diciembre 8, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Las armas del recién ascendido | Es LaLiga en el PAÍS

Las armas del recién ascendido |  Es LaLiga en el PAÍS

Hace unos días, el Rayo Vallecano ganó en una remontada desgarradora el último de los tres premios más valiosos que se reparten cada año en LaLiga SmartBank: una entrada para la élite. Madrid, ganador de la final de eliminatoria contra Girona FC, Completarán el cartel de la próxima edición de LaLiga Santander junto al RCD Espanyol de Barcelona y el RCD Mallorca, los otros recientemente promocionados. A partir del próximo mes de agosto, su principal misión será lograr la permanencia. Un objetivo que deben afrontar con optimismo, según las estadísticas de los últimos diez años: el 76% de los 30 equipos promocionados en este período han conseguido mantenerse en la máxima categoría durante al menos dos cursos.

Desde 2011, uno de los tres ascendidos siempre ha logrado la permanencia en su primera en la élite. En la mitad de las ocasiones, cinco de cada diez, se le unieron dos de los tres clubes, en cuatro ocasiones se le unieron todos y solo en la temporada 2018/2019 dos ‘rookies’, Rayo Vallecano y SD Huesca, cayeron en declive . En la otra cara de la moneda están el Villarreal CF o el Granada CF, que se han deslizado a posiciones europeas en la misma temporada de su regreso a la máxima categoría, 2013/2014 y 2019/2020 respectivamente.

Subir de categoría es un salto deportivo y también económico, dado que los ingresos por derechos audiovisuales pueden duplicarse. Para defender el privilegio de jugar en la Liga Santander, los tres jugadores recién ascendidos tienen sobre el campo una serie de armas que los profesionales de Mediacoach, el equipo de análisis de datos y vídeos de LaLiga, han estudiado en detalle: llegar a un gol cada siete tiros, hasta que consiga muchos puntos fuera de casa o tenga una capacidad superior a la media para regresar de los partidos.

Después de haber sido líder durante más de la mitad de la temporada, el Espanyol consiguió el ascenso a cuatro días del final. Los loros acabaron en primer lugar gracias a una segunda vuelta demoledora: en los últimos cuatro meses de competición han perdido solo dos partidos, y ambas derrotas llegaron cuando el equipo ya había sellado la vuelta a LaLiga Santander.

El equipo de Vicente Moreno, el técnico que sustituyó al Mallorca por el Barcelona el pasado verano, destacó en ataque por su efectividad y juego combinatorio. Los biancoblu han marcado más goles (71 goles, diez más que el segundo máximo goleador, UD Almería) y los que han necesitado menos remates para marcar, con un gol cada 7,7 tiros. Asimismo, son los que más procesaron sus ataques y movieron el balón más rápido y los tercios con menor porcentaje de pases largos.

En defensa, explica Manuel Núñez, analista de Mediacoach, «el Espanyol no se molestó en dar tiempo a su rival con el balón y, de hecho, fue el equipo que menos interrumpió los avances de los rivales». Una estrategia que funcionó: los culés fueron los segundos con menos tiros recibidos y menos golpes de la categoría, junto al Mallorca y el Real Sporting de Gijón. Gol Diego López ha conseguido dejar la portería a cero en 20 partidos.

Diego López, portero del RCD Espanyol de Barcelona.


Diego López, portero del RCD Espanyol de Barcelona.

La temporada pasada, los rivales sufrieron más la energía de los periquitos en las primeras etapas, donde el Espanyol maximizó sus actuaciones con 37 goles a favor y solo once en contra.

Los vermillos destacaron por encima de todos sus rivales fuera del Visit Mallorca Estadi. Fueron los mejores visitantes de la categoría plata con 37 puntos anotados en campo rival, casi la mitad de los 82 con los que cerró al término de 42 partidos.

