julio 13, 2024

Transición ecológica investiga el vaciado de embalses del Tajo y Galicia, así como el de Ricobayo | Economía

Transición ecológica investiga el vaciado de embalses del Tajo y Galicia, así como el de Ricobayo |  Economía
Una parte completamente seca de la cuenca de Ricobayo (Zamora) la semana pasada.Javier Alvarez

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, anunció este jueves que además de la investigación abierta sobre el vaciado del embalse de Ricobayo por parte de Iberdrola, también se están estudiando otros casos. “En las últimas semanas se han presentado problemas en varios campos en diferentes demarcaciones tras el inicio de regímenes de producción de electricidad superiores a los habituales en este momento y que probablemente se deban a la situación del mercado eléctrico”, dijo Morán tras la conferencia. en Zamora con los alcaldes de los municipios costeros de Ricobayo. «Hay varios distritos de cuencas hidrográficas donde, a nuestro juicio, ha habido niveles de explotación superiores a los recomendados», agregó.

Más información

Morán mencionó específicamente las confederaciones hidrográficas de Miño-Sil (para algunas cuencas de Galicia) y el Tajo, así como el Duero (a la que pertenece el Ricobayo), como las que en los últimos días han abierto fichas informativas para analizar algunos vertidos. Estos trámites, explicó, son comunes y en algunos casos «no fueron para la explotación hidroeléctrica, sino para otros usos». “Todos los años, en estas fechas, a menudo se dan situaciones de respuestas inadecuadas a la presión de la escasez. [de agua]Agregó en una comparecencia previa a la transmisión de los medios en Internet.

El secretario de Estado evitó prejuzgar cuál podría ser el resultado de los expedientes de información abiertos y si podrían dar lugar a expedientes sancionadores. Para ello, explicó, debe existir una violación de las condiciones de concesión por parte de las empresas que explotan los campos. Sin embargo, criticó una actuación que «fue más allá de lo recomendado por el sentido común a la hora de gestionar un recurso público tan sensible como el agua». En la misma línea, aseguró que las concesiones deben adaptarse a la nueva realidad que conlleva el cambio climático y convocó a una reunión de los municipios interesados ​​y las empresas hidroeléctricas para tratar de buscar soluciones consensuadas en el corto plazo.

La semana pasada, en el contexto de un mercado eléctrico mayorista que alcanzó cinco máximos históricos consecutivos -este viernes se volverá a batir el récord- la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, llamó al vaciado de embalses como el de Ricobayo y Valdecañas (un marisma del río Tajo que discurre por la provincia de Cáceres), ambas gestionadas por Iberdrola, y han anunciado una investigación. La eléctrica defendió su actuación, recordando que en ocho ocasiones en los últimos 25 años el nivel del agua ha estado más bajo que en la actualidad y asegurándose que el suministro nunca se ha visto comprometido.

Los resultados se conocerán «en los próximos días»

Morán explicó este jueves que los expedientes de información son abiertos «de oficio» por las distintas confederaciones hidrográficas cuando, como parte del monitoreo de las cuencas, detectan acciones sospechosas. Refiriéndose específicamente al caso Ricobayo, el secretario de Estado agregó que es «un trámite rápido», por lo que la resolución estará lista «en los próximos días». En caso de infracción, precisó, «veremos cuál sería el daño» para valorar el importe de la sanción.

En la raíz de la controversia está el funcionamiento del mercado eléctrico mayorista. El sistema marginal asegura que el precio se determina mediante una subasta que iguala la demanda esperada para el día siguiente con la oferta realizada por las empresas manufactureras. Cuando es necesario producir energía con tecnologías costosas, como ha sucedido en los últimos tiempos, el precio de cierre sube y esa cifra es la que determina la remuneración a todos los productores. Esto beneficia a quienes actualmente producen luz a través de tecnologías más baratas, como la hidroelectricidad o la energía nuclear. De ahí la sospecha de que hay empresas que aprovechan los altos precios para producir más electricidad a bajo costo y obtener el llamado beneficios caídos del cielo.

Varios expertos consultados por EL PAÍS la semana pasada manifestaron su convicción de que estas prácticas podrían darse en el sector hidroeléctrico. Pero agregaron que esto no implica una violación de las condiciones bajo las cuales se otorgó la concesión de un muelle. Además, los vertidos también pueden responder a otras razones de gestión de las cuencas hidrográficas. La Confederación Hidrográfica del Duero recordó que la planta reversible de Villarino ha estado parada durante tres meses por obras de restauración, «por lo que la producción de la planta se basó en la regulación de caudales de Ricobayo». En unos días el mismo organismo dará a conocer el resultado de su investigación sobre el vaciado del embalse de Zamorano, que en seis semanas ha visto disminuir su caudal en un 70%, según denunció en su momento el ministro Ribera.