marzo 2, 2024

paneles solares, reforestación, compostaje, plástico reciclado y más

Green. Eco-friendly. Sostenible. Sustentable. Las denominaciones son variadas y cada vez ocupan más espacio en la oferta hotelera.

Además de medidas como la reducción de la huella de carbono, la conservación de los recursos naturales y el respeto por el entorno, algunos hoteles van más allá de los criterios medioambientales. Y realizan acciones concretas para fomentar el empleo local, la compra de productos de proximidad y el apoyo a emprendedores locales.

“La gestión sustentable en los hoteles se profundizó mucho. Al principio, nuestra tarea era salir a convencerlos; ahora nos vienen a buscar pidiendo guía y consejo sobre lo que pueden hacer. Actualmente, tenemos 138 hoteles certificados”, cuenta Daniela Finocchiaro, coordinadora del “Programa Hoteles más Verdes” y del área de sustentabilidad de la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT).

El programa de sustentabilidad hotelera está enfocado en la gestión y brinda herramientas para lograr esos objetivos, además de llevar adelante un programa de certificaciones reconocido por el Consejo Global de Turismo Sostenible.

En el país, muchos hoteles se preocupan no sólo por lograr las certificaciones sino también por impulsar pequeñas acciones que los viajeros pueden ver y disfrutar durante su estadía.

El hotel Jungle Lodge de Iguazú busca reforestar con especies autóctonas.

Un vivero en Puerto Iguazú

En 2018, el hotel Iguazú Jungle Lodge, Misiones, creó un vivero de especies nativas en conjunto con la comunidad originaria MBYA Guaraní Jasy Pora. La iniciativa busca reforestar con especies autóctonas para restaurar la selva misionera.

“Los huéspedes pueden colaborar mitigando la huella de carbono a través de la compra de plantines. Se plantan en el hotel y las familias dejan un árbol con su nombre. A cambio, se llevan una artesanía tallada en madera hecha por la comunidad que gestiona el vivero”, contó Marcelo Ghione, gerente general del hotel. La iniciativa acaba de ser premiada en el Summit de Hotelería Sustentable, realizado por la AHT.

El compostaje también juega un rol importante en la reforestación. “El hotel, tanto en su parte seca como húmeda, realiza separación de residuos. A su vez, con el compostaje hacemos abono para poner en nuestra tierra y especies que estamos plantando. El municipio nos acompaña e hizo de la sostenibilidad una de sus banderas”, agregó.

Plástico reciclado en la playa

Con un paisaje de mar, dunas y bosques, Mar de las Pampas es uno de los destinos de playa que se desarrolló con ciertas normas de respeto por el medio ambiente. En esa localidad del partido de Villa Gesell está Jaina Resort & Spa.

El plástico que usan -principalmente las tapitas de gaseosas- se envía a la cooperativa Reciclando Conciencia de Pinamar, que luego realiza insumos para el funcionamiento del hotel.

Amanecer en Mar de las Pampas. Foto Prensa Villa GesellAmanecer en Mar de las Pampas. Foto Prensa Villa Gesell

“Los tachos de basura y los decks para hacer el acceso a la playa se realizan con plástico reciclado. Es un trabajo a pulmón. Ellos procesan la materia prima y nosotros les pagamos los jornales correspondientes al trabajo”, contó Julio Salinas, uno de los propietarios del complejo.

Al igual que otros hoteles, también incorporaron el compostaje como una práctica sostenida en el tiempo.

“Lo usamos para el mantenimiento y el abono de las plantas de nuestro jardín. La conciencia por el cuidado del medio ambiente está más presente en los chicos que en sus padres. Lo vemos, por ejemplo, en el uso del agua o de las toallas”, dijo Salinas sobre los huéspedes de su establecimiento, que tiene 16 apartamentos para entre dos y seis personas.

Paneles solares en las sierras

“El consumo energético es ínfimo, casi nulo”, se entusiasma Manuel Belfer, director del Grupo Pinares, al hablar del Pinares Panorama Suites SPA en Carlos Paz, Córdoba, que recibe unos 70 mil huéspedes al año.

En el mercado corporativo hay mayor exigencia de prácticas sustentables. Foto Pinares Panorama SuitesEn el mercado corporativo hay mayor exigencia de prácticas sustentables. Foto Pinares Panorama Suites

Dentro de las acciones que realizan, una de las más tangibles es la climatización de las piletas con panelería solar y bombas de calor inverter.

“El uso inteligente hace que la mayoría de la energía usada para las piscinas sea generada por el sol. El cliente ve esos paneles y lo nota en el uso”, cuenta Belfer.

Además, los juegos para niños del parque del hotel están hechos con tapitas de gaseosas en una fábrica de Entre Ríos. Las botellas de los amenities del hotel son de material orgánico y biodegradable. Y el hotel cultiva sus propias especies -peperina, romero y orégano-, que usa en los platos de la carta.

Paneles solares en Carlos Paz. Foto Pinares Panorama Suites Paneles solares en Carlos Paz. Foto Pinares Panorama Suites

“Quizás la exigencia no es tan marcada en los huéspedes, pero sí en el mercado corporativo y de congresos. Hay una valoración comparativa de estas prácticas. Las empresas tomaron más conciencia e intentan que sus proveedores vayan con una línea de cuidado con el medio ambiente”, finalizó Belfer.

Los ejemplos siguen en todo el país. En la fría Ushuaia, difícil para la producción de alimentos, el hotel Los Cauquenes construyó un invernadero para abastecerse; producen aromáticas y algunas hortalizas para su cocina. En el Amerian Portal del Iguazú, por iniciativa de dos empleadas, comenzaron a reciclar botellas de vidrio, que luego se transforman en vasos, bandejas, jaboneras y ladrillos. Ahora el hotel tiene su propio taller de vitrofusión.

“Buscamos contagiar a los proveedores y a los hoteles del destino para una gestión sustentable. Queremos que se sumen a este camino”, finaliza Finocchiaro, del programa Hoteles más Verdes.