diciembre 3, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Se reduce el número de morosos con Hacienda y la deuda: 3.869 contribuyentes deben casi 14.100 millones, un 1,6% menos | Economía

Se reduce el número de morosos con Hacienda y la deuda: 3.869 contribuyentes deben casi 14.100 millones, un 1,6% menos |  Economía
Delegación de la Agencia Tributaria en Madrid.
Delegación de la Agencia Tributaria en Madrid.EFE

El número de grandes incumplimientos en el Tesoro es pequeño. A 31 de diciembre de 2020, los contribuyentes y empresas que tenían deudas con las autoridades fiscales por más de un millón de euros eran 3.869, frente a los 3.930 del año anterior, según fuentes de la Agencia Tributaria. Esta cifra representa una disminución del 1,6%. Su deuda total también se reduce en un 1%: casi 14 100 millones, frente a los 14 200 millones del año anterior.

Más información

Esta es la séptima lista de incumplimientos de tesorería publicada por la Agencia Tributaria. Incluye tanto a las empresas como a las personas físicas que tengan deudas y sanciones pendientes con la Administración Tributaria por importe superior al millón de euros, y comenzó a publicarse en 2015 de forma anual con un objetivo disuasorio. El estallido de la burbuja inmobiliaria tras la Gran Recesión ha llevado a las empresas vinculadas al sector inmobiliario a engordar los rankings con un peso cada vez más significativo.

En la lista negra de Hacienda este año hay 312 personas, que acumulan una deuda de 673 millones de euros. En la edición anterior había menos contribuyentes, 304, pero el monto acumulado pendiente de pago fue mayor: 688 millones. Por otro lado, se reduce el número de personas jurídicas: 3.557 empresas equivalentes a 13.426 millones -en comparación con las 3.626 de la lista de 2020- y su deuda (13.557 millones).

Según fuentes de la Agencia Tributaria, hay 2.608 deudores que estaban en esa primera lista de 2015 y que ya no aparecen en esta última publicación. Es decir, más de la mitad han salido de la lista negra de Hacienda. Más de 2.500 de los morosos que se incluyeron en 2015 habían pagado 1.042 millones de euros a las autoridades fiscales hasta el 20 de junio de 2021.

En esta lista han desfilado personajes famosos, desde actores hasta futbolistas. La lista predeterminada de personas que debían más dinero al Tesoro en 2019 la encabezó el delantero brasileño del Paris Saint-Germain, Neymar, con 34,6 millones de euros. Le siguió un antiguo conocido de la Agencia Tributaria, el empresario Agapito García Sánchez, con una deuda de casi 16 millones. El tercer lugar lo ocupó, con 15,7 millones, Teresa Maldonado, que junto a su marido Jesús Ruiz pilotaban la inmobiliaria Aifos, la cuarta empresa que más adeudaba a Hacienda en 2019, con 99 millones de euros.

Reducción del umbral

La nueva ley antifraude, recién aprobada en el Senado y que ahora tendrá que volver al Congreso para completar la investigación, prevé que el umbral para aparecer en la lista se reducirá de un millón de euros a 600.000 euros e incluirá el nombre de los coadministradores de sociedades morosas. El plan de recuperación que el gobierno envió a Bruselas para desbloquear los fondos europeos incorpora esta nueva regla como una de las reformas clave con las que España está comprometida. Según la hoja de ruta contenida en el documento enviado a la Comisión Europea, la reducción del umbral entraría en vigor a partir de 2022.

Sin embargo, se está llevando a cabo un recurso judicial que podría poner en tela de juicio la publicación de la lista. El Tribunal Supremo ha admitido atender un recurso de casación interpuesto por la emprendedora Cristina Cort Lagos, quien en 2018, junto a su hermano, era la persona física con mayor deuda con Hacienda de 27,84 millones de euros, por un delito fiscal. Cort Lagos dijo que la aparición de su nombre en la lista representa un atentado al derecho al honor y la privacidad, además de denunciar la violación a la protección de sus datos.

La empresaria también denunció que la Ley General Tributaria establece que la lista toma en cuenta únicamente «impuestos estatales», mientras que en su caso se trataba de una deuda derivada de un delito fiscal.