noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Recibo electricidad: la luz retoma su ascenso y este martes marcará el segundo precio más alto de la historia | Economía

El precio de la electricidad vuelve a subir hasta los 135,6 euros el megavatio hora tras subir más de ocho euros en un día |  Economía
Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.
Una torre de transmisión de energía perteneciente a la red eléctrica, con la ciudad de Bilbao al fondo.Luis Tejido / EL PAÍS

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista se ha disparado. Mañana martes alcanzará los 182,71 euros el megavatio hora, el segundo precio más caro de la historia. Alcanzó su punto máximo el 15 de septiembre cuando subió a 188,18 MWh, después de subir un 4,6% frente al lunes, cuando se situó en 174,68, el tercero más alto desde que existen registros. Según datos del operador del mercado ibérico de la electricidad (OMIE), el coste de la electricidad extenderá un día más su crecimiento tras el aumento de casi un 9% registrado el día anterior. El precio oscilará entre los 195,33 euros a las nueve de la tarde, uno de los momentos más consumidos del día, y los 154,58 euros que costará a las cuatro de la tarde.

Más información

El megavatio hora subirá más de ocho euros respecto al precio del día anterior, y se mantendrá cinco euros y medio por debajo del máximo histórico de 188,18 euros alcanzado el pasado jueves. Los 182,71 euros suponen un incremento de más del 340% respecto a los valores que lanzó el mercado hace un año (41,40 euros), cuando la pandemia aún mantenía la demanda al mínimo, y el precio del gas (la materia prima utilizada de los combinados ciclo de energía) y el CO₂ aún no había comenzado a crecer. Sin embargo, también es un 300% más alto que el mismo día de 2019, cuando ni la economía ni el mercado eléctrico estaban sujetos a un estrés extraordinario.

Impacto en tarifas reguladas

El repunte afecta al precio mayorista, que es el que los minoristas acuerdan pagar a los productores de electricidad. Pero este indicador también tiene un impacto en los hogares, especialmente aquellos cuyas facturas (las reguladas, también llamadas PVPC) están indexadas a ese mercado. Este es el caso de 10,5 millones de suscriptores para quienes los aumentos de precio mayorista afectan directamente la factura que enfrentan a fin de mes. El resto de hogares y negocios, aquellos cuyos contratos son de libre mercado, no enfrentarán un alza inmediata, pero estarán sujetos a posibles alzas futuras a medida que las eléctricas renegocien sus tarifas una a una para adecuarse a su nueva estructura de costos.

El aumento paulatino del precio de la electricidad en el mercado mayorista ha llevado al gobierno a adoptar una serie de medidas para contener la presión sobre los consumidores ante una subida generalizada de precios. En junio, el Ejecutivo decidió aligerar algunos impuestos que afectaban a las facturas de los hogares, pero dado el impacto nulo en el mercado mayorista en septiembre, aprobó un plan de choque con el que espera reducir la factura en un 22% y recuperar los 2.600 millones de euros que el Las empresas eléctricas habrán cobrado el “excedente” por el impacto del gas y lo destinarán a reducir las cargas en los hogares.

El citado plan de choque prevé también una reducción de los ingresos de las empresas eléctricas, con un cambio regulatorio que obligaría a la devolución de los denominados beneficios caídos del cielo. Estos se producen porque el precio final fijado por la subasta de electricidad es el que se paga por toda la luz producida en una hora determinada, aunque proceda de fuentes más económicas porque no utiliza gas ni emite gases contaminantes. Suele ocurrir con centrales hidroeléctricas y nucleares. La medida generó protestas del sector, que se mostró dispuesto a llevar el asunto a los tribunales.