diciembre 8, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

La solución salomónica para dos colegios de niños y niñas solo en Navarra que marca el camino para el resto | Educación

La solución salomónica para dos colegios de niños y niñas solo en Navarra que marca el camino para el resto |  Educación

El gobierno de Navarra tomó una decisión salomónica para las dos escuelas subvencionadas de Pamplona que son niñas y niños separados. Los alumnos que hayan empezado a estudiar con el llamado modelo segregado podrán acabar la fase didáctica con él, pero para los que vengan atrás habrá concierto solo si las clases mezclan a los alumnos, que ambas escuelas, cercanas al Opus Dei , he comenzado a hacer este año en primer grado.

La nueva ley de educación, la Lomloe, prohíbe subsidiar los centros que se separan por género. Pero debido a las complicaciones organizativas y sociales que se traducirían en una eliminación sin más que el subsidio, y en consideración de lo que se consideran derechos adquiridos por familias cuyos hijos ya estaban estudiando en las escuelas antes de la entrada en vigencia de la nueva ley, el Departamento de Educación ha diseñado una solución progresiva, anunciada este viernes por el ministro de Educación, Carlos Gimeno.

La solución propuesta por Navarra es relevante porque marca un camino. Lomloe impide que los acuerdos con los centros segregantes contravengan los principios mixtos en los que se inspira la ley, pero esta prohibición se aplica solo en el momento de la renovación del concierto. Y Navarra fue la primera autonomía que las renovó tras la entrada en vigor de Lomloe a principios de año. Los dirigentes de los centros segregantes, que describen su modelo de enseñanza «diferenciado», argumentan que su sistema debe ser respetado como expresión de la libertad de educación y esperan que la Corte Constitucional prevalezca sobre el veto para recibir conciertos.

Las escuelas afectadas tienen dos edificios separados, niños y niñas. Se trata del Colegio Miravalles-El Redín (para niñas y niños respectivamente) y el Colegio Irabia-Izaga (para niñas y niños).

Al inicio del curso, la inspección educativa constató que los centros habían dejado de ofrecer plazas en primer grado de primaria en uno de sus campus y tenían niños y niñas mixtos en el mismo nivel en el otro edificio. Es decir, dejaron la sede de los chicos sin primera clase, y los chicos y las chicas van juntos a la sede de las chicas. Del segundo al sexto grado, en cambio, se mantuvo la segregación, lo que, de no cumplirse el expediente administrativo elaborado por la Instrucción, significaría aplicar literalmente la ley, supuesta causa de «extinción» del concierto. , explicó en una conferencia de prensa transmitida. transmisión el concejal Gimeno.

La interpretación jurídica del gobierno navarro es que, en el caso de los alumnos ya matriculados en primaria -que es la fase afectada por la revocación del convenio-, cuando se renovó el convenio el pasado mes de marzo, sus familias eligieron el centro con la idea que realizarían toda la fase educativa con las características que tenía en ese momento, es decir, con segregación y subsidio público. Y que esto les da cierto derecho a terminar la primaria de la misma manera.

Por ello, de acuerdo con esta interpretación de la legislación estatal y autonómica, el proyecto del Gobierno Provincial prevé que los alumnos que ya se encuentran en segundo grado o superior pueden completar la pasantía en la escuela asistiendo solo a acompañantes del mismo sexo. Pero para mantener la subvención en el futuro, tanto los estudiantes que se inscribieron después de la renovación del concierto, es decir, los que ahora están en primer grado, como los que vienen después, tendrán que mezclarse con el sexo opuesto en el aula y el acuerdo. es mantenido. En el caso de las familias de primer grado, dicen fuentes del Departamento, cuando decidieron inscribir a sus hijos en el centro, ya sabían lo que requería la nueva ley.

Contenido del Artículo

1,693 estudiantes

La decisión fue legal, pero la decisión tomada por el gobierno navarro también tuvo importantes consecuencias sociales y organizativas, explicó el concejal. En los dos centros inspeccionados estudian 1.693 niños en la etapa primaria, según fuentes del Departamento de Educación. Si, tras la supresión inmediata de la escuela primaria, todas o buena parte de las familias pidieran matricular a sus hijos en otros centros adscritos o en escuelas públicas, el problema sería considerable, porque no hay plazas en Pamplona y su comarca. Además, el problema no surge solo de su número en la escuela primaria, sino del hecho de que muchos alumnos tienen uno o más hermanos en el mismo u otro ciclo, que en principio deberían ser admitidos en el mismo centro, lo que aumenta las dificultades. logística.

Por ello, el departamento ha decidido, desde un principio, posponer la resolución de la posible terminación del concierto hasta agosto del próximo año. Y, en paralelo, anunció que en ese momento aprobará, en principio, su plan salomónico para que quienes ahora están en segundo o bachillerato puedan terminar la primaria con el modelo segregado.

Si bien los dos centros educativos navarros también cuentan con un colegio secundario de segundo grado, la disputa concierne solo al colegio primario, porque solo los convenios de esta fase terminaron este año, y en la primavera se renovaron por seis años, hasta el año académico 2026 -2027, con el compromiso de las escuelas de cumplir con el nuevo marco regulatorio.

Libertad pedagógica

Joan Curcó, director general de Fomento de Centros de Enseñanza, grupo al que pertenece el colegio Miravalle-El Redín, cree que su modelo de educación diferenciada está amparado por la «libertad para crear centros educativos y el derecho de las familias a educar a los suyos». los niños según sus convicciones pedagógicas ”, incluido en el artículo 14.3 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Y confía en que el Tribunal Constitucional reafirme su «legitimidad» y el «derecho a acceder a conciertos en las mismas condiciones». en comparación con el resto de centros ”, siguiendo los criterios seguidos en diversas sentencias de 2018.

Ese año, la Corte Constitucional dictaminó que la segregación por sexo en la escuela no es inconstitucional. Y, en un argumento que algunos expertos creen que está fuera del marco del procedimiento, agregó que el hecho de que un centro separara a niños y niñas no podía justificar por sí solo su exclusión del concierto. La cuestión que el tribunal tendrá que resolver ahora es similar, pero no exactamente igual, ya que su enfoque es inverso: tiene que decidir si no dar conciertos en escuelas segregadas es inconstitucional. Además, Lomloe no se limita al veto, sino que lo justifica ya que la coeducación es más adecuada para promover «la igualdad de derechos y oportunidades y promover la igualdad efectiva entre hombres y mujeres», así como para prevenir la violencia de género, objetivos que se encuentran entre los efectos de la ley.

En España hay alrededor de 70 centros subvencionados segregados por sexo. La mayoría de ellos están vinculados al Opus Dei, en muchos casos a través de acuerdos que la prelatura define como «asistencia pastoral o espiritual», pero tienen diferentes propietarios. Los grupos principales son Fomento de Centros de Enseñanza (con escuelas en 11 comunidades autónomas), Attendis (en Andalucía y Extremadura) e Institució Familiar d’Educació (Cataluña y Baleares).

Puedes seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook Y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.