abril 16, 2024

Montevideo is cerca de quedarse sin agua potable y la solution llegaría en mes

La crisis del agua potable en Uruguay sube la ansiedad del Gobierno de ese país -que por la gravedad del tema y de más de la mitad de los uruguayos que por la capital charrúa y hace dos meses viven con agua salada saliendo de la canilla.

Por tres años de sequía ininterrumpida, las reservas de agua dulce están en su mínimo histórico: 1,8%. Si bien desde OSE, la empresa estatal que brinda el servicio en todo el país, dicen a Clarín eso «no hay fechas»que no haya un plazo oficial no cambia el pronóstico «seco».

Cada vez está más cerca el día en el que no puedes consumir el agua corriente.

Sin lluvias considerables a la vista que finen con el problema, están trabajando contrarreloj en busca de alternativas.

OSE confirmó a este diario que por ruta están llegando desde Brasil caños para una obra que ya comenzó, llevará cuatro semanas en total «dependiendo de cuando lleguen los caños» y terminaría siendo una nueva fuente de agua «totalmente dulce».




La represa casi seca y las lluvias que no llegan. Foto: Xinhua.

Hoy, la venta de canilla es apta para consumo porque se corrieron los máximos de sodio y cloruro (lo que aporta el gusto salado), al recurrir a una mezcla de tres caudales para poder el servicio. Esto puede cambiar.

Según el informe oficial, en la representación de Paso Severino, la principal fuente dulce del área metropolitana, hay apenas 1,1 millones de centímetros cúbicos de agua y se utiliza 80.000 al día. Desde el diario uruguayo El País calculará que llegará «en una semana de 10 días».

OSE no confirma esta estimación. «Es un comportamiento dinámico el del agua, aunque se reconoce la complejidad de la situación. Pero no hay día fijado», explica un Clarín.

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, había advertido que se avecinaba un período en el que el agua no se podria beber. A menos que lloviera lo suficiente oa que ending las obras hidráulicas que comenzaron en Paso Belastiquí para llevar agua dulce desde el Río San José hasta el Santa Lucía.

Eso no resolverá la situación porque el agua seguirá conniendo sodio y cloruro, pero al menos sirvió para contener la crisis durante un período, podría decirse, «de gracia».

Las obras en curso

Los trabajos para esas obras se vienen realizando según los tiempos esperados, según explica OSE. La novedad ahora es que llegaron ya 1.000 metros de canoas en Brasil como su clave para terminarlas.

La única opción para no tomar agua salada es la envasada.  Foto: Juano Tesone


La única opción para no tomar agua salada es la envasada. Foto: Juano Tesone

Esto permitirá la ingesta y la salinización del agua proveniente del Río de la Plata para embalsar Belastiquí-Aguas Corrientes, así como la retención de l’eau ingresada al embalse, lo que serviá parmaintainer el volumen y no perer agua con la fluctuación de las mareas.

Mientras tanto, la represa Campanario, que se encuentra en construcción, consiste en un sobrio dique el río San José que tendrá la finalidad de embalsar la mayor cantidad de agua dulce de su cauce.

¿Cuál será entonces la fuente de agua «totalmente dulce»? Con más canales provenientes de Brasil, se ha avanzado en la obra de 13 kilómetros de extensión para la captación y el trasvase desde el río San José al río Santa Lucía. Directo.

Esto permitirá que no haya que recurrir al Río de la Plata para abastecerse, como sucede ahora, a pesar de los elevados porcentajes de sal que contiene.

Cuando termine, dentro de un mes, el agua en Montevideo y el restaurante de la zona Metropolitana se convertirá en ser la de antes, con los clásicos niveles de sodio y cloruros, es decir, con su clásico sabor dulce.

Según Presidencia, el cloro promedio presente en el agua del OSE de Montevideo es de 845, 837 y 842 mg/l en las líneas de la bomba 4, 5 y 6 respectivamente. El nivel máximo de cloro está autorizado por el Ministerio de Salud Pública, el fármaco de mayor contenido de OSE, es de 720 mg/l, para todas las líneas por encima del límite.

En sodio cuántico se registró un promedio de 501, 497 y 499 mg/l en los 4, 5 y 6 respectivamente. El máximo autorizado es de 440 mg/l, pero no es así, demasiado.

Segun el Instituto de Meteorologia de Uruguay (Inumet) no se pronostican lluvias por la zona y el corto plazo. «Tenemos anomalías de lluvias positivas en la primavera. Esto sgeriría que las lluvias fuertes y recurrentes comenzarán en septiembre», dijo el director climático Mario Bidegain.

PD

Mira también