abril 24, 2024

Nuevos primos de los T-rex agrandan la edad de los dinosaurios en África

Paleontólogos han descubierto en Marruecos fósiles de primos primitivos del T-rex que tenían hocicos cortos de bulldog y brazos aún más cortos.

Las dos nuevas especies de dinosaurios pertenecen a los Abelisauridos, una familia de dinosaurios carnívoros que eran homólogos de los tiranosaurios del hemisferio norte. Vivieron al final del período Cretácico y muestran que los dinosaurios eran diversos en África justo antes de su extinción masiva por un asteroide hace 66 millones de años.

Se han encontrado dos nuevas especies de dinosaurios de finales del Cretácico en Marruecos, en las afueras de Casablanca. Una especie, encontrada cerca de la ciudad de Sidi Daoui, está representada por el hueso del pie de un depredador de aproximadamente dos metros y medio de largo. El otro, procedente de la cercana Sidi Chennane, es la espinilla de un carnívoro que creció hasta unos cinco metros de largo.

Ambos formaban parte de una familia de dinosaurios carnívoros primitivos conocidos como abelisaurios, y vivieron junto al abelisaurio mucho más grande Chenanisaurus barbaricus, lo que demuestra que Marruecos era el hogar de diversas especies de dinosaurios justo antes de que un asteroide gigante impactara al final del Cretácico, poniendo fin a la era de dinosaurios.

Contenido del Artículo

Nuevas especies

El Dr. Nick Longrich, del Centro Milner para la Evolución de la Universidad de Bath, dirigió el estudio, que se publicó en Cretaceous Research. Dijo: «Lo sorprendente aquí es que se trata de lechos marinos. Es un mar tropical poco profundo lleno de plesiosaurios, mosasaurios y tiburones. No es exactamente un lugar donde uno esperaría encontrar muchos dinosaurios. Pero estamos encontrando a ellos

Aunque los dinosaurios representan una pequeña proporción de los fósiles, la región es tan rica en fósiles que ha producido la mejor imagen de los dinosaurios africanos desde el final de la era de los dinosaurios.

En lugar de encontrar las mismas pocas especies, los paleontólogos suelen recuperar fósiles de nuevas especies, lo que sugiere que los lechos albergan una fauna de dinosaurios extremadamente diversa.

Hasta ahora, el pequeño número de fósiles de dinosaurios que se han recuperado representan cinco especies diferentes: un pequeño dinosaurio pico de pato llamado Ajnabia, un titanosaurio de cuello largo, el abelisaurio gigante Chenanisaurus y ahora los dos nuevos abelisaurios.

El Dr. Longrich dijo en un comunicado: «También tenemos otros fósiles, pero actualmente están bajo estudio. Así que no podemos decir mucho sobre ellos en este momento, excepto que se trataba de una fauna de dinosaurios sorprendentemente diversa».

Impacto del asteroide

Los últimos dinosaurios desaparecieron hace unos 66 millones de años, junto con hasta el 90% de todas las especies de la Tierra, incluidos los mosasaurios, plesiosaurios, pterosaurios y amonitas. El patrón de extinción del final del Cretácico y sus causas se han debatido durante más de 200 años.

El impacto de un asteroide gigante en la península de Yucatán se ha relacionado con su desaparición, aunque se ha argumentado que los dinosaurios ya estaban en declive. Los dinosaurios marroquíes sugieren que prosperaron en el norte de África hasta el final.

«El final del Cretácico en el oeste de América del Norte definitivamente parece volverse menos diverso al final», dijo Longrich. «Pero eso es sólo una pequeña parte del mundo. No está claro que se pueda generalizar desde los dinosaurios de Wyoming y Montana al mundo entero.

«También se volvió más frío hacia el final, por lo que no sería sorprendente que los dinosaurios en latitudes más altas se volvieran menos diversos. Pero no sabemos mucho sobre los dinosaurios de latitudes más bajas. Al menos en Marruecos, parecen haber seguido siendo diversos y exitosos hasta el final.

Noticias relacionadas

«Cuando el T-rex reinaba como megadepredador en América del Norte, los abelisaurios ocupaban la cima de las cadenas alimenticias en el norte de África», dijo Nour-Eddine Jalil, profesor del Museo de Historia Natural e investigador de la Universidad Cadi Ayyad en Marruecos, quien fue coautor del artículo.

«Los restos de dinosaurios, a pesar de su rareza, transmiten los mismos mensajes que los restos de reptiles marinos, más abundantes. Nos dicen que, justo antes de la crisis del Cretácico-Paleógeno, la biodiversidad no estaba disminuyendo sino que, por el contrario, era diversa».