julio 13, 2024

Muere Matilde Vilariño, leyenda del equipo de actores SER Cultura

Muere Matilde Vilariño, leyenda del equipo de actores SER  Cultura
Matilde Vilariño, en una imagen de los años 50.

Este viernes murió Matilde Vilariño en Madrid. Acababa de cumplir 100 años. Actriz. Actriz sin apellidos, ya que la voz, el gesto, la presencia en el escenario son sólo circunstancias que están configurando una biografía y en Matilde aparece pícara el rostro de Periquín, una personalidad radiofónica aún recordada por varias generaciones de españoles. Todos los jueves, de 1955 a 1971, la Cadena SER emite en Radio Madrid Matilde, Perico y Periquín, la comedia familiar más popular de la época, creada por Eduardo Vázquez y protagonizada por Matilde Conesa, Matilde Vilariño y Pedro Pablo Ayuso. Incluso ahora Twitter está lleno de recuerdos de ese pequeño que hacía reír, con sus trucos, un país que apenas avanzaba en tiempos muy oscuros.

Su hijo Víctor nos cuenta que hasta el final de sus días Matilda recordaba con cariño a su primera mentora, Margarita Xirgu, con quien debutó. El zapatero prodigioso, de Federico García Lorca, en el Teatro Español, en la Nochebuena de 1930. Tenía entonces 11 años, y ese chico de Lorca debió colarse en su ADN, porque a lo largo de su vida artística, con su extraordinario tejido, no solo fingir rumores infantiles, pero encarnaba la timidez de La pequeña rata engreída o atreverse a El pequeño sastre valiente —Y muchas otras historias radiales—, o la inocencia de Marcelino, pan y vino en el cine, o la autoconfianza de la abeja maya en la televisión.

Pero lejos de esta singular guardería, conviene recordar a la otra Matilde Vilariño, tanto en sus inicios, cuando interpretó a Lorca, Jacinto Benavente o Álvarez Quintero en el escenario, como cuando se incorporó al mítico equipo de radioactores madrileños, dirigido por Antonio Calderón.

Durante más de tres décadas, este país ha escuchado El teatro aéreo las grandes obras de todos los tiempos, de Ibsen a Pirandello, de Calderón a Lope de Vega, de Shakespeare a Molière. Repasando las gestiones de reparto que lleva a cabo el departamento de documentación de la SER, a menudo vemos a Vilariño, junto a otros locutores inolvidables, como Juana Ginzo, Matilde Conesa, Teófilo Martínez o Ramiro Muñoz.

Cuando en la década de los 70 el género dramático empezó a dar paso a las noticias, muchos de esos nombres se refugiaron en el doblaje, no sin antes darse cuenta de que su situación había sido tan precaria que prácticamente se quedaban en la calle. Matilde Vilariño apoyó entonces la reivindicación de los derechos laborales de los actores radiales, que fue la primera en ganar.

«Era una luchadora», nos dicen quienes la conocieron bien. «Había cumplido 100 años el 13 de agosto y hasta hace poco estaba completando los recitales de Benavente que le leí», recuerda su hijo. «Cariñosa y dulce», dice María Esperanza Sánchez, periodista histórica de Hora 25. «Nunca perdió la voz», agrega la actriz Gloria Muñoz. Esa voz que, un día, en el metro de Madrid, escuchó alguien que viajaba con usted y que espontáneamente exclamó: «¡Señora, tiene la voz de un cuento de hadas!»

Ángeles Afuera es periodista, fundadora del departamento de documentación de Cadena SER.