diciembre 3, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

‘La Reina del Pueblo’: Melani Olivares: “Tengo tres hijos que alimentar y me pongo donde hay que sacarlos adelante” | Personas

'La Reina del Pueblo': Melani Olivares: “Tengo tres hijos que alimentar y me pongo donde hay que sacarlos adelante” |  Personas

Las presentaciones, photocall, entrevistas … Encuentros con el público y la prensa donde los famosos parecen tener que estar más alegres, enérgicos y conversadores que nunca. Sin embargo, como en cualquier trabajo, hay días mejores y peores. De Melani Olivares (Badalona, ​​48), cuyo nombre se hizo popular cuando interpretó a Paz Bermejo en la serie AidaEn esta ocasión, no se puede esperar una actitud de humor constante o una sonrisa natural del fotógrafo, ya que admite que está cansado. La actriz no ha parado en los últimos días. Ha ido de festival en festival y solo está unas horas en Madrid para promocionar La reina del pueblo, serie que Flooxer, perteneciente a Atresmedia, estrenará el próximo domingo. Y por si fuera poco, a la reportera se le llenan los ojos de lágrimas cuando ahonda en asuntos más personales: «Lo siento, hoy estoy un poco blanda».

Pero se agradece que compartas este aspecto más emocional que demuestra que no todo es color de rosa en la vida de una actriz. Hace unos meses reveló a la revista Semana que solicitó prestaciones por desempleo por falta de proyectos debido a la crisis del coronavirus y, posteriormente, explicó en el programa Sábado Deluxe que amigos como Carmen Machi, Yolanda Ramos, Willy Toledo y Gorka Otxoa la ayudaron económicamente. “Me he equivocado como el 95% de los actores y no me avergüenza decir que a veces las cosas no salen tan bien. Necesitamos humanizar a los actores. Somos gente que trabajamos un huevo, que trabajamos mucho, muchas horas si nos dejan y si podemos «, insiste mientras se fuma un cigarrillo, sentada junto a una ventana que da a la Gran Vía. Aunque rápidamente saca la plancha del importa y responde con humor: «Estáis todos muy preocupados. Estoy mucho mejor. Gracias».

Tras un período difícil, en el que participó en la quinta edición de La celebridad de MasterChef por necesidad – «Tengo tres hijos que alimentar y me pongo donde necesito para llevarlos adelante», explica. La película se estrena en julio Donde encajan dos y está esperando para rodar otro largometraje y retomar el teatro. A pesar de ser un rostro familiar en la televisión, su hábitat es el escenario: “Normalmente estoy en el teatro. Nunca bajé de allí. Me gusta mucho, aunque lo combine con el audiovisual ”. Lo único que le impidió subir al escenario fue la pandemia. Unos días antes de que se declarara el estado de alarma, Olivares estaba trabajando en la obra Entre ella y yo con Carlos Chamarro. “No sabíamos que los teatros cerrarían o que entraríamos todos a la casa. Y entre las cajas [bastidores] Anita, la comisionada, me dijo: ‘Saluda, es la última’. Y así fue ”, recuerda la actriz de aquella bajada del telón llena de incertidumbres.

Aún le quedan unos meses para volver a escuchar los aplausos del público, pero está orgullosa del proyecto que presenta ahora. La reina del pueblo, donde da a luz a Estrella Bernal, una expulsar y Mama Chicho, que vivió su época dorada en los noventa y sigue buscando ese reconocimiento. Es un personaje del que Olivares se enamoró desde el primer momento: «Lo que me gustó es que muestra a una mujer rota, pero con muchas ganas de sobrevivir, de superarse a sí misma y de salir adelante», a lo que añade riendo: “Es un personaje muy extremo, en el que puedes jugar mucho y que está muy trastornado”. Tal es el cariño que le tomó el papel, ofrecido por el director Raúl Navarro, quien bautizó a su perro como pequeña estrella.

La actriz Melani Olivares, en Madrid.
La actriz Melani Olivares, en Madrid.Santos Burgos

Sin embargo, primero pequeña estrella estaba Adela, que forma parte de un sueño cumplido para Olivares desde hace 15 años. Siempre quiso ser madre, porque su infancia de hija única fue “aburrida”, y se imaginó un futuro con muchos niños alrededor de una mesa, ningún hombre a su lado, sino un perro sin correa. «Bueno, estaba pensando en más niños, pero lo que pasó es que solo me quedan tres», admite entre risas, refiriéndose a Martina, 14, Manuela, nueve y Lucho, cuatro. Una adopción y dos nacimientos tras los cuales todavía no es reconocida como madre de familia numerosa: “Pedí la tarjeta dos veces y me la devolvieron. ¿Por qué? No lo sabemos ”, pregunta indignada.

El único que sigue actualmente los pasos de su madre es la mediana, que rodó Para expresar, serie creada por Iván Escobar. Desde muy pequeña, Manuela mostró interés por la profesión de su madre: “Entraba en cualquier sesión de fotos y decía: ‘¿Quién manda aquí, mamá?’ Y estuvo a punto de hablar con ellos para ver si podía hacer una figura especial ”. La actriz y su hija subieron un video el día de San Valentín en el que Olivares le preguntaba a la niña si tenía novio o novia de una manera completamente natural. Un gesto que fue aplaudido en las redes sociales, pero que para el intérprete es lo habitual: «Lo que me asombra es que esto sea noticia o que aplaudamos cuando en casa es nuestro pan de cada día».

También quedó impactado por el impacto de sus declaraciones en Telecinco, donde afirmó haber salido con hombres y mujeres y mantener relaciones abiertas. Por supuesto, odia poner etiquetas a su orientación sexual porque las ve como una limitación. “No tengo nada que ocultar, mostrar o informar. Simplemente, todo el mundo hace lo que quiere con su cuerpo «, dice.

Después de hablar sobre sus proyectos actuales, su vida familiar y recordar brevemente la década en la que vivió AidaSe dice que en una ocasión comentó que su padre, fallecido hace 27 años, sigue estando muy presente en su vida. En ese momento los ojos de Olivares se humedecen. Para no ponerla más incómoda, decide cambiar de tema con una pregunta improvisada en la que intenta mantener la sonrisa a pesar de sus lágrimas:

– ¿Cómo te definirías a ti mismo?

– Llorona hoy. oficina Bueno, yo me defino … tengo una bolsa mixta, realmente no podría definirme muy bien. Pero si, una tia con puñetazo.