julio 21, 2024

para las inmobiliarias la nueva ley es desastrosa y achicará aún más la oferta

Las características de la nueva ley de Alquileres sancionada en la madrugada de este miércoles por la Cámara de Diputados fueron duramente criticadas por el sector inmobiliario.

El Colegio Inmobiliario, que agrupa a los corredores de la Ciudad de Buenos Aires, sumó su “enérgico rechazo”, a través de un comunicado. En particular, las inmobiliarias están en contra de la modificación del sistema de actualización de contratos mediante el Índice «Casa Propia» ya que, según ellas, “augura una profundización de la actual crisis que vive el mercado locativo, que ya es la peor en su historia”. En otras palabras: anticipan que habrá menos oferta de viviendas en alquiler.

“La aplicación de dicho índice, el cual tiende a ubicarse muy por debajo de la inflación, resulta absolutamente inviable en un contexto económico como el que estamos viviendo, agravado por el hecho de que se mantengan los contratos a tres años de duración”, señaló el comunicado.

Según la entidad, “la puesta en práctica de esta norma será total y absolutamente desastrosa para todos los actores del sector inmobiliario y toda la sociedad”.

“Habida cuenta de que los principales candidatos a la Presidencia se han expresado en contra de la excesiva legislación sobre el mercado inmobiliario, hacemos un llamamiento a que expresen públicamente su compromiso de poner la derogación de esta nueva Ley como una de las primeras medidas a tomar cuando inicien su mandato”.

Consultados algunos referentes del sector, las opiniones se alinean en el repudio. Según Francisco Altgelt, de la inmobiliaria homónima, “los cambios, paradójicamente, van a lograr que nada cambie. Todo seguirá igual. Cada vez más prohibiciones. Y cuanto más regulan o prohíben, peor reacciona el mercado. Una lástima, porque era una oportunidad para hacer algo serio”, opinó.

Según la visión de Diego Migliorisi, socio gerente de Migliorisi Propiedades, “la recién sancionada es peor que la actual: genera más imprevisibilidad y espanta más a los inversores y propietarios. Con este nivel de inflación quien invierte pierde siempre contra la inflación. Hay que generar confianza y no atacar a quien invierte en un inmueble en la Argentina para ponerlo en alquiler. La crisis habitacional se soluciona bajando la inflación , generando confianza en los inversores y propietarios y generando previsibilidad. Este no es el camino”, señaló.