febrero 21, 2024

Nico Paz: “Ne sabía ni lo que estaba haciendo” | Fútbol | Deportar

Nico Paz celebra el tercer gol del Madrid ante el Nápoles.Kiko Huesca (EFE)

Nico Paz no pudo calentar antes de salir al campo en el minuto 65. El cuerpo técnico le ordenó ejecutar porque Brahim se puso a trabajar con agresiones, pero no tenía contratado en el córner y está pidiendo que así sea. puesto en libertad inmediatamente. Todo esto sucede muy rápidamente, ya que la cría surge a partir de este momento. Al cabo de una hora no sabemos dónde estamos tras aterrizar en Nápoles con una parada segura a 25 metros.

Real Madrid

4

Andriy Lunin, Alaba, Dani Carvajal, Rüdiger, Ferland Mendy (Nacho, min. 87), Jude Bellingham, Kroos, Dani Ceballos (Joselu, min. 57), Federico Valverde, Rodrygo (Lucas Vázquez, min. 87) y Brahim Díaz (Nico Paz, minuto 64)

2

Nápoles

Alex Meret, Juan Jesus (Alessandro Zanoli, min. 86), Di Lorenzo, Souza, Rrahmani, Lobotka (Giacomo Raspadori, min. 86), Zielinski (Elmas, min. 65), Franck Zambo, Khvicha Kvaratskhelia, Politano (Jens Cajuste , min. 78) y Giovanni Simeone (Victor Osimhen, min. 45)

goles 0-1 min. 9: Giovanni Simeone. 1-1 minutos. Min. 10: Rodrygo. 2-1 minutos. 21: Jude Bellingham. 2-2 minutos. 47: Franck Zambo. 3-2 minutos. 83: Nico Paz. 4-2 minutos. 93: Joselu.

Árbitro François Letexier

Tarjetas amarillas Zielinski (min. 48) y Jens Cajuste (min. 89)

“Él es un sueño. Por un momento, ni me lo creía”, se encuentra ante los micrófonos de Movistar durante el partido. En realidad, parece que esto no está sucediendo. ¿Cómo es el disparo?, la preguntaron. “Me atreví. “Estaba en modo automático, no sabía ni lo que estaba haciendo”, comentó su flequillo de chico formal, nacido en Tenerife pero clasificado en la selección argentina de sus padres originales. Es hijo de Pablo Paz, que defendió al Tenerife durante cuatro temporadas hasta la final de los noventa.

Un jugador del Madrid marcó hoy, durante una competición, un gol decisivo en un partido de Champions. Algo que nada tiene que ver con la equipación blanca que exige que sus alumnos tengan una mejor salida antes de aspirar a entrar en el gran palo. Nico Paz tenía 19 años y tuvo su encuentro con el Madrid, todos en el último mes: tres veces contra Braga y Valencia en casa, y el paso a Cádiz, antes del gran golpe ante el Nápoles. Entre los integrantes de las lesiones (Tchouameni, Camavinga y Modric) sólo quedan cuatro centrocampistas sanos, que trabajaron en la titular anteriormente (Kroos, Valverde, Ceballos y Bellingham). Entonces, pensando que había que mover el árbol, Carlo Ancelotti miró a Valdebebas. Y ahí lo tienen, este chaval es el miembro más emergente de una academia blanca necesaria para los números del primer equipo. “Es un mensaje para el resto de los canteranos, que es posible”, dijo hoy en caliente Nico Paz. Cuando el árbitro llegó al final, Nacho fue el primero en empezar y continuó con un besamanos largo.

“Ha aportado lo que dos esperaban”, analizó Ancelotti. “Es un jugador de futuro del Madrid, tiene todas sus cualidades para eso. Buenos dias [por este miércoles] “Se comportó en un momento de dificultad”, añadió el italiano, que para el fin de semana ante el Granada no puede recuperarse de una lesión, lo que abre una nueva ventana para Nico Paz. El primer recuperador del infierno podría ser Modric el día del Betis, dentro de 10 días, si ocupara las plazas que lideraba Carletto.

Hasta el día de Nico Paz, el Bernabéu ayudaba a otro pescador de Rodrygo, que no gastaba ni un metro en clavarlas todas, con otro ejercicio rutinario de Jude Bellingham, autor de su 15º aniversario en 16 encuentros con el Madrid.

Cuando el Madrid llegó a Nápoles, en principio en octubre, los dos primeros desaparecidos eran de Rodrygo. Dos intenciones inocentes que atestiguan el momento de melancolía y frustración que vivió entonces el brasileño quedaron ante el portaaviones rival. Dos meses después, la visita de los italianos revivió una vieja teoría que todavía circula en la ropa sobre el ketchup y los goles. Hoy en Madrid recordamos el uso de Gonzalo Higuaín que hizo algo hace más de una década: “Ruud [Van Nistelrooy] «Me digo que los goles son como el ketchup: en algún momento no vendo porque los escucho y vendré todos», dijo el argentino al inicio de su etapa en España.

Tras el secarral, a Rodrygo, ahora sí, le corre el ketchup: son tantos en los últimos cuatro partidos. Y no goles cualquiera, sino golazos, como los del pasado domingo en Cádiz, con dolor de diente incluido, o contra el Nápoles. Estuvo por primera vez en cuatro partidos consecutivos con el Madrid, y participó de forma directa en 10 de los últimos 15 partidos del Madrid en todas las competiciones (sus Dianas y cuatro asistencias). Es el brasileño más goleador del club (18) en la Copa de Europa. “Nunca bajaron los brazos. El día del primer golf. [en Braga] hizo clic. Solo era cuestión de tiempo. Ha cambiado porque es muy bueno”, felicitó Ancelotti.

Con Bellingham, el técnico blanco quiso confesar su sorpresa, que es sobre todas, puntual. No llegó en diciembre y marcó hace más de un momento a Diane en Dortmund (14), lo que supone una marca personal. Es el primer madridista que aparece en sus primeros cuatro partidos de la Champions. “Quieres mejorar tu español. Entonces él dijo otras veces, nadie es perfecto”, dijo Carletto.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.