marzo 2, 2024

Operación al central Vinicius: responsable de renovar el carácter y jugar mejor por dentro | Fútbol | Deportar

Vinicius se convirtió en el nunca del Barcelona durante la final de la Supercopa y luego salió en público en varias ocasiones para hablar de su carácter polémico sobre el terreno de juego. Fue una noche intensa para Brasil, que llegó en avión de regreso a Madrid, donde llegó a primera hora de la mañana de invierno. Se encontró a un metro de la casa del Riad tantos goles (tres) como en sus 15 clásicos anteriores, y se comprometió abiertamente en su relación con los rivales y también en los terrenos de juego: “Quiero será el mejor personaje. A veces quiero hacer lo que quiera por el equipo y estoy ahí para la gente, para mis amigos. Tengo que mejorar”, admitió haber declarado también que el provocador salió al escenario.

Su explosión en el terreno de juego va acompañada de la explosión de un gesto que no siempre es fácil de dominar. En Valdebebas se produjeron conversaciones con el cuerpo técnico y los compañeros para que el segundo no pudiera hacerlo el primero. Carlo Ancelotti, un hombre de 64 años y viejos códigos, ha insistido reiteradamente en esta cuestión porque es consciente de ello, descendido y aguantado por muchos habituales con rivales y aficiones, al grande supone una merma para su juego, desde hace más de en determinadas ocasiones, la sensación es que el brasileño también se activa con la pelota a través de estos frigoríficos. Este daño, por ejemplo, el italiano se aseguró de evitar ciertos taconazos con el resultado que decidió.

“Pretendo ser muy callado y partidista, pero muchas veces no estoy solo. Está claro que no soy un santo. A veces se expuso y dijo que no debería suceder, pero que está aquí para mejorar. “El señor y los compañeros me enseñaron”, dijo sinceramente durante el final.

En esta zona de amor también se vendieron otras prendas de vestir. “Hablamos mucho con Vinicius”, decía Nacho una vez al mes. “Esto sigue sucediendo y eso genera frustración entre los rivales. Yo, como el capitán, y otros nos hablaron para que se centraran solos en el juego”, añadió el defensa, quien afirmó que los rivales también tenían su responsabilidad en ese ruido.

Atacar plus por dentro

En el último año ha habido tres opositores que dijeron confesar sus triquiñuelas para comprar el vino que prensaban. Ni mucho menos. Dani García, del Athletic, aceptó su papel: «Tú también tienes algo de sobreexcitación y yo no fui provocativo», dijo. Algo que no se aplica a otras espaldas. Iván Balliu, del Rayo, afirmó que «buscaba estas cosas o estos otros futbolistas», porque «los jugadores también son difíciles de jugar». Y Aitor Ruibal, del Betis, tuvo un poco más allá: “Creo que las patadas pretenden irse mucho. Es toda la rata que se dirige a los aficionados y es normal que se hagan insultos”.

Más todo de la confesión del madridista sobre su forma de trabajo y el trabajo personal que realiza intramuros con él, por lo que el cesped no es un curso de continuación para Vinicius. Primero, por lesiones musculares, atrás en cuatro meses tras no haber sufrido ninguna en las cinco campañas anteriores. Has perdido 12 juegos. Y por eso se cambiaron nuestros movimientos dentro de la reorganización ofensiva de Ancelotti para adaptarnos a las circunstancias.

Uno de los primeros empleados de Carletto llegó en 2021 para aprender a dominar su velocidad y sus tiempos de carrera, y no en sueños. El cuerpo técnico tiene la necesidad de controlar su gran arma para adquirir el break y definir mejor. Las Charlas llegaron inmediatamente al resultado, y en un rumbo y media absorción del líder ofensivo ante el descenso de Benzema. Ahora la misión es otra: también consiste en encarar, agitar y regatear por la orilla, atacando también el centro, como en la final de la Supercopa.

“Ocupó el espacio interior, no siempre para escapar, lo que le permitió anotar, en todo, el primer tiro”, reconoció su técnico, que de los principios del año trató como un convencerle de que está en la nueva posición más cercana a la puerta. El señuelo del gol, material inflamable de los egos, para lograr sus necesidades. En ausencia de un nueva Puro de talla mundial, había que redistribuir la responsabilidad anotadora.

Tu mejor versión

Hoy Xavi ha conocido a uno de los mejores médicos: Araujo. Después de que Dani Alves ocupara el lugar de la tarjeta en la Supercopa de 2022, el técnico azul volvió a empezar con éxito desde allí en Uruguay en el lateral derecho para el empleo. En los cinco encuentros anteriores en la final del domingo, y en tres de ellos Vinicius no volvió a verse las caras ni una sola vez.

El clásico de Montjuïc, del mes de octubre, que disputó con un brazo Ancelotti contra otro rifirrafe, puso de relieve sus dificultades con el charrúa, curiosamente uno de los pequeños marcadores con los que tenían enganchones en España. “A veces la mayoría porque Araujo es un defensa de talla mundial”, comentó Carletto este domingo durante la exhibición de Vin. En Riad, sin embargo, tres tiros a puerta y tres goles. Una explosión que se produce bajo el nuevo formato, se desata más hacia el centro. La Supercopa mostró la mejor versión de lo que está pasando hoy, beneficiándose además de una zaga culé en calzoncillos.

El nuevo plan futbolístico con Vinicius comenzó en enero en Estados Unidos, pero las dos lesiones interrumpieron la puesta en los entrenamientos. Hace sólo 10 días que una lesión en el cálculo retrocedió y estimó que la muerte se produciría hasta febrero. Se resolvió durante el partido, financió al Barça en la final de la Supercopa y aceptó que él también tenía que cambiar por su carácter.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en FacebookXo haga clic aquí para recibir Nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir el curso

Límites del pecado de Lee

_