julio 25, 2024

las cadenas de cultivos el hablaron al próximo Gobierno

En vísperas de un nuevo gobierno y ante un escenario de crisis económica, las cadenas de los principales cultivos producidos en Argentina realizaron su evento anual y publicaron un mensaje claro para el futuro: “Tenemos una parte importante de la solución”.

Luego, entregan Acsoja, Argentrigo, Maizar y Asagir en un comunicado, que en las condiciones actuales del comercio mundial, si el país produce más granos podría incrementar las exportaciones y crear significativamente las posibilidades de procesos locales y transformación en nuevos productos de mayor valor. «El aumento de la cuota de escisiones, más obras nuevas y nuevas reversiones es un círculo virtuoso tangible. No es una especulación, nuestros viejos barrios en Sudamérica vienen de recorriendo rutas similares desde hace mucho tiempo”, remarca.

Según los canales, en Argentina hay más 33 millones de hectáreas de sembradas Se trata de presentar los 5 principales cultivos extensivos, así como la superficie plantada, inversión de heno, uso de tecnología de aislamiento y procesos y trabajos. «Más de un millón de empleos directoss, que debería resumir a los empresarios autónomos. La mayor parte de este trabajo se ubica en el campamento y en pequeños pueblos del interior del país”, resaltaron.

Pero con la mirada en el futuro, las cadenas advirtieron lo necesario»mensajes de Clara sobre el tema económico de la nueva administración.

“Necesitamos una clase de liderazgo político, social y empresarial a la altura del desafío del cambio antes de nuestra reunión. somos precisos Integración pragmática al mundo y orientada al bienestar económico. del conjunto de los argentinos. “Trabajar para eliminar barreras al comercio y abrir puertas a nuevas oportunidades de negociación”, dice, añadiendo que la Unión Europea, por ejemplo, está imponiendo ahora requisitos regulatorios sobre la deforestación y los fitosanitarios que “merencen un diálogo donde también Pretendemos responder a la percepción de los consumidores, que expresa la relevancia que corresponde a argumentos sólidos basados ​​en la ciencia”.

De hecho, en términos concretos, las entidades se expresan sistemáticamente en contradicción con los derechos de exportación y con todo el trabajo para la exportación.

«Hay que abandonar definitivamente todo el sistema de piezas, obras y autorizaciones para exportar nuestros productos. No podemos perder el impuesto a la exportación (con solicitudes de retención) para que la aplicación pueda reducir los ingresos de nuestras empresas, las inversiones, el empleo y el desarrollo de nuestras comunidades, en definitiva tenemos menos competidores. Durante años después de su traslado, no descubrimos un destino tangible útil para tanto dinero recuperado. Necesitamos un plan concreto para eliminar este impuesto”, afirma, y ​​creemos que existe un marco normativo que dinamiza las inversiones en infraestructura. “No hay otra política específica mejor para las PYME que quitarles el exceso de peso burocrático del Estado”.