mayo 20, 2024

Los fracasos de los servicios de inteligencia de Israel pueden cambiar la estrategia hacia Hamas, la Franja de Gaza y toda la región

El ataque de Hamas el sábado tomó por sorpresa a los funcionarios de inteligencia israelíes, particularmente los métodos que los militantes utilizaron para entrar y salir de Israel, según un alto funcionario de defensa familiarizado con la información recopilada sobre el grupo.

El amplio ataque, en su mayor parte exitoso desde el punto de vista de Hamas, reveló algunos fallos importantes del establishment de defensa israelí. También puede cambiar el enfoque estratégico general de Israel hacia Hamás y la Franja de Gaza, dijo el funcionario, que pidió no ser identificado cuando se discuten cuestiones de seguridad.

Y eso podría tener un efecto de largo alcance en todo el Medio Oriente.

Hasta ahora, Israel ha contenido a Hamas y Gaza con una estrategia que dependía de una red de inteligencia que advirtiera contra las acciones de Hamas y del poder del ejército israelí para repeler una invasión terrestre de Hamas. En el ataque del sábado, estas dos salvaguardias fracasaron.

Tradicionalmente se percibe a Israel como la potencia de inteligencia más fuerte de la región, con una amplia cobertura de la Franja de Gaza. Y en los últimos meses, la inteligencia israelí advirtió repetidamente que podría estallar un conflicto militar porque Irán y las milicias afiliadas han percibido a Israel como debilitado por las profundas divisiones de la nación sobre la reforma judicial que está llevando a cabo la coalición gobernante de ultraderecha del Primer Ministro Benjamín Netanyahu, según cuatro altos funcionarios de defensa.

Aún así, aunque la inteligencia israelí recopiló algunos indicios de que Hamas estaba planeando una operación importante, estaban lejos de formarse una imagen clara, añadió uno de los funcionarios.

Israel, dijo el funcionario, no se dio cuenta de los elaborados preparativos que probablemente eran necesarios para los 250 militantes de Hamas encargados de liderar el asalto y atacar bases militares, ciudades y kibutzim.

Los funcionarios estadounidenses también dijeron que tanto Israel como Estados Unidos sabían que un ataque de Hamas en algún momento era posible, o incluso probable. Pero dijeron que no hubo ninguna advertencia táctica específica sobre los ataques del sábado, ninguna señal que hubiera permitido a Israel tomar medidas específicas.

Los israelíes inspeccionan los escombros de un edificio un día después de que fuera alcanzado por un cohete disparado desde la Franja de Gaza, en Tel Aviv, Israel. Foto ApLos israelíes inspeccionan los escombros de un edificio un día después de que fuera alcanzado por un cohete disparado desde la Franja de Gaza, en Tel Aviv, Israel. Foto Ap

Muchos se preguntaron por qué Israel y Estados Unidos fueron tomados por sorpresa. Mick Mulroy, ex oficial de la CIA y alto funcionario del Pentágono, dijo que la complejidad del ataque de Hamás indicaba que habría requerido mucha preparación.

«Hubo probablemente indicios de la acumulación de municiones y la preparación de la fuerza de asalto, y hubo actividad cibernética en Israel antes del asalto», dijo Mulroy.

Desde la retirada israelí de la Franja de Gaza en 2005, Hamás ha pasado de ser una organización militante a ser el líder de un territorio con muchas características de estado. El grupo ha iniciado rondas de combates con Israel cada pocos años, que normalmente no han durado más de una semana. Estos ataques incluyen disparar cohetes contra ciudades israelíes e intentar secuestrar o matar a israelíes. Pero nada ha sido tan extenso como el ataque del sábado.

Por su parte, Israel en los últimos años ha respondido con su enorme potencia de fuego, generalmente desde aviones, contra objetivos en Gaza y ha intentado asesinar a altos funcionarios de la organización. Pero ha lanzado maniobras terrestres muy limitadas.

Estrategias

La estrategia israelí ha sido contener los combates contra los militantes en la Franja de Gaza, siempre y cuando las muertes de Israel no fueran demasiado elevadas, lo que podría obligarlo a emprender una invasión terrestre total.

Cuatro primeros ministros israelíes sucesivos decidieron que el precio de invadir y ocupar la Franja de Gaza para aplastar el gobierno de Hamas sería demasiado alto, en términos de vidas de soldados israelíes y palestinos, y que el costo de gobernar a millones de residentes allí sería demasiado costoso.

Israel continuó actuando de esta manera a pesar de que sabía que tanto Hamas como la Yihad Islámica Palestina habían recibido financiación, entrenamiento, armas y equipo avanzado de combate e inteligencia de Irán, dijeron tres funcionarios, y que los grupos militantes se estaban volviendo más fuertes.

El ataque sorpresa contra Israel se produjo casi 50 años después del inicio de la Guerra de Yom Kippur, que comenzó con un ataque sorpresa de columnas de tanques sirios y brigadas egipcias. Eso hizo que fuera aún más sorprendente que Israel no estuviera más en guardia.

El funcionario de defensa dijo que lo más probable es que esto no fuera una coincidencia, sino una elección cuidadosa por parte de Hamas de elegir una fecha percibida como un trauma nacional. La sorpresa de los servicios de inteligencia, así como la capacidad de Hamas para cruzar la frontera y causar grandes pérdidas, recuerda sorprendentemente a la guerra de 1973.

Israel ha invertido enormes recursos en obtener inteligencia sobre Hamas, recopilando información significativa sobre la mayoría de sus iniciativas y atacando a muchos de sus líderes.

Pero el sábado no fue la primera vez que Hamas logró sorprender a la inteligencia israelí. En junio de 2006, cuando un escuadrón de Hamas entró en Israel, atacó a un grupo de soldados, mató a dos y secuestró al soldado Gilad Shalit, la inteligencia israelí no sabía sobre el ataque ni dónde estuvo retenido Shalit durante más de cinco años. Israel acabó pagando el precio más alto que jamás haya pagado por conseguir un prisionero de guerra.

Ese acuerdo generó una intensa controversia dentro de Israel, que podría estallar nuevamente con informes de que decenas de soldados y civiles israelíes habían sido capturados.

Las Fuerzas de Defensa de Israel, aunque eran conscientes de la posibilidad de una invasión terrestre por parte de Hamas para apoderarse de las bases militares y de los civiles a lo largo de la frontera, tardaron en llegar a los lugares de violencia. Muchos residentes se vieron obligados a defenderse.

Los vídeos que Hamas tomó durante la operación y que se distribuyeron inmediatamente en las redes sociales presentaban al sistema de defensa israelí como débil, sorprendido y humillado.

Es probable que ahora Israel responda con la fuerza, y posiblemente con una invasión terrestre de Gaza, en la creencia de que Hamas no le dejó ninguna opción, dijo un alto funcionario de defensa.

Una cuestión clave, que determinará cómo se desarrollará la crisis, es si Hezbollah, el grupo militante libanés, se mantiene al margen o si activa a sus combatientes para atacar a Israel. Si Hezbollah se involucra directamente en los combates, es probable que se conviertan en algunos de los más intensos en la región en años.