enero 24, 2022

Top Citio Noticias

Panorama latinoamericano

Villarejo sugiere que hay datos en sus trabajos que involucran a Rajoy en el ‘Caso Cocina’ | España

Villarejo sugiere que hay datos en sus trabajos que involucran a Rajoy en el 'Caso Cocina' |  España
El comisionado retirado José Manuel Villarejo sale a declarar en la Audiencia Nacional el 2 de julio.
El comisionado retirado José Manuel Villarejo sale a declarar en la Audiencia Nacional el 2 de julio.Eduardo Parra / Europa Press

El comisario retirado José Manuel Villarejo vuelve a señalar al ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy en Caso de cocina. En un memorando presentado este viernes a la Audiencia Nacional, el policía pide al juez Manuel García-Castellón que devuelva los originales de los diarios que intervinieron el pasado mes de octubre en su domicilio con el argumento de que solo con ellos podrá recordar uno de los teléfonos. Números presuntamente utilizados por Rajoy a los que el comisario ha enviado mensajes con información sobre la evolución del espionaje, desde 2013, del ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Villarejo, que no había implicado al expresidente en la trama parapolítica de Kitchen hasta su comparecencia en el Congreso el 27 de mayo, ha asegurado desde entonces que puede demostrar que el expresidente tenía conocimiento del operativo ilegal destinado a recuperar la documentación presuntamente comprometedora para el PP. que ha guardado Bárcenas.

En la carta, a la que tuvo acceso EL PAÍS, Villarejo reitera, al igual que hizo en el Congreso y, posteriormente, en el juzgado, que uno de los teléfonos con los que habría intercambiado mensajes con Rajoy empezaba con 650 y terminaba con 710, y que envió SMS a al menos cuatro números, todos proporcionados por el Ministerio del Interior para sus actividades policiales. El comisario asegura que hubo un segundo número de teléfono que atribuye el uso del expresidente al que también envió información sobre el espionaje de Bárcenas, pero asegura que no podrá recordarlo hasta que no tenga «pleno acceso» al 13. Cuadernos que la policía intervino en su domicilio de Boadilla del Monte (Madrid) el 20 de octubre, cuando aún se encontraba en prisión. «Será difícil para él brindar más información sobre este caso si no recibe ni siquiera una copia de sus diarios personales», agrega la carta.

Estos 13 cuadernos recogen las notas sobre los supuestos contactos que mantuvo Villarejo desde el 26 de junio de 2007 hasta el 5 de mayo de 2016 y, por tanto, incluyen el período durante el cual se puso en marcha la Operación Cocina. Como se destaca en un informe de los agentes de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) a cargo de las investigaciones, se trata de un diario personal destinado a la «lectura privada de quienes los elaboraron» que, a modo de informe, incluye las presuntas actividades, cesiones o comunicaciones con terceros, así como las fechas en las que se produjeron y una «breve descripción de su finalidad». En una de sus resoluciones, el magistrado señaló que sus páginas manuscritas permitieron trazar un «cronograma» de los hechos más relevantes ocurridos durante el espionaje de Bárcenas. Su descubrimiento fue crucial para que el magistrado aceptara la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción de acusar a la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal y a su marido, el empresario Ignacio López del Hierro.

Ahora, el comisario quiere recuperarlos con el argumento de que así como el juez los considera fundamentales para sustentar las acusaciones en contra de algunos imputados, también son indispensables para su defensa. “Al igual que su cerebro, su diario personal no se le puede quitar como una lobotomía para que no pueda recordar y así poder defenderse y, al mismo tiempo, seguir colaborando con la administración de justicia para el esclarecimiento completo de los hechos investigados. «, recoge la carta, en la que también reconoce las anotaciones como» enteramente «suyas.

Mensajes «monosilábicos»

Villarejo involucró por primera vez a Rajoy en el espionaje de Bárcenas en su comparecencia el 27 de mayo ante la comisión parlamentaria que investiga la Caso de cocina. En el Congreso, el policía retirado aseguró que había enviado esos mensajes telefónicos o SMS a petición del propio exlíder del PP, que no se fiaba de los datos que le enviaban sus colaboradores por espionaje en Bárcenas. Hasta entonces, el comisionado no había implicado al expresidente en sus múltiples declaraciones judiciales en el complot urdido por el Ministerio del Interior. En entrevista con EL PAÍS, Villarejo había manifestado que se había ocupado de diferentes posiciones del PP y del Gobierno sobre Cocina, pero nunca con Rajoy: “El único con el que no hablo personalmente, sino a través de intermediarios, es con él. . Señor Rajoy ”, dijo.

En el Congreso, sin embargo, Villarejo insistió en que intercambiaba mensajes telefónicos con el entonces presidente y que generalmente eran breves preguntas y respuestas «monosilábicas». Preguntado por los diputados, agregó que el número de teléfono que presuntamente usa para Rajoy «comienza con 650 y termina con 710». Luego, el policía manifestó que las pruebas de este presunto intercambio se encontraban en su expediente -intervenido por la policía- y que lo probaría en un futuro juicio cuando volviera a tener acceso a ellas. Horas después de estas declaraciones, el juez convocó a Villarejo a declarar nuevamente como imputado desde Caso de cocina.

En este interrogatorio, que tuvo lugar el 2 de julio, el policía insistió en que había enviado mensajes al celular de Rajoy y habló, por primera vez, de dos números distintos: «[El presidente] Yo tenía un interés personal en este problema «, dijo. El policía tampoco brindó pruebas y se limitó a» buscarlos «y proporcionar los números de teléfono a los que envió esos supuestos mensajes. Hasta ahora no.