultado», ha apuntado Roscosmos, que el sábado ya informó de una «emergencia».

Noticias relacionadas

Durante la previa al alunizaje de la sonda cerca del cráter Bogulawsky, una depresión en el lado septentrional del cuerpo celeste de 97 kilómetros de diámetro, se produjo una «situación de emergencia» a bordo de la estación [lunar] automática, indicó la agencia. «A las 14.10 horas (hora rusa), se emitió un impulso para transferir la sonda a la órbita de prealunizaje. No permitió realizar la maniobra con los parámetros especificados», añadió. Sin embargo, no dijo nada del posterior accidente hasta el domingo, cuando se confirmó lo peor para la nave.

La Luna-25 partió el 11 de agosto desde el cosmódromo Vostochni, en el Lejano Oriente ruso. El miércoles entró en órbita del satélite y tenía que alunizar el lunes 21 de agosto. Mientras, la sonda realizó experimentos científicos con equipos como el detector de partículas neutras y cargadas ARIES, y el espectómetro de neutrones y rayos gamma ADRON-LR. Además, la nave sufrió el impacto de un micrometeorito.