El equipo mallorquín consiguió gestionar a la perfección las situaciones en las que podría avanzar en la clasificación. De los 25 partidos en los que anotó primero, nunca volvieron. Ganó 23 y empató dos. Al mismo tiempo, sin embargo, fue uno de los clubes con menos resultados negativos. «En los partidos en los que el rival se adelantaba en el marcador, les costaba dominar el partido con el balón y jugar en el campo rival», dice Núñez. Prueba de ello fue la última jornada en la que no consiguieron superar el gol inicial de la SD Ponferradina y así arrebatarle el título de campeón al Espanyol, que solo les superó por el gol particular al final del campeonato.

Los futbolistas mallorquines Amath Ndiaye y Abdón Prats celebran un gol de equipo esta temporada.


Los futbolistas mallorquines Amath Ndiaye y Abdón Prats celebran un gol de equipo esta temporada.

El equipo entrenado desde el pasado mes de agosto por Luis García Plaza, que ya había pasado por los banquillos del Getafe CF, Levante UD y Villarreal CF, reforzó en su área. Fueron el equipo con mayor porcentaje de tapones y su portero, Manolo Reina, el tercero con mayor porcentaje de paradas. Sus rivales necesitaron una media de 14,6 tiros para marcar un gol y anularon su gol en 14 de las primeras 18 jornadas. Como resultado, el Mallorca fue el equipo con menos goles en LaLiga SmartBank junto al Espanyol y el Sporting con solo 28 goles encajados.

A nivel ofensivo, el Mallorca tenía un arma poderosa: la capacidad de llegar al medio campo. Más de la mitad de sus goles los han marcado centrocampistas como Dani Rodríguez (ocho goles), Salva Sevilla (siete goles) o Antonio Sánchez (tres goles), entre otros.

El Rayo Vallecano volvió a demostrar que una de sus especialidades son las remontadas. Tras consolidarse como el equipo de LaLiga SmartBank que consiguió ganar un partido en varias ocasiones tras arrancar de nuevo en la clasificación (seis), los vallecanos han vuelto a tomar la carrera para revertir el resultado negativo de la ida de la final de la eliminatoria y venció al Girona en el partido de vuelta para conseguir el ascenso.

El equipo esta temporada ha sido muy parecido a ese Athletic Club en el que su entrenador, Andoni Iraola, ha sido socio de toda su vida. Verticalidad, mucha presión y un intento de dominar al rival. El conjunto franco-rojo fue el que más iniciativa tomó en toda la categoría y el que tuvo mayor posesión de balón. Algo que lograron traducir en una gran productividad ofensiva, convirtiéndose en el equipo que más enfocaba y el segundo que más remataba. “El Rayo no era un equipo que elaborara demasiado sus ataques, eran más verticales, no promediaban muchos pases por posesión. Eso sí, su gran habilidad para recuperar el balón le dio muchas fases de posesión. Era el equipo de LaLiga SmartBank con mayor tasa de recuperación ”, apunta Fabio Nevado, analista de Mediacoach.

Precisamente, las pandillas se han convertido en una de sus grandes armas de ataque. Al ser el conjunto con más amplitud y más profundidad permitió a los habituales inquilinos de su banda izquierda, el extremo Fran García y el extremo Álvaro García, situarse en el top ten de centrales y en constante amenaza a las defensas rivales.

Óscar Trejo, del Rayo Vallecano, celebra un gol en los play-offs.


Óscar Trejo, del Rayo Vallecano, celebra un gol en los play-offs.

En la parte decisiva del curso, el equipo logró mejorar un aspecto que lo había lastimado durante el resto del año: la eficiencia de cara a portería. “Solía ​​necesitar diez tiros por partido para anotar. En eliminatoriaSin embargo, ha marcado ocho goles en cuatro partidos con solo 38 tiros. Su efectividad pasó del 5,7% de media al 11,8% ”, analiza Nevado, que destaca el gol de Álvaro García y Baby, con dos goles para cuatro y cinco tiros respectivamente.

“Está claro que el punto positivo del Rayo fue la mejora de sus prestaciones, ya que Iraola logró conseguir una actuación de sus jugadores muy cercana a su 100% en el momento más decisivo de la temporada”, Fosso Nevado.

Puedes seguir EL PAÍS Sports en Facebook, Gorjeo o suscríbete aquí a la Newsletter.