abril 16, 2024

Las futbolistas desconvocan la huelga y el balón rodará en la Liga F | Fútbol | Deportes

Se acabó la huelga. Las futbolistas podrán volver a ponerse las botas, los espectadores podrán volver a sentarse en las gradas y los balones rodarán por el césped. Sindicatos y la patronal se dieron la mano; las futbolistas y los clubes llegaron a un acuerdo, también la Liga F. Tras 18 meses de negociaciones y numerosas reuniones estériles, en 13 días de septiembre y cinco encuentros entre todas las partes se ha llegado a la resolución del problema, al principio básico del convenio colectivo de las jugadoras profesionales, que es el salario mínimo bruto anual y que se ha fijado en 21.000 euros, 22.500 y 23.500 para los próximos tres años con una revisión salarial -basada en unos conceptos que han pactado- para poder llegar a 23.000, 25.000 y 28.000. Del resto de las pretensiones de las futbolistas, de ese convenio a firmar por tres años, se hablará durante el curso, con más calma. Pero con esta entente, por el momento, basta para desconvocar la huelga, para retomar una competición que se perdió la primera jornada entre vestuarios y campos vacíos.

Las jugadoras tenían hasta este año un salario mínimo de 16.000 euros. Algo irrisorio si se pretende que se dediquen exclusivamente al fútbol, de que se les exija ser profesionales y no se les trate como tal. Pero de las ambiciones de la asamblea de las jugadoras, representadas por cinco sindicatos (FUTPRO, AFE, Futbolistas ON, CCOO y UGT) a lo que se ha firmado hay un trecho. La idea era un salario mínimo de 25.000 euros que en los dos años siguientes alcanzaría los 30.000. Pero visto que no había entendimiento entre las dos partes, llegaron a rebajar sus pretensiones hasta los 23.000. La patronal, sin embargo, siempre con el argumento de que no hay dinero, ofertó progresivamente de 16.500 a 19.000 y finalmente 20.000. Así las cosas no había estrechón de manos ni firmas vinculantes. Por lo que el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje FP (SIMA-FSP), en su papel de intermediario, propuso el martes a última hora una solución: en esta temporada cobrarían 21.000, la siguiente 22.000 y en el curso 2025-26 alcanzarían los 23.000. Cifras que, acordaron sindicatos y patronal, tenían que hablar con sus representados. El miércoles dirían.

La asamblea de jugadoras pidió que fueran 21.500 euros ahora…. Pero la patronal se resistía a acceder, por más que sabía que el foco está puesto en las futbolistas, ahora que son campeonas del mundo. Pero también sabía que no había unidad total entre las jugadoras, como se evidenció durante la primera jornada de la huelga. Las futbolistas del Granadilla Tenerife hicieron un comunicado en el que decían que hubieran aceptado la propuesta de la Liga F para centrarse en el balón. Esther Sullastres, guardameta del Sevilla, puso en sus redes sociales: “Es uno de los días más tristes que recuerdo en nuestro deporte. Estamos dañando el producto. No son ni formas ni hay razones para ello”. Y Patri Ojeda, del Sporting de Huelva, se sumó: “Creo que la propuesta de la Liga F es más que razonable y equitativa para todos los clubes y contribuye a seguir avanzando, que es lo que realmente importa”. Pero no era la opinión de la mayoría y por eso se mantuvo la huelga en la primera jornada liguera. Ya no se repetirá la historia.

Después de otra jornada maratoniana, pues comenzaron la reunión a las 15.00 y se acabó a las 00.30, con numerosos recesos para discutir entre las jugadoras o los clubes, se llegó a la entente. Ya se ha hecho lo más complicado y urgente, pero queda mucho para unas futbolistas ya con callo en los enredos. Entre otras cosas porque reclaman el convenio colectivo no solo en lo económico, sino que pedían acuerdos de conciliación, soporte en materia de lactancia o cuidado de los hijos durante los entrenamientos. También solicitaban ayudas para sufragar los estudios y unos mínimos, como que se juegue en hierba natural y que los clubs tengan fisioterapeutas, preparadores especializados… Pero eso, por el momento, se ha dejado para más adelante. Mientras, el balón, volverá a rodar.

Así, la nueva temporada de la Liga F se estrenará este viernes a las 21:00 con Valencia-Real Madrid en el Antonio Puchades. El sábado se disputarán cuatro encuentros (Eibar-Levante Las Planas; Atlético-Athletic; Betis-Villarreal; y Madrid CFF-Barcelona). Y el domingo se cerrará la jornada con tres duelos más (Tenerife-Sporting de Huelva; Granada-Real Sociedad; y Levante-Sevilla).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.