julio 19, 2024

una testigo de identidad reservada dio datos reveladores sobre el conductor de la lancha

Este miércoles se dio lugar al tercer día del juicio contra Pablo Torres Lacal por la muerte de Manuel Storani y Ángeles Bruzzone. La jornada contó con varios testigos aportados por las partes involucradas, pero entre ellos destacó la declaración lapidaria de María Cecilia de Lucas, quien estuvo bajo identidad reservada y era amiga íntima de la pareja de Torres Lacal.

«Nosotros no conocíamos esta declaración. Cuando abrimos el sobre y tomamos conocimiento del contenido fue una bomba. Ella había tenido incidentes previos con Lacal. Habló de que lo vio borracho en varias oportunidades«, comentó a Clarín el abogado Carlos Acosta, que representa al dirigente radical Federico Storani, papá de Manuel.

Antes del ingreso a la sala de la testigo de identidad reservada, el Tribunal y las partes solicitaron que el público saliera, incluyendo al imputado, Torres Lacal. De esta forma, Cecilia empezó a declarar.

De Lucas era amiga íntima de Florencia Urra, pareja de Lacal. Las dos se conocían por ser de Trenque Lauquen, provincia de Buenos Aires. Su amistad con Urra la vinculó con Torres Lacal por años.

La testigo ratificó declaraciones suyas a fiscalía años atrás, entre ellas, la que mencionaba que Lacal bebía alcohol en demasía. A partir de ahí, relató una serie de comportamientos del acusado frente al Tribunal.

Contó que lo había visto borracho en varias oportunidades, que una vez en su estado arrojó un balde de agua a sus invitados en una cena. Sumado a eso, confesó que tanto a ella como a Florencia les daba miedo subirse a navegar con Lacal.

La declaración de una testigo de identidad reservada complicó más a Torres Lacal.

La noche del 31 de marzo de 2016, Cecilia estaba con Florencia en Trenque Lauquen, y escuchó cuando Lacal le contaba a su pareja que estuvo en un asado y había tomado, y que luego no lo dejaron entrar al evento al que asistió con Di Rico y Gotti.

De Lucas reveló que en la mañana del 1 de abril recibió un llamado de Florencia que le pedía que la lleve hasta Buenos Aires porque Lacal había tenido un incidente, que enseguida le atribuyó a su hábito de tomar alcohol.

Durante el viaje, la testigo pudo oír conversaciones de Florencia con la hermana de Torres Lacal sobre lo ocurrido en la noche del 31 de marzo. Agregó otro dato que asombró: en una cena, tuvo contacto con una persona que le dijo que durante la estadía de Lacal en el Hospital Italiano tras el accidente, le cambiaron el tubito de sangre para no dejar pruebas de su carga alcohólica en la muestra.

La declaración de una testigo de identidad reservada complicó más a Torres Lacal. La declaración de una testigo de identidad reservada complicó más a Torres Lacal.

«Cuando la defensa vio ese cuadro probatorio, pidió que viniera Florencia a declarar para desmentir a Cecilia. El fiscal, rápido, se mostró de acuerdo», contó Acosta.

Sentada frente al Tribunal, sin tener idea de lo que había declarado previamente su ex amiga Cecilia, Florencia dio su testimonio. Destacó, entre otras cosas, que su pareja era un buen hombre, que manejaba bien.

Sin embargo, dos frases tomaron por sorpresa a los presentes en la sala. En la primera, la mujer dijo que sabía que Lacal tenía un evento esa noche y que pensó que había tomado.

En la segunda, consultada sobre el miedo a navegar con su marido que remarcó Cecilia, dijo que no le gustaba salir en lancha de noche y que específicamente una vez tuvo miedo «porque iba más rápido de lo que me gustaba».

Otra de las declarantes del día fue la hermana de Torres Lacal, quien fue la persona que lo acompañó en las horas posteriores al choque de lanchas en el Delta.

El imputado, Pablo Torres Lacal, junto a su defensa.El imputado, Pablo Torres Lacal, junto a su defensa.

«Ella declaró que él (Torres Lacal) nunca perdió el conocimiento, y él había dicho que estuvo siete días inconsciente y que cuando se despertó se enteró de lo que había pasado. Ella estuvo todo el tiempo con él y aseguró que estaba consciente. Con lo cual, Lacal mintió, él se enteró en el momento«, manifestó el abogado de Storani.

La hermana de Torres Lacal aseveró que en las primeras horas hospitalizado en ningún momento le tomaron una muestra de sangre hasta que lo llevaron al Hospital Italiano -en donde ella trabaja- por horas de la tarde.

Su relato alimentó la versión que dio la testigo protegida sobre que los tubos de sangre de Lacal fueron cambiados en ese centro médico, y que no estaban rotulados: «Concretamente Cecilia dijo que, una vez en el Italiano, la hermana le cambió la muestra de sangre».

«Federico (Storani) estaba muy agradecido porque Cecilia fue la de mayor compromiso, no tenía nada que ver y era amiga de ellos. Para él eso fue conmovedor, porque esta mujer tuvo una actitud altruista. Y él está conforme con cómo vienen la cosas», destacó el abogado.

Federico Storani ingresando al juicio por la muerte de su hijo Manuel.Federico Storani ingresando al juicio por la muerte de su hijo Manuel.

Entre otros testigos de este miércoles estuvo un perito de Prefectura que estableció que la lancha de Torres Lacal era la que debió evitar el choque y un testigo que estaba en la isla y fue a prestar auxilio después del hecho.

En las últimas horas del martes, se realizó la inspección ocular en el río propuesta por la fiscalía a los jueces del Tribunal. Fueron los tres camaristas con el secretario en una embarcación y en otra fueron el abogado acusador, el fiscal y el abogado defensor.

«Vimos el panorama, la visibilidad hacia un lado y hacia otro, e intentamos recrear la velocidad. Fuimos en una lancha de potencia similar a la Shark 2, pero no llegamos a la velocidad que dijo el testigo Di Rico, de 60 kilómetros por hora, lo máximo que llegamos fue a 40 por precaución de la Prefectura. Además, si bien se intentó mostrar una luz y la otra hacia adelante, se hizo con pequeños movimientos y no con el de costa a costa que había hecho Torres Lacal para producir el accidente», detalló Acosta.

La audiencia continuará el día jueves. Declararán una maestra de Manuel Storani y otro testigo que no fue mencionado por la querella privada. Por su parte, la defensa presentará tres testimonios más y la Fiscalía dos. Habrá una declaración vía Zoom de un marino que hizo el peritaje en el río en donde se produjo el choque.