julio 13, 2024

Nuevos propietarios de Tabacalera recibieron 45 millones de dividendos tras tomar el control | Compañías

Nuevos propietarios de Tabacalera recibieron 45 millones de dividendos tras tomar el control |  Compañías





Allied Cigar Corporation, la misteriosa empresa que el año pasado compró a Imperial Brands su negocio mundial de puros, incluida Tabacalera pero no sus operaciones en Estados Unidos, debutó como propietaria de la firma española, aprobando el cobro de un dividendo a 45 años. Millones de euros. Lo hizo un mes y medio después de tomar el control de la compañía, que actuó como la compañía tenedora del negocio de cigarros premium de Imperial, a pesar de registrar pérdidas de $ 32 millones en el año que terminó semanas antes.

Como se muestra en las cuentas de Tabacalera para el año fiscal 2020, Imperial Brands cerró la venta el 29 de octubre de ese año. Unas semanas después, el 15 de diciembre, aliado Cigar acordó distribuir esos 45 millones en dividendos de las reservas de libre disposición de la empresa. Una cifra que se recogió dos días después, el día 17.

Esto a pesar de dos meses y medio antes, el 30 de septiembre, Tabacalera había cerrado el ejercicio fiscal 2019-2020 con una pérdida neta de 32 millones de euros, el primer resultado negativo desde 2014 y el más alto al menos en los últimos 10 años. . Números rojos que, por otro lado, fueron provocados por la compleja operación de disposición llevada a cabo por Imperial Brands.

Anunció en abril de 2020 un acuerdo para vender su negocio de cigarros por 1.200 millones. El negocio estadounidense se traspasó a Gemstone Investment por 185 millones. El resto al citado Allied Cigar, afincado en Madrid pero con vínculos asiáticos, por 1.040 millones.

Hasta la venta, Tabacalera era la sociedad controladora de ambos negocios. Para separarlas y llevar a cabo ambas operaciones, Tabacalera aprobó en septiembre un dividendo en especie de 150,6 millones para entregar las acciones de las empresas estadounidenses 800-JR Cigars, MC Management y Tabacalera USA a Imperial Tobacco España, para proceder a su venta. Anteriormente, sobre el primero de ellos había realizado una amortización de 79,3 millones, ya que su precio de venta era inferior al valor en libros que tenía. Este empeoramiento repercute en la cuenta de resultados de Tabacalera y explica la pérdida de 32 millones.

Una vez que se separó el negocio norteamericano, Allied Cigar tomó el 100% de Tabacalera. Esto lo convierte en distribuidor exclusivo de puros cubanos en España y de marcas no cubanas como Vegafina en todo el mundo excepto Estados Unidos. Además, se ha hecho cargo de más del 50% de los distribuidores y fabricantes cubanos, entre ellos Habanos SA, fabricante y exportador de marcas reconocidas internacionalmente como Cohiba o Montecristo.

La opacidad de los inversores detrás de Allied Cigar ha sido constante. En marzo del año pasado, una empresa del mismo nombre apareció en el registro de Hong Kong, aunque sin detalles de su negocio. Entre sus miembros se encontraba un ejecutivo de un grupo con sede en Macao con intereses en la industria del turismo y el juego. Otro se llamó Chiu Ping-shun. Desde enero, ha aparecido como un proxy del cigarro aliado español, y esta es la única pista sobre el origen de estos inversores.

Objetivo: recuperar las ventas anteriores a Covid este año

En el informe de gestión incluido en las cuentas de Tabacalera de 2020, aún elaborado bajo la titularidad de Imperial Brands, la compañía muestra su confianza en recuperar los niveles de ingresos antes de la pandemia de cierre del ejercicio 2021, el próximo mes de septiembre. En 2020 fue de 59,2 millones, lo que significó una caída de casi un 5%. Las cuentas también muestran la apertura, por parte de Hacienda, de una serie de minutos tras el cierre del año pasado, que ascendía a 3,6 millones, cifra que había quedado apartada.