noviembre 29, 2021

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Van Gogh, aún más ‘mainstream’ | Cultura

Van Gogh, aún más 'mainstream' |  Cultura

Casi todo se sabe sobre Vincent van Gogh, en su vida vendió un solo cuadro. El paso del tiempo ha ajustado las cuentas y algunas de sus piezas han alcanzado cifras millonarias en subastas. Sus obras se encuentran en museos de todo el mundo. En Amsterdam hay un museo con su nombre que recibe más de dos millones de visitantes cada año. Fue hospitalizado en varios centros psiquiátricos. Le cortó una oreja y se la dio a una mujer, acompañada de la frase: «Te acordarás de mí». Cuadro Girasoles lirios, La habitación. Antes de la pandemia, llegó al cine con películas como Amando a Vincenzo, en 2018 y biopic Van Gogh, a las puertas de la eternidad. Sucesores de los famosos El loco pelirrojo, con Kirk Douglas. Se suicidó disparándose a sí mismo y la pistola que usó fue subastada. Su vida y obra han sido radiografiadas al milímetro. Por eso, al pasar frente a las cortinas negras del espacio de Ibercaja Delicias en Madrid y ver y escuchar sus campos de trigo abrumados por una tormenta en tres pantallas, es inevitable preguntarse: ¿qué más queda por contar de un artista como esta convencional?

Más información

Entonces suena un disparo. Una bandada de pájaros vuela. Oye: “No veo un futuro feliz. Siento que fracasaré ”. Él es el artista, aunque no sea su voz. Comienza el show Conoce a Vincent van Gogh, la única exposición oficial del Museo Van Gogh en Ámsterdam (ya pasó por Barcelona, ​​en 2019). Las facetas desconocidas son narradas por el propio artista. La visita está pensada para realizarse con audioguía y para escuchar parte de la correspondencia (hay testimonios de 800 cartas escritas por él), la mayor parte de la elegida en la exposición es la dirigida a su hermano Theo. Las cartas tienen dos versiones: la de los adultos, que no escatiman en detalles de una vida de arte, pero también de desesperación y desesperación; de adicciones, dudas y problemas de salud mental. Y el de los niños, «menos crudo», informan los organizadores de Proactiv, la empresa que colabora con el museo del artista. Porque esta es una muestra pensada para convertirse en el reclamo de la Navidad. Una cita para poner en la agenda familiar de las vacaciones.

La habitación de 'La casa amarilla' recreada a tamaño completo.
La habitación de ‘La casa amarilla’ recreada a tamaño completo.Alvaro garcia

Theo van Gogh, cuatro años más joven, «era su confidente y su consejero», explica Vincent Willem van Gogh, su bisnieto. Es la otra voz que más se repite al recorrer las distintas salas que albergan la gran carpa elegida para la exposición. “Crecieron juntos, eran inseparables desde los cuatro años, la mujer de Theo decía que su marido le pertenecía más a Vincent que a ella”, recuerda en una de las habitaciones mientras se proyectan las pinturas del artista. No hay obras originales en esta exposición. Es inmersivo. Es decir, caminas por espacios sin paredes, las divisiones están marcadas por grandes pantallas en las que, además de obras de arte, aparecen tus paisajes, las ciudades donde viviste, retratos y otros documentos personales.

Una reproducción de 'Girasoles' que los visitantes pueden tocar con las manos.
Una reproducción de ‘Girasoles’ que los visitantes pueden tocar con las manos.Alvaro garcia

Puedes verlo en las paredes, escucharlo en los auriculares, escuchar las reproducciones tridimensionales de muchas de sus obras. Hay cuadros en caballetes para pasar la mano. Microscopios para observar detalles pictóricos. Lupas. Además, se han reconstruido escenas de sus pinturas. En el centro del espectáculo hay una gran barra con mesas con patatas, como sentarse en la mesa de al lado. Los comedores de patatas. Hay zonas con fardos de paja, como si de repente no estuvieras en Madrid sino en Arles.

La audioguía funciona por sí sola. Identifica los pasos del visitante y cuando cruza el umbral de cada fase de su vida comienza el capítulo. Las voces de los dos hermanos suenan casi como interpretaciones de Hollywood. El tono se modula con tus emociones, combinado con efectos de sonido, herramientas que terminan dando dolor o esperanza a tus conversaciones. «Hablaron de todo», observa Vincent Willem van Gogh. «Aunque la verdadera heroína fue Johanna, la esposa de Theo, quien tras su muerte encontró la correspondencia, la compiló y editó, recuperando así uno de los capítulos más importantes de la historia del arte». . Johanna también se siente en la exposición, en reconocimiento a la persona que «creó» a un artista que vendió un cuadro en vida.

Vincent Willem van Gogh, bisnieto del hermano del pintor y embajador del Museo Van Gogh en Amsterdam.
Vincent Willem van Gogh, bisnieto del hermano del pintor y embajador del Museo Van Gogh en Amsterdam.Alvaro garcia

A los 27 años, cuando Van Gogh abandonó sus aspiraciones evangélicas y se convirtió en artista, encontró su principal apoyo económico y emocional en su hermano Theo. Fue él quien financió su icónica casa amarilla, cuya sala más conocida es la sala que se recrea en esta exposición a tamaño real. El visitante puede sentarse en la cama, cubierto con una manta roja, junto a la silla y la mesa. «Hazte una selfie», advierten los organizadores a modo de denuncia. “Theo era un marchante de arte que lo introdujo en la escena artística parisina de vanguardia, gracias a lo cual pudo conocer, entre otros, a Toulouse Lautrec y Paul Gauguin ”, continúa su bisnieto, que recuerda haber visto de niño, en el salón de la casa de su abuelo, los cuadros del artista colgados en las paredes desde 1960 de la Fundación Vincent van Gogh.

Van Gogh fue admitido en varias instituciones a pedido suyo. Esta parte de su corta vida tiñó de oscuridad el espectáculo. El sonido de las tormentas agrega dramatismo al momento. En las paredes hay imágenes de hospitales psiquiátricos. Su capacidad para crear una paleta de tonos a través de tres colores primarios se ve ensombrecida al final del recorrido. En 1890 Vincent se suicidó en Auvers-sur-Oise, Francia. Su hermano murió seis meses después de una enfermedad. Los dos están enterrados juntos, en un epílogo que han construido desde los cuatro años.

Conoce a Vincent van Gogh. Del 30 de septiembre al 9 de enero en el Ibercaja Delicias Madrid. 14 euros.